fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

La reformulación del nuevo contrato social

“La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas.” Albert Camus

Suele decirse que quién no sabe lo que busca no comprende lo que encuentra. Pues eso parece que está ocurriendo en este país.

En la España del siglo XXI el Contrato Social que supuestamente debió constituirse con la Transición se ha quebrado. Tal vez presa de sus propias contradicciones. Nada es lo que parece. La Constitución se ha vuelto un documento en buena medida inservible. Los derechos se restringen y las obligaciones no se cumplen. La ejemplaridad se ausentó. Estamos en una crisis moral de tal magnitud que la vigencia del propio Estado, dados los episodios que se suceden, tiene connotaciones de fracaso.

La idea de contrato social se utiliza en el ámbito del derecho, la sociología y las ciencias políticas y se refiere al acuerdo que tiene lugar en una sociedad. El concepto supone que la totalidad de los miembros está a favor de lo convenido, aceptando someterse a las normas comunes y reconociendo la existencia de una autoridad que regula el orden.

Esta teoría del contrato social es utilizada para explicar el origen del Estado. Es un término utilizado por primera vez por el filósofo Jean-Jacques Rousseau, que vivió entre 1712 y 1778, en su obra “El contrato social: o los principios del derecho político”, publicado en 1762. Para Rousseau el contrato social es una reconciliación entre la naturaleza y la cultura donde se expresa la voluntad general en forma de interés social y bien común y no solo una totalización numérica mayoritaria de las voluntades particulares siendo estas egoístas y de intereses privados. Supone la defensa de los más vulnerables frente a los excesos de los poderosos.

Las cláusulas del contrato social, de este modo, establecen los derechos y las obligaciones de los ciudadanos, siendo el Estado la institución que las personas acuerdan crear para garantizar el cumplimiento del pacto en cuestión. Es el tiempo de construir un nuevo contrato social para la España que viene. Esto, porque la actual deja mucho que desear. Han llegado los tiempos de hacer cuentas con la ética.

Las medidas para velar por los derechos humanos y la igualdad en sociedad forman parte de los deberes del Estado frente al contrato social con sus ciudadanos. Los acuerdos de este contrato deben orientar a los integrantes de una sociedad para que sepan qué buscar. De ese modo podrán comprender lo que vayan encontrando. Esto es absolutamente imprescindible si se toman en consideración las numerosas irregularidades que se cometen a diario en todas las instituciones representativas.

Incumplimientos en materia de compromisos electorales. Permisividad en los abusos de privilegios sin ningún fundamento jurídico. Falta de control en la gestión de responsables institucionales. Admisión de comportamientos nítidamente anticonstitucionales. Las causas por prevaricación no se consideran. Mientras que los excesos y falta de proporcionalidad en las penalizaciones son alarmantes. La avaricia predomina y la solidaridad es saboteada.

Quebrar la ley suele quedar impune. Atender a los intereses de grupos minoritarios, aunque influyentes, suele ser la norma. Someter a los discrepantes a persecuciones es una práctica permitida. Es decir, algo no funciona en cuanto al respeto de los derechos y al cumplimiento de las obligaciones.

En cualquier caso, son tiempos adecuados para reformular el desgastado Contrato Social que se tuvo y crear uno nuevo para que ordene la vida en democracia de los españoles.

Esta tarea se impone antes de que sea tarde.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. ESTRELL@

    8 de mayo de 2021 17:13 at 17:13

    gracias por el articulo.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes