fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

La Opinión de Murcia: de los números rojos a ser rescatada por la ultraderecha

¿Existe un acuerdo económico entre el diario La Opinión y el partido ultraderechista Vox en la Región de Murcia, como ya existe con la UCAM?

La Opinión Murcia manipulación mediática Vox PP rescate ultraderecha

Que la prensa escrita de nuestro país no atraviesa su mejor momento económico no es un secreto para nadie. Las maniobras y peligrosos equilibrismos que deben hacer para sobrevivir sí que lo son y se guardan bajo un tupido velo. Si los lectores supieran quien paga la información que leen, pondrían en cuarentena muchas de sus supuestas noticias. ¿Sabía usted que este titular está financiado por la ultraderecha?

El caso de La Opinión, el segundo diario de la Región de Murcia, puede ser tomado como paradigmático. Es propiedad de Editorial Prensa Ibérica, grupo de comunicación que adquirió en 2019 el Grupo Zeta después de una generosa quita de su deuda con los bancos. Si ya parecía difícil digerir esta adquisición (Zeta registraba pérdidas anuales de 8,4 millones), la caída de ingresos en publicidad por la pandemia ha sido la puntilla: el año pasado el grupo editorial impuso un ERE salvaje, con decenas de despidos en otras cabeceras como el diario Información de Alicante y el valenciano Levante.

En Murcia este proceso se inició antes. En 2013 ya hubo un primer ERE que supuso el despido del 30% de la plantilla: 15 trabajadores. En 2019, se sumaron otros 9 despidos. La lucha por la supervivencia hace que cualquier ingreso por publicidad sea esencial. Lo que en otras épocas hubiera sido impensable, por contrario a la más mínima ética periodística, ahora se acepta como una tabla de salvación. Cualquier dinero es bueno y no se le hace ascos a nadie

El diario La Opinión fue durante años el estandarte de un periodismo crítico, sin someterse a las presiones del poder en los años del PP de Ramón Luis Valcárcel. Hoy los euros de la ultraderecha parecen haberle dado la vuelta a la tortilla. Los medios de comunicación no están obligados a revelar los ingresos que les proporcionan sus distintos anunciantes. Sin embargo, el protagonismo en las páginas de La Opinión de algunos actores clave del espectro más conservador de la sociedad murciana es muy clara.

José Luis Mendoza, el controvertido presidente de la UCAM, tiene incluso un canal propio en la edición digital del diario. Desde esta sección se informa semanalmente de los logros de la institución universitaria, pero también de las gestas de su presidente, como la concesión de una condecoración por parte del Papa que fue noticia destacada dos días distintos. Ni una palabra en cambio sobre las polémicas declaraciones antivacunas de Mendoza, que atesora una larga hemeroteca llena de andanadas conspiranoicas, homófobas y machistas.

El 13 de noviembre Mendoza pronunciaba el discurso de apertura del curso académico, asegurando que la “vitamina C en grandes dosis fulmina el coronavirus” y cargando contra las vacunas y sus “consecuencias espantosas”. Sus disparatadas palabras tuvieron eco en todos los medios de la Región de Murcia y en toda España. La Opinión, en cambio, omitía cualquier referencia y destacaba solo los mensajes positivos del jerarca de la UCAM: “El pasado curso invertimos 17,8 millones de euros en investigación”.

Ni una línea tampoco sobre las polémicas declaraciones de Mendoza durante la celebración de San Antonio de Padua el 13 de junio. En ellas cargaba contra Soros y Bill Gates, a los que llamó “esclavos de Satanás”, y llamaba al boicot contra las vacunas. “Quieren controlarnos con un chisss” se convirtió en ‘trending topic’ nacional y acaparó titulares. Silencio absoluto en cambio en la redacción de La Opinión. ¿Cómo se explica esto? ¿Hay órdenes para proteger a Mendoza y la UCAM? ¿Se aplica en el diario La Opinión una política de autocensura?

Otro protagonista recurrente en las páginas de La Opinión de un tiempo a esta parte es Vox. Y no solo por la actualidad de una formación que en la Región de Murcia vive sumida en continuos conflictos y escisiones, siendo el más sonado de ellos la expulsión de 3 de los 4 diputados de su grupo parlamentario regional. De esto La Opinión dice más bien poco. Sin embargo, el Vox oficial de Antelo siempre tiene puesta la alfombra roja. En agosto el diario informaba del nacimiento de la segunda hija del dirigente ultraderechista con una tierna fotografía. En septiembre se volcaba con su candidatura a dirigir Vox en la Región y la presentación de su equipo. Su principal contrincante, Alfonso Galdón, se retiraba denunciando graves irregularidades en el proceso, denuncias que fueron recogidas por otros medios regionales. La Opinión, en cambio, titulaba: “Antelo es el candidato de Vox con más apoyo de todas las comunidades”.

También han dado que hablar noticias surrealistas, que parecen generadas intencionalmente por la formación política y que no pasarían ningún filtro de calidad periodístico. Sin embargo, el diario La Opinión siempre parece dispuesto a comprarlas. El 23 de octubre pasado el periódico de Prensa Ibérica se hacía eco de un supuesto “aluvión de nuevos afiliados” en Vox tras la moción de censura, que obligaba a la formación a abrir su sede el fin de semana. Todo un acto de fe, porque en la foto publicada en Twitter por la formación apenas se veían 5 personas, trabajadores del partido incluido, lo que generó un efecto boomerang y el cachondeo generalizado en redes. También en La Opinión aparecía el 31 de enero un curioso artículo de Antelo celebrando el 755 aniversario de la reconquista de Murcia y pidiendo que el 2 de febrero fuera declarado festivo oficial de la Región.

Pero lo más grave es el blanqueamiento de conductas claramente violentas y que atentan contra los derechos humanos por parte de los simpatizantes de la formación de ultraderecha. El 16 de marzo La Opinión cubría la caravana de Vox en Murcia contra la moción de censura, encabezada por Ortega Smith y Antelo. En esa caravana los seguidores de Vox increparon gravemente a un joven homosexual, denuncia que se atrevió a cubrir una joven periodista de La Opinión. Por la tarde, el periódico daba en cambio un giro de 180 grados, dando toda la credibilidad a los miembros de Vox que acusaban al joven homosexual de provocador y de “perseguir a los manifestantes, haciendo peinetas, insultando y gritando obscenidades”. Lo probaría un supuesto video, que sin embargo nada tiene que ver con las imágenes que acompañan esta nueva versión en la edición digital del diario. En ellas aparece otro joven que hace una peineta desde la acera, pero en nada se aparece al chico gay insultado.

A la vista de esta sucesión de noticias tendenciosas, de la participación del diario en campañas de autobombo del partido y de la nula crítica hacia la formación de ultraderecha, hasta llegar a la autocensura de cualquier noticia negativa, cabe preguntarse honestamente qué interés hay detrás de ello. ¿Existe un acuerdo económico entre el diario La Opinión y el partido ultraderechista Vox en la Región de Murcia, como ya existe con la UCAM? No vendría mal una aclaración urgente. La normativa sanitaria obliga a recoger en el etiquetado los componentes nutricionales e ingredientes de los productos que consumimos. Del mismo modo, para evitar intoxicaciones, la prensa debería informar de quién paga y cómo se cocina la información con la que alimentan a la opinión pública.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes