fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Las primarias del PSOE andaluz amenazan la estabilidad del Gobierno de coalición

La expresidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, parece tener siete vidas, como los gatos, y en dos semanas puede resucitar de una muerte política que muchos daban por hecha

Mientras que la actualidad nacional se dirime sobre la idoneidad o no de es indultar a los políticos catalanes que fueron encarcelados por la convocatoria del referéndum independentista, lo que más puede influir negativamente en el futuro político del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no es la manifestación del nacionalismo hiperbólico convocada por Rosa Díez, lo que servirá para reeditar la foto de Colón de PP, Vox y Ciudadanos, sino las primarias que se están llevando a cabo en el PSOE andaluz y en las que la expresidennta andaluza, Susana Díaz, podría servir su venganza en plato frío.

Díaz se enfrenta al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en su día afín a la expresidenta andaluza y ahora la opción impulsada por el sanchismo para hacerse con el poder en tierras sureñas, y a Luis Ángel Hierro, profesor de Economía de la Universidad de Sevilla, situado más a  la izquierda que el resto de contendientes y defensor de una ruptura con el viejo socialismo andaluz que representan tanto Díaz como Espadas.

Los tres candidatos han conseguido presentar el 2% de avales, el mínimo exigido, para aspirar a dirigir los designios del PSOE andaluz, otrora locomotora electoral que hoy se encuentra en dique seco al salir de la Junta después de 37 años. Si Susana Díaz consigue vencer en las primarias que tendrán su primera vuelta el 13 de junio, en cuya campaña está demostrando que sigue contando con el apoyo de multitud de alcaldes y concejales y de agrupaciones locales importantes y con peso institucional, Pedro Sánchez tendrá un problema en su liderazgo y los socialistas perderán la paz interna de la que gozan en estos momentos, más allá de las discrepancias habituales de los antiguos representantes del felipismo y del mismo Felipe González que están hormonadas por los brazos mediáticos del poder económico.

Si Susanna Díaz gana de nuevo, cosa nada descabellada porque sigue controlando el aparato del PSOE andaluz en el que Juan Espadas tiene muchas menos dotes por su propio carácter y por su trayectoria política más vinculada al poder institucional que al orgánico, Pedro Sánchez tendrá oposición interna en el congreso federal de los socialistas, previsto para octubre, y donde el presidente del Gobierno esperaba una entronización.

El Gobierno de coalición se vería debilitado con una Susana Díaz resucitada y la  posibilidad de que la derecha perdiera las elecciones andaluzas estaría más lejana, debido a que la expresidenta andaluza concentra mucho antivoto que haría imposible movilizar al electorado que abandonó a los socialistas en los comicios autonómicos de 2018. La relación de Pedro Sánchez con Unidas Podemos también se podría ver resentida, ya que una expresidenta andaluza resucitada a  nivel interno se convertiría en oposición interna desde el ala más derechista del partido y también porque las relaciones de Díaz con Unidas Podemos nunca fueron buenas en Andalucía, sobre todo la expulsión de IU del Gobierno andaluz de coalición en 2015.

Eran los tiempos en que Susana Díaz perdonaba la vida a amigos y enemigos y podía coger un teléfono y cambiar la escaleta de un informativo de Canal Sur y los enfoques de las radios y periódicos privados, ahora dependientes de la publicidad institucional de Moreno Bonilla. La derrota electoral ha cambiado la forma de ejercer el liderazgo de Díaz. Nada humaniza más que una derrota y la mujer que en su día quería reinar en España lleva unas cuantas derrotas que le han moldeado su forma soberbia y masculinizada de entender la política, aunque sus adversarios, muchos de ellos sus más fieles colaboradores hasta que la vieron como un lastre para recuperar la Junta, no confían nada en que, de resucitar, vaya a actuar de forma muy diferente a como lo hacía cuando tenía un poder incontestable.

Incluso una victoria de Juan Espadas, si lo hace con una cifra por debajo del 70% que le obligue a integrar al susanismo, Pedro Sánchez puede tener un problema de difícil solución en Andalucía. Susana Díaz parece tener siete vidas, como los gatos, y en dos semanas puede resucitar de una muerte política que muchos daban por hecha sin conocer las tuberías del PSOE andaluz y sin prever que la gestión de la pandemia daría oxígeno para que la expresidenta andaluza ganara tiempo.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

4 Comentarios

4 Comments

  1. Nando

    30 de mayo de 2021 01:52 at 01:52

    La evidencia es que Díaz, con la connivencia del PP, intentará quemar al Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, porque Díaz es fascista hasta la médula y su entorno también. Tienen de socialistas lo mismo que una piedra.
    Si Sánchez hiciera más caso a sus socios de coalición, le iría mucho mejor a él y al Pueblo. Pero Sánchez es un zoquete apoltronado que ya tiene su puerta giratoria preparada, y su equipo también. Lo demuestra constantemente, no está con el Pueblo, porque no le resuelve nada, ni siquiera lo firmado en la coalición. Está con el empresariado ladrón y criminal, con la mona arquía, y secuaces varios.
    Pedro Sánchez, Susana Díaz, la misma mierda son pero cada cual con su estilo. Trabajan para los mismos carroñeros de lo público.

  2. Luis Felipe Sellera Ramos

    30 de mayo de 2021 12:45 at 12:45

    Me parece a mí que Iván Redondo, el consejero áulico, después del patinazo de Murcia, va a repetir batacazo con las primarias del Psoe en Andalucía.
    Un partido político tiene que ser dirigido por políticos no por spin doctors y/o creativos de publicidad. No hay que ser muy listo para saber esto, Pedro.
    Ah, y no estaría mal cumplir el programa de gobierno para que la gente no piense que prefiere el original a la fotocopia. En fin, que no se puede poner una vela a dios y otra al diablo.

  3. mochuelillo

    30 de mayo de 2021 13:10 at 13:10

    Pero si la diaz esta nunca ha hecho nada por su autonomía,que vayan pasando los dias,ferias que no falten y eso sí,procesiones sagradas,pero ahí siguen,latifundios,problemas de la pac,con los inmigrantes del campo.Hay que recordar que el mayor robo ha sido los eres esos andaluces.Creo que esta señora no se ha movido mucho y lo mas importante,de socialista tiene a mi parecer bien poco.

  4. mekong --

    30 de mayo de 2021 23:24 at 23:24

    Si esta señora vuelve al ring político es porque demuestra ser una gran ‘voxeadora’.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes