fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

La Fundación de Vox se llama como una antigua asociación universitaria nazi

Kiko Méndez-Monasterio, uno de los miembros de su patronato, fue condenado por agredir a Pablo Iglesias en 1999 cuando pertenecía a un grupo ultra

Kiko Méndez-Monasterio. Foto: Hazte Oir

Puede ser solo una casualidad, pero de entre todos los nombres que había para escoger para la nueva fundación de Vox, se ha optado por ‘copiar’ el de una antigua y conocida asociación universitaria neonazi: Disenso.

“Alrededor de 25 estudiantés de extrema derecha, de las asociaciones Dispar y Disenso, desplegaron ayer una inmensa bandera de España con el águila del escudo del régimen de Franco a 50 metros de la puerta de entrada del edificio de Filosofía B de la Universidad Complutense”, contaba hace más de 25 años el periodista Antonio Jiménez en ‘El País’.

En el mismo periódico, un año después, Jan Martínez- Ahrens apuntaba, entre otras, a esa asociación como una de las patas de una trama cerrada y clandestina que servía para que la ultraderecha se mantuviera en pie. “Financiación, propaganda y captación, La ultraderecha madrileña sobrevivió en la clandestinidad apoyada en estas tres patas. Un mundo cerrado y radical, cuya sombra han transitado los nombres de Carlos Rodrigo Ruiz de Castro -fallecido en enero-, Fernando Fernández Perdices e Ignacio Alonso García. La policía los, consideró en su día las cabezas ocultas de la organización neonazi Bases Autónomas. Ellos lo desmienten. Los datos, sin embargo, apuntan a una trama con fuertes lazos personales en la que aparecen las tiendas de utillaje paramilitar Soldiers -con armería -, las asociaciones universitarias Disenso y Teoría y Praxis, la entidad Bernal Díaz del Castillo y el periódico El Porvenir”, contaba.

Más allá de que la elección del nombre pueda ser mera coincidencia, lo cierto es que los lazos que unen a la formación con antiguos miembros de sectores ultras son fuertes. En este hilo, el periodista Antonio Maestre los repasa:

Uno de ellos es Kiko Méndez-Monasterio, asesor del partido y miembro de la nueva fundación. Monasterio fue condenado en 1999 por agredir a Pablo Iglesias cuando pertenecía a uno de estos grupúsculos.

El escritor Daniel Bernabé, no obstante, lo tiene claro. “De casta le viene al galgo”, ha afirmado, concluyendo que son “unos putos nazis”.

 

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA