fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

“Les dije a los periodistas que si sacaban fotos, pronto íbamos a tener aquí a todos los fachas, pero no hubo forma”

Enrique Santiago dice que el director de ‘El Comercio’ le llamó anoche por teléfono, “compungido” y “avergonzado”, para pedirle perdón, después de que Pablo Iglesias, Irene Montero y sus hijos tuvieran que abandonar precipitadamente Felgueres ante el acoso de la ultraderecha

“Les dije a los periodistas que si sacaban fotos, pronto íbamos a tener aquí a todos los fachas, pero no hubo forma”

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de coalición, Pablo Iglesias; la ministra de Igualdad, Irene Montero, y sus hijos han tenido que abandonar precipitadamente Felgueres, el pueblo del concejo asturiano de Lena en el que pasaban unos días de descanso estival, ante el acoso de la ultraderecha. Los también dirigentes de Unidas Podemos se alojaban en la casa de Enrique Santiago, secretario general del PCE y diputado de Unidas Podemos, en Felgueres cuando vieron invadida su intimidad por dos redactores y dos fotógrafos de los diarios asturianos ‘La Nueva España’ –propiedad del grupo Editorial Prensa Ibérica, que el pasado año 2019 se hizo con el Grupo Zeta y posee 25 diarios en todo el Estado– y ‘El Comercio’ –propiedad del grupo Vocento, que posee 15 diarios en todo el Estado; entre ellos, ‘ABC’ y ‘El Correo’–. Santiago denunciaba este lunes en su perfil de Twitter que “la principal responsabilidad” de que Iglesias y Montero tuvieran que abandonar precipitadamente su pueblo asturiano es “de una extrema derecha que supura odio”, pero destacaba que él mismo advirtió el pasado sábado a los cuatro periodistas de ‘La Nueva España’ y ‘El Comercio’ de que “acosando la casa donde estaba una familia con menores, abrían paso al acoso de la extrema derecha”, y “así ha sido”, puntualizaba el secretario general del PCE.

El tuit se viralizó, y Santiago recibió anoche una llamada telefónica del director de ‘El Comercio’, Marcelino Gutiérrez, que “compungido” y “avergonzado” le pidió perdón “porque yo no sabía, porque es nuestro trabajo, porque yo tal…”, explica a LUH el secretario general del PCE, que narra cómo se produjeron los acontecimientos. “El diario ‘La Voz de Asturias’ ya había publicado la víspera que Pablo e Irene se encontraban en el concejo de Lena aunque no en qué lugar exactamente; entonces se empieza a sospechar que están en nuestra casa, se enteran los dos periódicos más típicos de Asturias y al día siguiente al mediodía se plantan aquí un fotógrafo y un redactor de ‘La Nueva España’ y otro fotógrafo y otro redactor de ‘El Comercio’, y cuando les pregunto qué quieren, me dicen que una foto y unas declaraciones”, explica Santiago. “Les dije que entendieran que habían venido a pasar unos días tras cuatro meses de acoso en su domicilio de Madrid, y que si sacaban fotos, pronto íbamos a tener aquí a todos los fachas –les dije incluso que cuando se fueran, yo les dejaría entrar en la casa y sacar todas las fotos que quisieran de dónde habían estado y demás–, pero no hubo forma. ‘No nos vamos hasta que no hagamos las fotos’, me respondieron”, rememora el diputado de Unidas Podemos. Efectivamente, “subieron las fotos, todo el facherío empezó a ponerlo en las redes y a las seis ya estaban subiendo aquí los de Vox, porque eran los que en las elecciones han estado en las mesas electorales por Vox”, explica Santiago.

En resumen, que Iglesias y Montero trataban de pasar en Felgueres unos días de descanso estival después de cuatro meses soportando a las puertas de su domicilio madrileño el acoso diario de la ultraderecha. Y ha sido ese mismo acoso el que les ha hecho tener que abandonar precipitadamente el pueblo asturiano. Cuando enviaron a sus periodistas a la casa de Enrique Santiago en Felgueres, los responsables de ‘La Nueva España’ (Editorial Prensa Ibérica) y ‘El Comercio’ (Vocento) sabían que Iglesias y Montero llevaban meses soportando el acoso diario de la ultraderecha en su domicilio madrileño. Y cuando publicaron fotos de la casa y dos artículos –el de ‘La Nueva España’, titulado “Iglesias y Montero, libres de mascarilla”, y el de ‘El Comercio’, titulado “Pablo Iglesias e Irene Montero, descanso en Lena”–, lo hicieron desoyendo a Santiago, que les había advertido de que “acosando la casa donde estaba una familia con menores, abrían paso al acoso de la extrema derecha”. Tras la publicación de sendos artículos, elementos ultraderechistas en las redes sociales hicieron el resto.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

2 Comentarios

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA