fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Las ‘lecciones’ de algunos medios de comunicación españoles

LÚH sabe que en España existe un cártel mediático dirigido por grandes empresarios, y por eso mismo en junio del pasado año 2020 empezó a publicar una serie de reportajes sobre la propiedad de los medios de comunicación en España.

Las ‘lecciones’ de algunos medios de comunicación españoles

Estos días se ha vuelto a abrir el debate sobre la calidad del periodismo en España, y es que el tratamiento que determinados medios de comunicación dan a un determinado asunto y el silencio ante cuestiones que van en contra de sus intereses abren la puerta a que los cimientos del llamado ‘cuarto poder’ puedan quedar en entredicho.

LA ÚLTIMA HORA ha sido, desde sus comienzos, defenestrada y atacada por grandes medios de comunicación, dirigidos por grandes empresarios y financiados por grandes bancos o fondos de inversión que tienen un único objetivo: ganar dinero. Porque la opinión pública genera dinero, y el manejo de ésta, también.

Un afamado tertuliano, que se hace llamar periodista y que es invitado a grandes espacios televisivos que no tienen otra función que “generar opinión”, afirmaba en uno de esos espacios que “cuando tú tienes invadido emocionalmente a un personaje o a una gran masa de gente, tú le puedes meter no una, le puedes meter 800.000 mentiras”. Es Eduardo Inda.

Toni Mejías, periodista de ‘El Salto,’ ya advertía en un artículo de 2019, titulado ‘La mentira del cuarto poder’, de que “los medios son capaces de convencernos de todo”. “Tienen esa capacidad de influencia. Nos han logrado convencer de que laSexta es de izquierdas y Antena 3 de derechas, cuando tienen los mismos dueños. Podemos comprar nuestra dosis de indignación semanal los domingos a la noche con ‘Salvados’ y a la mañana siguiente saldrá ‘La Razón’ entrevistando a un dirigente de Vox tras una manifestación contra el aborto. Ambas informaciones salen del mismo grupo empresarial”, señala el periodista.

LA ÚLTIMA HORA sabe que en España existe un cártel mediático dirigido por grandes empresarios, y por eso mismo en junio del pasado año 2020 empezó a publicar una serie de reportajes sobre la propiedad de los medios de comunicación en España.

El cártel mediático: LUH publicará una serie de reportajes sobre la propiedad de los medios de comunicación en España

¿Quiénes son los dueños del Grupo PRISA? EL PAÍS, Cadena SER, Huffpost, Cinco Días, Los40, AS, Santillana...

Los dueños del Grupo Vocento, que agrupa el diario ABC y 14 periódicos regionales

Los dueños de Mediaset: el emporio mediático de Silvio Berlusconi

Estos hechos y estas publicaciones no han gustado a los poderosos ni a los medios de comunicación que tienen a su servicio y que, lejos de hacer la labor de un servicio público, muchas veces se han dedicado a dar voz y eco a informaciones que incluso la justicia ha tachado de falsas, con el único objetivo de atacar a fuerzas políticas que defienden aspectos que no coinciden con su línea editorial. Como el famoso Informe PISA.

La creación de estos conglomerados y su puesta en manos de unos pocos que deciden qué es noticia y qué no ya la constataba Noam Chomsky en su libro ‘Los guardianes de la libertad’. El pensador americano apuntaba que nos encontramos nada más y nada menos que ante “un modelo de propaganda”. “En los países donde los resortes del poder están en manos de la burocracia estatal –mediante el control monopolístico sobre los medios de comunicación, a menudo complementado por la censura oficial–, resulta obvio que dichos medios están al servicio de los fines de una determinada élite. Resulta mucho más difícil advertir la actuación de un sistema propagandístico cuando los medios de comunicación son privados y no existe censura formal”, advertía Chomsky.

En su publicación ‘Sobre el periodismo’, Joseph Pulitzer, señalaba que “nada menos que los más altos ideales, el más escrupuloso afán por hacer las cosas bien, el conocimiento más minucioso de los obstáculos y el más sincero sentimiento de la responsabilidad moral salvará al periodismo de la sumisión a los intereses económicos que buscan fines egoístas, antagónicos al bien social”.

El afamado periodista, que da nombre a uno de los premios más prestigiosos del elenco informativo, apuntaba en el epígrafe ‘Lo que no debería enseñarse’ (a los futuros periodistas) que un periodista “no es ni un director de empresa ni un editor, ni siquiera un propietario. Un periodista es un vigía en el barco del Estado. Anota el velero que pasa, los detalles de interés que salpican el horizonte cuando el tiempo es apacible. Informa del náufrago a la deriva que puede ser salvado del barco. Se esfuerza en ver a través de la niebla y las tormentas, para avisar de los peligros que se le avecinan. No se preocupa de su paga ni del beneficio de los propietarios. Está ahí para procurar la seguridad y el bienestar de la gente que confía en él”.

En este sentido, Pulitzer añade algo importante: “Pocos hombres de la administración de un periódico saben algo de los principios del periodismo. El mismo dueño no tiene por qué ser periodista. Podría serlo si fuera capaz de comprender los temas sociales, sopesar los intereses de la audiencia y desempeñar un servicio público”.

David Jiménez: “Mi despido de ‘El Mundo’ fue por presiones políticas”

Esta tesitura es probablemente a la que se enfrentó el exdirector de ‘El Mundo’ David Jiménez, que en su libro ‘El Director’ da algunas pistas de cómo funciona hoy en día uno de los mayores periódicos de España, que lo fulminó de su Dirección.

‘El Mundo’, que ha emprendido una ofensiva (des)informativa contra LA ÚLTIMA HORA, despidió a Jiménez simplemente por no seguir las directrices del poder. El periodista desvela todas las triquiñuelas y tejemanejes que el poder, y más concretamente altos cargos del PP y del Ministerio del Interior, hicieron para controlar la agenda mediática, así como para “poner y quitar” periodistas “afines”.

“Hubo una operación para domesticar el periódico más incómodo para el poder”, señaló en una de las entrevistas concedidas para promocionar su libro, donde también destacó que “el periodismo español ha sufrido una derrota absoluta frente al poder”. Para Jiménez, el papel de la prensa española “debería ser motivo de vergüenza”. “Es una prueba más de la derrota sin paliativos del periodismo frente al poder en España. Es vital una regeneración del oficio. Hubo una crisis brutal de la prensa que debilitó mucho a los medios de comunicación. El poder olió nuestra fragilidad y nosotros no hemos conseguido enfrentarnos con el suficiente coraje a ese desafío. La consecuencia es una prensa en España que, para mí, es probablemente la peor de la Europa desarrollada”, señalaba en dicha entrevista en ‘ethic.es’.

Para entender el ataque que sufre este medio de comunicación y una parte del Gobierno de coalición, sólo hay que leer lo que el periodista afirmaba en otra de sus entrevistas: “En 2015 las élites veían con terror la llegada de Podemos al Gobierno y toman una decisión para evitarlo”. “Los años de Rajoy fueron el mayor ataque a la libertad de prensa desde la dictadura”, añadía.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. jose antonio gómez sierra

    1 de febrero de 2021 15:31 at 15:31

    Considero que no pagamos una cuota para leer lo que ya sabemos, esto puede quedar para editoriales de fondo de armario, nos interesa saber, qué pasa en el gobierno de coalición, qué pasa con algunos ministros que no suelen estar y es difícil esperarles, como el de consumo, et, etc…

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes