fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

La ofensiva política, mediática y judicial contra Podemos

El régimen siempre ha considerado al partido liderado por Pablo Iglesias una amenaza para el consenso del 78, el consenso del bipartidismo monárquico y juancarlista

Pablo Iglesias Podemos PSOE PP Ciudadanos Medios Manipulación 2016 Donald Trump Campaña
Pablo Iglesias levanta el puño durante un acto de Podemos en Madrid

Una ofensiva política, mediática y judicial como la que Podemos viene sufriendo desde su fundación en 2014 –y que se ha recrudecido tras el acceso del partido al Gobierno central– no es nueva en el régimen del 78, pero sí lo es que afecte precisamente a una fuerza política con presencia en el Ejecutivo. Fue una obsesión –política, mediática y judicial– que Podemos no accediera al Gobierno central y es una obsesión –política, mediática y judicial– desalojarlo de él, porque su presencia en el Ejecutivo constituye una anomalía en régimen del 78. Decir que la ofensiva contra Podemos no tiene precedentes en ninguna otra fuerza política no tiene ningún sentido –los tiene, aunque no los tiene en ninguna fuerza política de ámbito estatal con representación en el Congreso–, pero decir que, como tiene precedentes, no tiene importancia tampoco tiene ningún sentido.

Podemos es fruto de la crisis de 2008 y más concretamente de sus consecuencias económicas, políticas y sociales, que evidenciaron la auténtica naturaleza del régimen producto de la Transición y del turnismo bipartidista impulsado por la Constitución de 1978 y la ley electoral. El régimen del 78 no tenía previsto que una fuerza política como Podemos lograra la representación en el Congreso que ha llegado a lograr –ni siquiera la que aún mantiene–, y tenía aún menos previsto que una fuerza política como Podemos accediera a una vicepresidencia y varios ministerios del Gobierno central. De ahí la presión sobre Podemos –y muy especialmente sobre su secretario general, Pablo Iglesias– para que se abstuviera ante aquel pacto de gobierno de PSOE y Ciudadanos tras las generales de diciembre de 2015. O de ahí la repetición de las generales de abril de 2019.

La ofensiva política contra Podemos es compartida por los tres partidos del trío de Colón: Ciudadanos, PP y Vox. Ayer, unidos precisamente en la madrileña plaza de Colón. Hoy –aunque siguen unidos mediante pactos de gobierno o de legislatura en diversas comunidades autónomas y ayuntamientos–, a nivel estatal han diversificado sus tácticas pero comparten un mismo objetivo: alejar o desalojar a Podemos del Gobierno central. Precisamente el mismo objetivo que comparten los principales medios de comunicación del régimen del 78, desde los más supuestamente progresistas hasta los más abiertamente ultraderechistas, que curiosamente en no pocas ocasiones comparten dueño. Esta ofensiva mediática contra Podemos se traduce en portadas y portadas de periódicos y horas y horas de radio y televisión trufadas de bulos y ‘fake news’, y se ha recrudecido desde el acceso del partido al Gobierno central.

“Contra Podemos, todo tiene trámite”

La ofensiva judicial contra Podemos está estrechamente relacionada con las dos anteriores y vinculada al ‘lawfare’ o guerra judicial, que remite al uso y abuso de procedimientos judiciales de aparente legalidad con el objetivo de desprestigiar y provocar el rechazo popular y finalmente la caída de un rival político. Podemos es sin duda la fuerza política más investigada judicialmente en estos seis últimos años –sus seis años de vida–, y es que fuentes del partido han denunciado que “contra Podemos, todo tiene trámite”, algo que enmarcan en la investigación prospectiva –que consiste en investigar a una persona o a una organización no por un supuesto hecho delictivo concreto sino en general, ‘a ver qué pescamos’, como cuando el franquismo perseguía la ‘peligrosidad social’, para prevenir hechos delictivos contra el orden establecido–, vinculada al denominado Derecho Penal de autor –frente al Derecho Penal de hecho o de acto– y terminantemente prohibida por la legalidad vigente.

Vox protagonizará en otoño una moción de censura contra el Gobierno de coalición –“muchos diputados, de aquí al otoño, serán interpelados en las calles para apoyar esta moción”, ha bramado su presidente, Santiago Abascal–, y el partido ultraderechista se ha personado en la causa abierta por un juez contra Podemos, que fuentes del partido han enmarcado en esa investigación prospectiva. Mientras tanto, la prensa que ha pasado de puntillas por los escándalos de Juan Carlos I y sigue pasando de puntillas por la huida de España del anterior jefe del Estado se vuelca en la ofensiva contra Podemos en general y contra Iglesias en particular.

Es cierto que las ‘cloacas del Estado’ ya existían antes de la fundación de Podemos en 2014; tanto, que no han dejado de existir durante todo el régimen del 78. Tan cierto como que siguen existiendo –así lo acreditó recientemente la comisión de investigación del Congreso sobre las mismas– y que actualmente una de sus principales obsesiones es desalojar a Podemos del Gobierno central, pues el régimen siempre ha considerado al partido liderado por Pablo Iglesias una amenaza para el consenso del 78, el consenso del bipartidismo monárquico y juancarlista.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

6 Comentarios

6 Comments

  1. JESUS GAGO FERNANDEZ

    13 de agosto de 2020 01:18 at 01:18

    Me siento orgulloso de toda la gente de PODEMOS. Me emociona su honestidad, su inteligencia sus profundo compromiso con la justicia social, son incorruptibles por eso los/nos atacan. Pablo en un «En la Frontera» le dice a Monedero » si cumplimos nuestros compromisos ya sabemos que no van a atacar por tierra, mar y aire. Lo realmente doloroso es que PODEMOS estuviera jaleado por los medios de la oligarquía franquista que bajo un ropaje distinto sigue saqueando este país.
    Quiero expresar mi agradecimiento emocionado, la política decente las genera como pocas cosas en la vida, a TODAS y TODOS los que estáis representandonos, porque Pablo es muy grande, pero acabo de descubrir a Sibina y me parece maravillosa, una compañera de Cudillero estuvo en una Frontera y de tenerla cerca la hubiese abrazado a pesar del virus, Rosell,sabia y comprometida, Mayoral que tan bien le caracterizó Illa,vehemente/decente, Vera, Echenique,,,,,,,,.SI SE PUEDE COMPAÑERAS

  2. Josu Monreal

    13 de agosto de 2020 02:15 at 02:15

    Claro que las Cloacas del Estado existían antes de la fundación de Podemos…y sabemos que para ellos Podemos es una amenaza POR QUE NO SE VENDE.

    De hecho no fueron las Cloacas las que implementaron el atentando terrorista islámico de Barcelona con confidentes propios?? O no fue un montaje la pelea en un bar de los chicos de ALSASUA, tan promovidas por El Mundo, para derrumbar al gobierno de progreso que había en Navarra, y donde no estaban ni PP ni PSOE??

    El PSOE cerrando filas con los Borbones es casual??

    Por cierto que todo indica que tal y como están las cosas el TRIFACHITO al completo votarán si a la moción de censura contra Pedro Sánchez para meterle presión e intentar dejar fuera a Podemos del gobierno o bien muy tocado…

    Podemos tiene que ir con todo, y con la verdad por delante, para dejar a los fachas como montajistas y golpistas.

  3. Eduardo Martín Moreno

    13 de agosto de 2020 09:01 at 09:01

    Me siento orgulloso de votar a Podemos, un partido que lleva 8 meses en el gobierno y como se nota, los viejos partidos y los poderes mediáticos y el poder judicial no van a perdonar que gente honrada les quite el negocio que tienen montado con sus bolsillos llenos de dinero sucio.
    Que mejor manera que no se note la gran labor de podemos en el gobierno es montar escándalos tras otro y que no se hable de nada más.
    Si se puede y la verdad por delante.
    Todo a cambiado y nada será igual.

  4. ALFONSO CAYUELA MARTINEZ

    13 de agosto de 2020 09:32 at 09:32

    Judicatura franquista. Cloaca Policial. Ultra derecha y ultra-ultraderecha. El núcleo oligárquico del empresariado. Militares nostálgicos de la dictadura. El bipartidismo irreductible. Cayetanos. Explotadores de la inmigración. La Iglesia aún preconciliar. Y más y más carcundia nacional… Su enemigo: Unidas Podemos. Intentar cambiar las cosas en España no sale gratis. Lo saben aquellas gentes que optaron después del 78 por la izquierda irreductible e insobornable. Ya lo dijo el inolvidable Julio Anguita: «Os van a dar por Tierra, Mar y Aire». Que le estén dando a Iglesias, a podemos e Izquierda Unida es muy normal. Lo contrario sería inaudito. Se está haciendo bien, entonces.

  5. Angelyo Fue

    13 de agosto de 2020 11:01 at 11:01

    Ser honrado en España es ser revolucionario.Por eso se han puesto de acuerdo todos los poderes fácticos contra Podemos.

  6. Roberto Gorostiaga García

    13 de agosto de 2020 21:11 at 21:11

    Está claro que cuando hacen tanto ruido en contra de alguien o de alguna formación, es porque la temen. Es increíble la impunidad que hay, mentiras constantes que siguen permitiéndose al servicio de los mismos de siempre que por una vez no tienen todo el poder que les gustaría…
    Apuntamos a otro lado para que no se vea la basura que esconde la monarquía y todo su sistema de cloacas corrupto que trata de defenderla.
    Son tiempos difíciles y lo que nos queda aún por ver en este año en el que parece que cualquier mentira vale para conseguir el poder…

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes