fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

La universidad murciana que denunció el plan para controlarnos con un “chis” avala ahora el clorito de sodio

El vicerrectorado de investigación de la UCAM ampara seminarios online donde se defienden las bondades de la solución “milagrosa”

Universidad murciana clorito

Por José Luis Egío.

La Universidad Católica de Murcia ha vuelto a superarse. En junio, las declaraciones de su presidente, José Luis Mendoza, abrieron noticieros y causaron estupefacción en toda España. En ellas denunciaba un plan mundial para controlarnos con un ‘chis’ implantado a través de la vacuna del COVID-19. Ahora la UCAM vuelve a la carga con unos polémicos seminarios en los que se avala el uso terapéutico del MMS o clorito de sodio, la solución milagrosa (Mineral Miracle Solution) capaz, según sus polémicos defensores, de curar todo tipo de enfermedades, incluyendo el cáncer, el autismo y, ahora también, el coronavirus.

El primero de estos webinar o seminarios virtuales se celebró el 22 de julio y el video en youtube alcanza ya las 90.000 visualizaciones. El 24 de septiembre se organizó un nuevo foro online, eventos que cuentan con el apoyo del Vicerrectorado de Investigación de la UCAM.

Aunque los seminarios de la UCAM se presentan como una oportunidad de debatir “sin dogmas” y en base a la “evidencia científica”, lo cierto es que solo cuentan con ponentes que defienden fervientemente el uso de la solución milagro. Uno de ellos es el polémico doctor mexicano Manuel Aparicio, que afirmó sin tapujos en el curso impartido hace unos días que “el clorito de sodio es el antídoto para el COVID”. En julio, sin embargo, la clínica de este doctor en Querétaro, el Centro Médico Jurica, fue clausurada por las autoridades sanitarias mexicanas por suministrar esta sustancia tóxica a sus pacientes y obligar a sus trabajadores a tomarla.

Entre los ponentes de los seminarios de la UCAM también se encuentra la monja Teresa Forcades, conocida defensora del agricultor-curandero Josep Pamiès, sancionado en numerosas ocasiones por difundir pseudoterapias. Pamiès fue noticia en agosto por organizar una masiva convocatoria en Sant Pere de Ribes, sin mascarillas ni distancias de seguridad. Los participantes en este evento querían de hecho contagiarse voluntariamente para demostrar el poder curativo del clorito de sodio.

El clorito de sodio fue prohibido en España en 2010 por la Agencia Española de Medicamentos, ya que puede provocar vómitos intensos, diarreas severas e incluso fallos hepáticos mortales. Ya en 2012, el gurú alemán responsable de la popularización del MMS, Andreas Kalcker, fue detenido en Ibiza por agentes del Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil.

¿Cómo es posible entonces que una universidad española que imparte títulos oficiales de Medicina y Enfermería acoja y publicite este tipo de eventos? La UCAM y los polémicos curanderos que avalan su uso se aprovechan de un peligroso vacío de la legislación española. Como sucede con cualquier droga es delito vender el MMS, una sustancia que atenta contra la salud pública. No lo es sin embargo, al menos todavía, difundir sus efectos benéficos, aunque sea utilizando el engaño y argumentos que atentan contra toda lógica científica. Para conseguir una condena habría que demostrar una conexión lucrativa entre las numerosas páginas webs que venden este producto y las personas que lo publicitan, algo nada fácil a pesar de que el MMS genera beneficios millonarios.

Queda por ver si las autoridades educativas y el gobierno regional de Murcia, que tan generosamente financia a esta universidad privada, se atreven a meter mano a una Universidad que en los últimos tiempos parece haberse convertido en altavoz de las teorías conspiranoicas más disparatadas. La inquietud también es patente entre su alumnado, que ve como el prestigio de los títulos de esta institución académica cae en picado.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. ALFONSO CAYUELA MARTINEZ

    30 de septiembre de 2020 13:37 at 13:37

    La Universidad Católica de Murcia, es el montaje empresarial de la secta Neocatecumenal, ultracatolicismo anticientífico y casi terraplanista. Desde el principio de la pandemia Covid, en consonancia con los movimientos ultraderechistas internacionales -Trump y Bolsonaro- han estado bailando en los saraos más negacionitas ante el virus. Mendoza se hizo famoso internacionalmente por apoyar el movimiento antivacunas por «que nos iban a meter un chis de control mental con la vacunación». Y, por demás, diciendo que el Coronavirus era un castigo divino por los pecados de la sociedad «liberal y marxista». El problema es el arraigo en la Región de Murcia de la UCAM. Entre otras cosas por que ha permitido a las clases pudientes tener graduados a toda su descendencia en titulaciones para las que no daban el nivel académico suficiente de acceso a la pública Universidad de Murcia. Es un chiringuito empresarial muy boyante pues se cambian titulaciones por cantidades de dinero que sólo están al alcance de los privilegiados.

  2. ESTRELL@

    30 de septiembre de 2020 14:43 at 14:43

    Gracias por el articulo

    y gracias por el comentario Alfonso. Es la paradoja eterna y la dualidad de todo lo que existe en este universo o al menos en esta tierra , el virus también esta destapando muchas cosas que la gente como yo ignoraba.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes