fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

La peor semana del PP. La Operación Kitchen resumida en 8 puntos

La caja B, los sobresueldos y el espionaje ilegal vuelven a cercar al PP. El levantamiento del secreto de la operación Kitchen sitúa al partido de Pablo Casado contra las cuerdas

Rajoy Asuntos internos
Mariano Rajoy, flanqueado por Jorge Fernández Díaz y María Dolores de Cospedal

Los escándalos de corrupción del PP han regresado esta semana al primer plano de la actualidad con el levantamiento del secreto de buena parte de la investigación de la operación Kitchen, el plan que urdió el Gobierno de Rajoy para intentar impedir la investigación judicial de la caja B del partido y de los sobresueldos que, entre otros, cobró el propio “M. Rajoy”. Estas son las claves de un escándalo que apenas ha comenzado a destaparse y que ya amenaza incluso a Pablo Casado:

1.- Lo “más importante”: impedir que se investigue al PP.
En 2013, el PP tenía una sola preocupación: dinamitar la investigación judicial en torno a su caja B, nutrida presuntamente por el dinero negro de empresarios que, a cambio, recibían adjudicaciones de obras públicas, y a los sobresueldos que durante décadas cobraron los dirigentes de Génova. Impedir que la causa avanzara en los tribunales “es el asunto más importante que tenemos entre manos”, le dijo el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a su número dos, el secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, de acuerdo con una anotación hallada en el teléfono móvil de este último

2.- Un plan: captar al chófer de Rosalía.
El escándalo de la caja B y los sobres en negro tenía en su epicentro a Luis Bárcenas, y el PP no podía arriesgarse a que su extesorero tirase de la manta. Por eso ideó un plan: captar a Sergio Ríos, el chófer de la mujer de Bárcenas, para que les indicase qué lugares frecuentaba el matrimonio y dónde podría tener almacenada documentación delicada para el partido. Es lo que el comisario Villarejo bautizó como operación Kitchen, que se investiga en dos juzgados de la Audiencia Nacional.

3.- Fondos reservados: más de 50.000 euros.
El Ministerio del Interior desvió fondos para intentar proteger al PP. A Ríos le pagó 2.000 euros al mes –provenientes de los fondos reservados– por su colaboración, y también se le facilitó el acceso al Cuerpo Nacional de Policía. De acuerdo con la documentación del caso, más de 53.000 euros de fondos reservados fueron a parar a la operación Kitchen.

4.- Sáenz de Santamaría: el papel del CNI.
El sumario también aporta indicios de la participación del CNI en el espionaje a Bárcenas. Entre la documentación que figura en la causa, hay mensajes entre el ministro Fernández Díaz y su número dos, Francisco Martínez, en los que hablan de contactos en el servicio de inteligencia, que en aquella época dependía de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

5.- Rajoy, al tanto de la operación.
Las grabaciones del sumario apuntan a que toda la operación de espionaje ilegal a Bárcenas y para dinamitar las causas judiciales que afectaba al PP tenían el visto bueno de Mariano Rajoy, a quien se refieren frecuentemente como “el asturiano”. “El barbas” es otro de los apodos que utilizan los implicados en la trama para referirse al entonces presidente del Gobierno.

6.- Imputaciones: un exministro, Cospedal… ¿y quién más?
Por todos estos hechos, Anticorrupción ha pedido la imputación del exministro Jorge Fernández Díaz; de la antigua secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y de su marido, que tuvo un importante papel en la captación del chófer de la mujer de Bárcenas. Además, Anticorrupción cree que a medida que avancen las pesquisas pueden aparecer otros responsables de la trama.

7.- Pablo Casado ya estaba allí.
Aunque Pablo Casado guarda silencio y se ha excusado diciendo que, en esa época, “era diputado por Ávila”, lo cierto es que los investigadores señalan que los pagos ilegales de la operación Kitchen y el espionaje se produjeron al menos hasta septiembre de 2015. Y, para entonces, Pablo Casado era ya vicesecretario de Comunicación del PP y formaba parte de la dirección del partido.

8.- 2021: el juicio.
La maniobra para intentar impedir la acción de la Justicia recurriendo para ello a la mal llamada “policía patriótica” ejemplifica lo que el Congreso acreditó ya en 2017: que durante el Gobierno de Rajoy y bajo el mando de Fernández Díaz, se creó una estructura policial para “obstaculizar la investigación de los escándalos de corrupción que afectaban al PP”. Esta unidad fue la misma que fabricó pruebas falsas contra Podemos y el independentismo catalán, entre otros adversarios políticos. El juicio sobre el caso de los papeles de Bárcenas, la caja B del partido y el pago de sobresueldos, por su parte, está previsto a partir del 8 de febrero de 2021.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA