fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Los argumentos que usa el Supremo para rechazar la causa al rey emérito no se han aplicado en el caso de Podemos

El tribunal dice que abrir una investigación en base a “hechos meramente sospechosos” equivale a una “investigación prospectiva” y, por tanto, prohibida. Mientras tanto, un juez ha imputado a Podemos a partir del relato del exabogado Calvent

El Tribunal Supremo ha archivado una querella contra Juan Carlos I por el presunto cobro de comisiones ilegales y otros ingresos que no habría declarado a Hacienda al considerar que, para iniciar una investigación, “se necesita algo más” que un “relato periodístico” y “unos hechos meramente sospechosos” que “pudiesen ser constitutivos de delito”. El Supremo argumenta que, si el denunciante no aporta un “principio de prueba”, no puede abrirse un proceso penal, porque ello equivaldría a iniciar “una investigación prospectiva” y, por tanto, prohibida. “De lo contrario, cualquier ciudadano podría verse sometido a una investigación basada en la mera apariencia”, razona el auto.

El criterio del Tribunal Supremo en el caso del rey emérito contrasta notablemente con el que ha seguido el juez Juan José Escalonilla, titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, en el caso de la investigación contra Podemos. En este caso, la mera declaración del exabogado de la formación, José Manuel Calvente, ha bastado para imputar a la formación morada y a varios de sus dirigentes y empleados, así como para iniciar una instrucción que dura ya casi siete meses y que no ha arrojado ningún resultado. De hecho, las acusaciones de Calvente sobre irregularidades en las obras de la sede del partido, en torno a la caja de solidaridad y sobre una serie de contratos de campaña se han demostrado ya falsas.

Ya en septiembre de 2020, la Fiscalía Provincial de Madrid estableció que varios de los aspectos del relato de Calvente no aportaban “indicios para aportar una investigación”, que “no integran hecho delictivo alguno” ni “revisten, siquiera indiciariamente, caracteres de delito”, o que, directamente, son “manifestaciones de rumores, sospechas o suspicacias del propio denunciante (…) sin aportar otro indicio más que meras afirmaciones”. Pese a ello, el juez Escalonilla decidió abrir una causa y también una pieza secreta para investigar sin tener que notificárselo a Podemos. Esta investigación secreta ha durado casi cinco meses y tampoco ha servido para encontrar ninguna prueba contra el partido.

Durante la instrucción, fuentes de Podemos han tildado de “prospectiva” la investigación, dado que se basa en “rumores sin pruebas” y en el mero relato de Calvente, y han denunciado la “animadversión” del juez hacia la formación. Fuentes del partido consideran que, en este caso, se ha fabricado un “caso mediático de la nada”, como ha sucedido con otra quincena de denuncias que se interpusieron en el pasado contra la formación y que acabaron archivadas, y creen que a estas alturas se han despejado todas las acusaciones y que procede el archivo de la causa. Las investigaciones prospectivas están expresamente prohibidas. Una circular de la Fiscalía recordó en 2013 que están “prohibidas las investigaciones generales sobre la conducta o actividades de una persona” y que sólo pueden iniciarse diligencias a partir de la “noticia de la comisión de un hecho concreto que revista los caracteres de infracción penal”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

5 Comentarios

5 Comments

  1. Bernal de Loureiros

    16 de febrero de 2021 19:21 at 19:21

    La ley del embudo es la ley de España, normalizada por las élites desde tiempos inmemoriales.
    Pero, mucho cuidado con el tema, que tiene precedentes.
    Una comparsa de carnaval en el municipio mallorquín de Andratx lo empleó como motivo de denuncia, portando sus miembros disfrazados un gran embudo sobre un carro, durante las fiestas de 1935. En 1936, todos fueron fusilados menos uno, que era menor de edad.
    Varios años después, cuando el joven alcanzó la mayoría de edad y trabajada como camarero en el bar Bosch de Palma, fueron a por él y también lo fusilaron.
    Estamos en el país del vivan las cadenas y viva la Inquisición, donde los jueces corruptos que actúan como inquisidores en connivencia con destacados políticos, empresarios, policías y periodistas cloaqueros en favor de los postulados más ultraderechistas, constituyen un conglomerado altamente exitoso en su podredumbre, a costa del pueblo y del país entero.

  2. Jovella

    16 de febrero de 2021 19:31 at 19:31

    Evidentemente Podemos es el único partido a nivel nacional que les hace pupa. Todos los demás forman parte del sistema monárquico franquista. Por ello contra Podemos vale todo.Este juez está instruyendo una causa claramente prospectiva sobre rumores y sin una sola prueba encima de la mesa y está dando vueltas y vueltas, buscando y buscando para ver si encuentra algo y mientras tanto está dando carnaza a los medios y tertulias de la derecha. Esto no ocurre con ningún otro partido.

  3. J7

    16 de febrero de 2021 19:48 at 19:48

    La prevaricación es un deporte muy popular entre los interfectos.

  4. joaquín archidona acedo

    16 de febrero de 2021 20:39 at 20:39

    Escalonilla, qué puñetas andas luciendo, con tan poca vergüenza.- ¡¡SÍ SE PUEDE!!

  5. Agustín Montes C.

    16 de febrero de 2021 22:19 at 22:19

    Las cárceles de este país son algo así como VPO para indigentes y artistas… y para cuatro o cinco separatistas.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes