fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Los “cero proyectos” de la DG Animalista según El Español o cómo aprender a escribir fake news, manual para principiantes 

Despilfarro. Un tipo con la cabeza rapada y un chaleco negro. Premio de consolación. Dedazo. En su currículum dice haber trabajado de. Lo que sí es seguro es que fue empresario. Pateaba plazas de toros. Cuestiones etéreas.

El digital de Pedro J. publicaba el pasado fin de semana una pieza atacando a Sergio García Torres y a la Dirección General de Derechos de los Animales (DGDA) que bien podría estudiarse en las facultades de periodismo como el retrato perfecto de lo que viene a ser una "noticia" intencionadamente falsa.

‘Cero proyectos’ rezaba el titular de un texto web que daba a entender que la DG de Derechos de los Animales que, efectivamente se sacó de la chistera el vicepresidente Iglesias tan pronto como se rubricó el acuerdo de Gobierno, no ha servido para nada. “Despilfarro”, dicen.

Mala suerte es lo que han tenido David López Frías y Diego Rodríguez Velga, que han necesitado cuatro manos y no sé cuánto trabajo de campo para recopilar en un solo texto todas las acusaciones vertidas sobre el ahora director general de Derechos de los Animales en los últimos 7 años, obviar sus logros, y hacerle parecer ineficiente. Es mala fortuna que, apenas dos días después de publicarse “la noticia”, representantes de la Policía Local de toda España hayan hecho entrega, este mismo martes, de una medalla y mención especial a la DGDA por su trabajo en protección animal durante estos meses de pandemia. Qué bochorno.

“Nos hubiera gustado que este digital se pusiera en contacto con nosotros. Habríamos estado encantados de explicarles los proyectos que hemos realizado y los que tenemos por realizar”, explicaba el propio García Torres en una entrevista en el programa ‘Cuatro al día’ este lunes en la que sí le dieron la oportunidad de participar.

Lección 1: no dejes que la realidad te estropee nunca el titular o, en su versión trumpista, no preguntes a la fuente no vaya a ser que te contesten, y te jodan.  

Dicho esto, vamos a aprender de una vez por todas las dos o tres lecciones básicas de la desinformación y el no-periodismo con las que abordar a la comunicación este siglo XXI:

  1.   Escoge a tu presa y trátala con el mínimo respeto del que seas capaz. Que no te tiemble el pulso porque forme parte de un equipo de Gobierno. Hay gente ahí que no son como los demás, no merecen un respeto ni a la propia institución.

Es clave que no se note que la legitimidad del cargo emana de un proceso democrático. Si hace falta duda de las propias elecciones. Bueno, tú no. Tú sabes que te lo estás inventando (no te lo creas, ¡por favor no te lo creas!) pero haz que la gente dude. Lo importante es que parezca otra cosa, que parezca “raro”. No te agobies si no tienes argumentos para demostrarlo porque no hace falta que lo demuestres, sólo necesitas aparentarlo. Despertar sospechas. Eso es lo que estás buscando.

Para esto te será útil referirte a él o ella por su nombre de pila, nunca con el apellido completo, nunca jamás con el cargo, que parezca un mindundi: Mariano, Felipe, Jose Mari      

Bueno, dicho así suena un poco forzado, pero con suerte te toca atacar a Podemos y no te resulta tan raro. ¿Son cercanos, no? Pues hala, arreando, que es gerundio. Y además en este caso, y sólo en este caso, puedes y debes acompañar el desplante con adjetivos descalificativos: “sectario”, “difícil de tratar”, “un tipo con la cabeza rapada y un chaleco negro”.

Esto tampoco hace falta que lo argumentes ni que lo demuestres. Es sólo para no repetirte en las referencias porque, la verdad, escribir y leer todo el rato “Sergio García Torres” resulta la mar de aburrido. 

  1.   Haz una búsqueda rápida en Google de todos los ataques que ha recibido tu presa y junta todos los que sigan vivos. Como si fueran ciertos

Tampoco hace falta que los demuestres. Descarta aquellos por los que ya hayan hecho el ridículo previa y estrepitosamente tus compañeros y quédate con el resto. Da igual que sean mentira. Los que ya lo han publicado te van a apoyar a muerte en redes y lo mismo hasta consigues mogollón de seguidores. Y si no siempre puedes decir que tu fuente eran ellos. No te van a desmentir. ¿Qué los demás dicen que le han denunciado? Pues tú tira millas. Que no te frene algo tan insignificante como que nadie haya publicado nunca esa denuncia.  

Y si encuentras poco o nada no te agobies. Usa palabras grandilocuentes. Que parezca que estás haciendo afirmaciones categóricas aunque en realidad no estés diciendo nada: “las entrañas de Podemos”, “controvertido órgano”, “enumeró cuestiones etéreas”. 

Crea un hilo de cosas que no tengan nada que ver y que no signifiquen nada. Puedes incluso decir algo en una frase y lo contrario en la siguiente. “Es el único del equipo que no lo es” – “Se ha convertido en otra de las muchas excepciones.” Ya lo tienes. 

Ataca, critica y denuncia su vida privada a la vez que ignoras sus logros en el ámbito profesional. Aunque no encuentres motivos. Aunque no tengan nada que ver con el caso. “Lo que sí es seguro es que fue empresario”. Ponlo en negrita, destácalo. Que no pase desapercibido porque él no es que fuera fascista, él fue empresario.

Busca o inventa una fuente anónima que te diga cosas horribles de la persona. Entrecomíllalas. Acosa a su gente cercana e incluye también sus declaraciones, obviamente peyorativas. Estas no las entrecomilles. Así no las podrán rectificar.

    3.   Los números: incluye cifras y datos y sácalos de contexto

Por último: tienes que meter cifras en tu “noticia” porque eso es lo que te va a permitir darle un poco de seriedad al asunto. Habrá quien de hecho sólo te juzgue por los datos. Lo bueno es que tampoco hace falta que esos datos sean ciertos. Ni que los interpretes. Ni siquiera hace falta que la suma cuadre. Lo único importante aquí es que los saques de contexto. Que te sirvan para demostrar tu hipótesis de partida: mucho gasto para “aparentemente nada”. “Despilfarro”.

Si quieres cuestionar el uso de una partida presupuestaria, que no te lo impida que sea enero. Mezcla los tiempos verbales presente y futuro, eso generará confusión. Además, tú piensa que la gente es tonta. La gente no se va a acordar de que esos presupuestos de los que hablas se aprobaron en diciembre.

Espero que con estas simples pautas, un mínimo de desprecio hacia la democracia y el periodismo, y unas nociones básicas de edición de textos, veas que tú también puedes, como cualquiera, construir fácilmente una noticia falsa.   

Ah por cierto, que sólo haciendo una búsqueda rápida en Google y redes sociales, y sin necesidad de hacer más esfuerzo tampoco que el que implica un refrito de lo ya publicado, alguien podría concluir que, en este primer año de vida, la Dirección General de Derechos de los Animales, además de trabajar por incluir la protección animal en la lucha contra la COVID, razón por la cual esta misma semana recibía una medalla al mérito: ha puesto en marcha el proyecto Viopet, para ofrecer un recurso a mujeres víctimas de violencia machista y sus mascotas; ha lanzado dos campañas de concienciación contra el abandono animal y una tercera para recabar cifras oficiales sobre el abandono de galgos y podencos una vez concluida la temporada de caza; y ha sacado a exposición pública el anteproyecto de Ley de Protección Animal que, sí, incluirá un DNI para nuestros animales. Pero supongo que en ‘El Español’ utilizan un buscador distinto al mío. 

 

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. SANTIAGO zamora

    3 de febrero de 2021 19:08 at 19:08

    Por favor, no dejéis de denunciar nunca a esta prensa abyecta porque es imprescindible y justo. No hay más que ver el modo en que reaccionan cuando se les desenmascara. Si Hubiera una mínima ética profesional la mitad de los medios en España tendrían que cerrar.

  2. J7

    4 de febrero de 2021 19:44 at 19:44

    Los medios del Movimiento compiten entre sí a ver quién consigue antes el premio Goebbels que el amo gran capital patrocina.

    Sus satélites dan pena por la vergüenza y asco de sí mismos que han de sentir mientras releen sus artículos antes de publicarlos.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes