fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

El Megáfono

La “guerra santa” evangélica en América Latina

Estas sectas pregonan el éxito económico individual en relación con el trabajo duro y un estilo de vida religioso, menospreciando y negando la solidaridad colectiva tan propia de la población andina, agraria y colectivista

Iglesia Evangélica guerra santa
José Juan Pacheco Ramos.

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos están librando una particular "guerra santa" sin precedentes en América Latina, impulsando la penetración de innumerables sectas evangélicas que le disputan a la iglesia católica el dominio y control ideológico de la población más explotada y olvidada, es decir, de los pueblos originarios que pueblan sierras y selvas, así como las masas de oprimidos que se hacinan en chozas miserables en las afueras de las grandes ciudades latinoamericanas.

Inicialmente disimulaban su actividad proselitista bajo el manto de investigaciones científicas, arqueológicas o lingüísticas, para luego –favorecidas por la tradicional posición reaccionaria de la Iglesia católica– penetrar en los poblados más pobres y miserables, haciendo gala de su espíritu 'pioneer' anglosajón, difundiendo en sus templos un mensaje ideológico puritano e individualista, frecuentemente acompañado de dádivas materiales como bicicletas, escopetas y ropa para los más aventajados. El crecimiento de estas iglesias ha sido exponencial y se estima que actualmente congregan al 20% de los latinoamericanos.

La mayoría de estas sectas se rigen por la Biblia como instancia suprema, pero su orientación teológica difiere considerablemente entre ellas. Hay grupos de bautistas, movimientos pentecostales, iglesias adventistas, movimientos carismáticos que a su vez comparten denominaciones y ritos haciendo que el universo religioso evangélico sea muy confuso. Les une a todas su radical anticomunismo, su postura absolutamente dogmática y fundamentalista sobre el sexo extramarital, el aborto y la homosexualidad, controlando draconianamente la vida y conducta de sus fieles, quienes entregan el 10% de sus ingresos, posibilitando la construcción de lujosos templos y la compra de potentes vehículos para sus pastores.

Un elemento pernicioso del mensaje evangélico es su individualismo puritano, según el cual cada persona debe dirigir su propia vida y trabajar duramente para progresar en este mundo, salir de la pobreza y entrar en la sociedad de consumo capitalista, escondiendo la intención de ampliar mercados de consumo capaces de absorber y dar salida a la ingente superproducción capitalista de bienes de consumo.

En la más pura tradición protestante, estas sectas pregonan el éxito económico individual en relación con el trabajo duro y un estilo de vida religioso, menospreciando y negando la solidaridad colectiva tan propia de la población andina, agraria y colectivista. Este mensaje profundamente reaccionario dificulta el desarrollo del trabajo de masas solidario y colectivo inherente a la lucha por el socialismo.

En las últimas décadas se observa un cambio cualitativo en su accionar, ya que han comenzado a irrumpir en la vida política para sustentar golpes de Estado de nuevo tipo. En efecto, los sangrientos golpes de Estado de Pinochet o Videla pretendían defender la "civilización occidental" cristiana y católica contra el comunismo. Frente a eso, los golpistas bolivianos de Camacho y Añáez proclaman la eliminación de la tradicional pachamama para imponer la biblia, pero sin aclarar que no se trata ya de la biblia católica, sino de la evangélica y que el enemigo ya no es sólo el comunismo sino también la tradición y cultura andina. Para los nuevos golpistas, la cultura popular de los pueblos originarios es un horrible paganismo que el evangelismo debe exterminar.

La decisión de los movimientos evangélicos de constituirse en actores políticos en los países latinoamericanos es parte de una ofensiva política a nivel continental, que responde al considerable crecimiento que han experimentado desde la década de los años noventa. Ya en 1980, diversos informes de seguridad estadounidense habían alertado del peligro de la Teología de la Liberación, calificando a los evangélicos en cambio como "aliados de Estados Unidos". En consecuencia, se recomendaba la ayuda a las congregaciones protestantes en su disputa por el poder, reemplazando a la iglesia católica en el seno de las élites gobernantes tradicionales.

La masiva participación evangélica en la política chilena detrás del conservador Piñera, su apoyo total al nefasto gobierno de Bolsonaro en Brasil, su golpe militar en Bolivia contra Evo Morales y la llegada de una variopinta Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal al congreso peruano, hace imprescindible y urgente que las fuerzas de izquierda que luchan por la construcción del socialismo hagan frente a esta realidad, en lugar de subestimarla como hasta ahora, y abran o fortalezcan su relación con partidos y movimientos izquierdistas y progresistas de otros países del mundo, para desarrollar un trabajo conjunto efectivo también en este aspecto, en este lado de la trinchera.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA