fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

La inmunidad de grupo y la de rebaño

“Me pregunto en qué clase de sociedad vivimos, qué democracia tenemos donde los corruptos viven en la impunidad, y al hambre de los pueblos se la considera subversiva.”

Ernesto Sábato

 

Nuestro sistema político es especialmente vulnerable a las distorsiones. Pese a ello, este analista, cree que es el mejor de los peores posibles. Entre otras cosas porque permite que podamos actuar sobre él para perfeccionarlo al actuar sobre las desviaciones con nuestro voto y nuestro activismo social. Porque en estos tiempos complejos en los que el eufemismo prevalece y la sorpresa se hace presente, las personas de este triste país siguen siendo víctimas del abuso del poder. Por ello, la llamada “Pandemia”, nos enteró de un concepto polisémico que nos sobresalta: la inmunidad.

Por definición, este término designa a un estado de resistencia natural o adquirida que poseen algunos organismos frente a una determinada enfermedad o al ataque de un agente infeccioso o tóxico. Esta es la acepción de los epidemiólogos. Ahora bien, veamos sus significados más cercanos. Porque los tiene.

Es el caso de la inmunidad de rebaño, o inmunidad colectiva o de grupo. Se da cuando un número suficiente de individuos están protegidos frente a una determinada infección. De ese modo, actúan como cortafuegos impidiendo que el agente alcance a los que no están protegidos. Este tipo de protección se busca a través de la vacuna. En el caso del coronavirus, al no disponer de ella, una estrategia de este tipo espera que con el tiempo llegue a haber tantos individuos que ya hayan superado la infección que, el virus, no encuentre fácilmente personas susceptibles a las que infectar. En ese punto se cortaría la transmisión.

 

Esta es la línea de Johnson en Gran Bretaña, Trump en USA y, me pregunto, si no es la que se está adoptando en la Comunidad de Madrid. La “inmunidad de rebaño” supone un proceso que implica un alto coste en vidas hasta alcanzar esas características, porque de hecho se deriva de una dejación de la atención sanitaria cercana. En el caso del Reino Unido, alcanzar la inmunidad de rebaño supondría que se infectaran 47 millones de personas en el país. Esto implica un problema, si todo el mundo enferma a la vez, el sistema hospitalario tiene que estar muy bien diseñado para poder absorber a todos esos enfermos. Algunos estudios afirman que, si se dejara que alcanzase la inmunidad de rebaño de forma natural, unos 8 millones de casos serían graves y la mortalidad sería de alrededor de un millón de personas. Incluso si se excluye a los mayores, por medidas especiales de protección, el número de muertes ascendería a casi 250.000. En Madrid, en especial, según las denuncias, se ha desatendido a los mayores en las UCI y en las residencias. Confío en que se comprenda el alcance de este escenario.

 

Además, otro significado de “inmunidad” quedó en evidencia esta semana en la ceremonia de entrega de premios del periódico digital de Pedro J. Ramírez. Una demostración de que “el privilegio por el cual ciertas personas quedan libres de determinados cargos, obligaciones, oficios o penas”, también es inmunidad. Se creen eximidos del cumplimiento de las normas. Jueces incluidos. Todo el conjunto de asistentes, luego de semejante demostración de desvergüenza, salió en tropel a disculpar su comportamiento. Lo que acabó de reforzar su transgresión.

 

Absurda manera de entender el ejercicio del poder. En realidad, fue una exhibición de la impunidad de desnaturalizar al sistema democrático. La ciudadanía debe ser consciente de que la desatención sanitaria y los comportamientos de privilegio son, a la vez, una perversión de la democracia y la corrupción del sistema.

 

Recuérdalo. Movilízate y vota en consecuencia.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes