fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

La policía que nos avergüenza

La violencia se ha desatado. Corre libre. Cabalga y campa a sus anchas por las calles de nuestro país, con el beneplácito de los poderes que están por encima del propio poder, el poder económico.

Ese mismo poder que levanta un teléfono y da la orden de blanquear las agresiones policiales a las personas que en las diferentes manifestaciones de estos últimos días salían a pedir libertad de expresión.

Ya que hemos visto claramente cómo se les agredía impunemente mientras ejercían su derecho legítimo a la protesta.

Ese mismo poder que cambia el marco del debate y engorda los disturbios y saqueos para negar una violencia de Estado que, de manera sistemática, trata de tapar la boca de un pueblo cansado de no poder decir nada. De un pueblo cansado de ver como los nazis salen con antorchas, como se juntan, como se organizan, como toman las calles con la equidistancia de medios de comunicación y de la propia policía. Una policía que se siente, en muchas ocasiones, más próxima ideológicamente a ellos que a la totalidad de los ciudadanos a los que se debe.

Ese pueblo que teme que pensar libremente los pueda llevar a la cárcel una vez más.

En estos últimos días hemos visto como dos policías fuera de servicio, en Linares, le daban una paliza de muerte a un hombre que defendió a su hija de catorce años de los comentarios groseros de uno de ellos. Un hombre al que pudimos ver tirado en el suelo recibiendo la mayor de las palizas y que ahora, un juez ha decidido imputar por delito de atentado contra agente de la autoridad. Imputado por defenderse de unos tipos que no estaban de servicio pese a ser policías.

Hemos visto como la policía en Linares ha disparado fuego real, con munición de pequeño calibre, contra la población. Enviando a urgencias con graves lesiones a más de un vecino. Hemos visto como la policía ha apalizado, sin piedad, a los manifestantes en Valencia. Como los que arrinconó y atacó en un dispositivo policial claramente lesivo y antidemocrático.

Hemos visto como la policía le ha sacado un ojo a una chica en Barcelona, usando para ello material antidisturbios prohibido en gran parte de Europa. Hemos visto como un policía local de Almería y un militar eran imputados esta semana por pertenecer a una banda de delincuentes que explotaba sexualmente a menores de edad. Como un Guardia Civil en Mallorca era detenido por pertenecer a una banda que explotaba personas migradas. Hemos visto a dos policías de Madrid condenados por secuestrar a una mujer a la que pidieron sexo en grupo, tras ella negarse. Y hemos visto como a una Guardia Civil le piden dos años y medio de cárcel por la justicia militar, tras negarse a quitarle la vigilancia a una víctima de violencia machista. Y la pregunta es: ¿hasta cuándo esta miseria?

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. Rafael Gago Pardilla

    3 de marzo de 2021 08:43 at 08:43

    Lamentablemente, este país no tuvo la suerte de acabar con el fascismo, que sigue arraigado en numerosas instituciones….

  2. J7

    3 de marzo de 2021 20:15 at 20:15

    En efecto, los españoles no acabamos con el fascismo, sino que le permitimos que se camuflara con democracia, togas y uniformes. También de patriotismo, siendo los peores traidores al pueblo.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes