fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

La ignominia de los sinvergüenzas

La ignominia de los sinvergüenzas

“Todos debemos auxiliar a nuestro prójimo, porque las buenas acciones raras veces quedan sin recompensa, y aún en el caso de no obtenerla, al menos su práctica no puede causar la muerte, ni perjuicio, ni ignomia.”

Ludovico Ariosto

Dejando expuesto el fracaso de los mecanismos de control del programa de vacunación contra el COVID, luego del comportamiento ignominioso de grupos antipatrióticos, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha propuesto“extremar el seguimiento, análisis y control de la aplicación de la Estrategia, evitando cualquier desviación, detectando, en su caso, el uso indebido de las vacunas y aplicando las medidas preventivas y correctivas que resulten necesarias para garantizar que los procesos de vacunación se llevan a cabo de acuerdo con lo acordado en dicha Estrategia”. Llega tarde, no indica las medidas en concreto que se adoptarán y deja en evidencia la negligente gestión que se ha hecho en la aplicación de esta vacuna.

Debemos recordarle a los sinvergüenzas que se vacunaron indebidamente, que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento o, en latín, “Ignorantia juris non excusat”. Este principio jurídico parece no tener aplicación en este caos ético y normativo en el que han convertido a España los siniestros personajes que corrompen el orden democrático. Este concepto de la falta de vergüenza se aplica a las personas que cometen actos ilegales en provecho propio, o que incurren en inmoralidades. También abarca a la desfachatez, que abunda en nuestras élites.

Debemos “avergonzar” públicamente a estos colectivos, cuando les comunicamos que sus conductas descubren lo miserable de sus actos. No tienen vergüenza porque han actuado sin considerar el mal causado. Este sentido es en el que comúnmente se entiende ignominia.

El término ignominia, que etimológicamente remite a la “pérdida del nombre”, da a entender el efecto de una acción deshonrosa o injusta, términos estos de los que es sinónimo.La RAE, en la XXI edición de su diccionario, la define como una afrenta pública, en el sentido en que constituye una ofensa personal que queda a la vista de una comunidad que la condena unánimemente. A pesar de todos los esfuerzos que el aparato mediático de los poderes del statu quo han puesto de manifiesto para minimizar las consecuencias de tales conductas.

Por ello, la acciónignominiosaestá relacionada con la desvergüenza y el deshonor de un individuo a quien las consideraciones morales le son indiferentes y que es consecuentemente objeto del descrédito general. Esto es así, porque se suele emplear este término para denunciar una situación de injusticia, generalmente, cuando se trata de la obra de un individuo que representa cierta autoridad sobre una comunidad. La ignominia supone la violación de valores culturales y sociales. Es decir, ha quebrado la confianza.

Según medios digitales, al menos 700 políticos y altos cargos se han saltado su turno para vacunarse, aunque sólo nueve de ellos han dimitido. Inaceptable. Este episodio es la metáfora perfecta de la corrupción democrática e institucional de nuestro sistema. España es el reino de la impunidad.

Desde la oscuridad de los pactos que desembocaron luego en la Transición, hasta la inaudita defensa que la Fiscalía General viene haciendo en relación a las sospechas de corrupción de la monarquía española, todo se enturbia cada vez más y confiere a nuestro sistema un tinte de escándalo y contubernio, basado en privilegios indebidos.

Parecen no comprender que la desvergüenza ocupa el lugar de la honestidad y que los valores indispensables de decencia y responsabilidad, son imprescindibles para consolidar al Estado.

Recuerda esos comportamientos cuando votes. Será tu momento.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes