fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

“Los fachas tienen la lágrima fácil”

Diez preguntas a Max Pradera

“Los fachas tienen la lágrima fácil”
Max Pradera

El periodista Max Pradera (Madrid, 1958), @maxpradera en la red social Twitter, saltó a la fama en los años noventa como copresentador, junto a Fernando Schwartz, del ‘talk show’ televisivo ‘Lo + Plus’, uno de los pocos programas que el ya desaparecido Canal+ emitía en abierto. Pradera ha ganado dos premios Ondas: uno de radio en 1990, por ‘El Cine de LoQueYoTeDiga’, y otro de televisión en 1996, precisamente por ‘Lo + Plus’. Y sigue en la brecha.

1. Eres hijo de Javier Pradera, nieto de Rafael Sánchez Mazas, sobrino de los hermanos Rafael y Chicho Sánchez Ferlosio… ¿A quién de todos ellos te pareces más?

Me parezco a mi padre en el físico, en la bordería exterior y en la ternura y en el humor interior. Cuando estaba en la brecha, gustaba mucho a las chicas, como mi padre. A Chicho me parezco en la afición por el canto y por la música y a Rafael en mi capacidad para la indignación moral y en mi afición a la escritura.

2. Has sido músico, guionista, presentador de radio, presentador de televisión, escritor, actor, columnista, tertuliano… Lo que se dice todo un ‘hombre del Renacimiento’…

Lo que viene siendo un picaflor. Aprendiz de todo, maestro de nada. El único talento específico que tengo es el de tocar los cojones al prójimo. No hay nadie en España que los toque tan bien como yo. El modista Lorenzo Caprile siempre me dice que preferiría mil veces que le calzara una hostia a mano abierta a ser blanco de mis ataques verbales. Soy el Paco de Lucía de la provocación. Es un talento que tengo desde la niñez, probablemente aprendido de mi madre, que casi consiguió que me echaran del colegio cuando fue a hablar con el director para pactar con él lo largo que podía llevar el pelo.

3. En las redes sociales no te cortas a la hora de decir lo que piensas. ¿Por qué?

Es la edad. ¿Te acuerdas de la madre de ‘Las Chicas de Oro’, Sofía Petrillo, que no tenía filtro mental y soltaba lo primero que se le pasaba por la cabeza? Ese soy yo. A veces hago reír a la gente, otras la cabreo, muchas veces me equivoco, algunas doy en el clavo. Pero todos saben que no escribo al dictado de nadie. No soy un pistolero a sueldo, sino un independiente irreverente. Soy imprevisible. La irreverencia me parece un valor supremo. Fernando Schwartz, mi compañero en ‘Lo + Plus’, siempre reconocía que yo era un tipo muy bien educado. Lo digo para distinguir: una cosa es la mala educación –Hermann Tertsch, Antonio Naranjo, etcétera– y otra la irreverencia, que es la falta de respeto hacia lo oficial o lo sagrado. Yo no me cisco en los seres humanos, sino en las moquetas y en las sacristías.

4. Poco antes de presentar ‘Lo + Plus’, fuiste guionista, junto al Gran Wyoming, del programa de Telemadrid ‘La Noche se mueve’ (1992/93) y del programa de TVE ‘El peor programa de la semana’ (1993/94). ¿Qué recuerdas de aquella época?

Gratos recuerdos. En ‘La Noche se mueve’, solo salía mi cabeza. Interpretaba a un crítico de cine que se había pasado cuatro pueblos con un director y este le había cortado la cabeza, que seguía con vida. Un episodio inspirado en el cubo de agua que Fernando Trueba le arrojó al crítico Diego Galán en el Festival de San Sebastián. Diego había dicho que ‘Mientras el cuerpo aguante’ –una peli sobre mi tío Chicho– era más apta para la tele que para el cine y a Trueba no le gustó. En ‘El peor programa de la semana’ me encargaba de las entrevistas y también escribía sketches. Recuerdo uno que llegó a emitirse con los finales de alternativos de ‘Casablanca’, en el que Laszlo se iba en el avión con Rick y ambos dejaban tirada a Ingrid Bergman, que se liaba con el capitán Renault. Me encanta el humor surrealista.

“Lafora canceló la entrevista y también el programa: estaba cagada por la posibilidad de que un toque de Campechano le hiciera perder la poltrona”

5. Durante el Gobierno de Felipe González, ‘El peor programa de la semana’ fue retirado fulminantemente de la parrilla televisiva por TVE porque los responsables del ente temían que preguntarais al escritor Quim Monzó, vuestro entrevistado de aquella semana, por unos recientes comentarios satíricos suyos sobre la Familia Real. ¿Qué pasó realmente?

Invitamos a Quim Monzó porque estaba de promoción de un libro de cuentos de mucho éxito. En los días previos a la entrevista, Monzó hizo un monólogo muy irreverente en TV3 sobre los Royals. La Casa Real le dio un toque a Pujol y se armó un escándalo a nivel nacional. La jefa de Wyoming en La2 de TVE le ordenó que no se mencionara para nada el escándalo en la entrevista. Yo le dije a Wyo: “Es absurdo tener un programa en directo y no preguntarle a Monzó por un asunto tan de actualidad”. Wyo estuvo conforme y metimos la pregunta en el cuestionario. Victoria Lafora pidió el cuestionario y puso el grito en el cielo. “Si va a ser motivo de excomunión”, le dijo Wyo, “y aunque va a quedar muy raro, retiramos la pregunta. Al fin y al cabo, hemos invitado a Monzó a hablar de literatura, no de los Royals”. Y la tipa respondió: “¡No, no me vale! El programa es en directo y ya no me fío de que saquéis el escándalo a traición”. Lafora canceló la entrevista y también el programa: estaba cagada por la posibilidad de que un toque de Campechano le hiciera perder la poltrona.

6. Vamos con un par de preguntas de esas de definir a alguien en pocas palabras: el anterior jefe del Estado, Juan Carlos I.

Poca luces y muy poca vergüenza.

7. El actual jefe del Estado, Felipe VI.

Poca vergüenza y muy pocas luces.

8. En 2014 publicaste el libro ‘Madrid confidencial. Cómo destruir una ciudad en cuatro años’. ¿En qué se parecen Ana Botella y Carmen Polo?

Además de en los piños, en la idea de que España les pertenece. Es su botín, tras ganar la Guerra Civil. Para decirlo en palabras del escritor Manuel Vicent, la derecha se cree que este país es suyo, es su finca, y a la izquierda siempre la ha tratado como el amo del cortijo trata al aparcero.

9. La que liaste en pleno estado de alarma con aquellas “lágrimas de cocodrilo” de Isabel Díaz Ayuso…

Los fachas tienen la lágrima fácil. Pienso en Fraga, que nunca pasó de ser una plañidera autoritaria. Pienso en Espe, simulando en público que Ignacio González le había roto el corazón. Esta gente siempre me recuerda a Al Capone en ‘Los Intocables’, lloriqueando en el palco de ópera después de haberse cargado a un esbirro con un bate de béisbol. La persona a la que se le escapa el llanto en público, siempre tiende a avergonzarse de no poder controlar sus emociones. Se ocultan, agachan la cabeza, se enjugan a toda prisa el rostro. Esas lágrimas vergonzantes son siempre verdad. Me las creo. Esta mamarracha, en cambio, exhibía sus lágrimas en escena, sin pudor alguno, como si estuviera interpretando ‘Cinco horas con Mario’. Quería hacerse perdonar con un numerito emocional su desastrosa gestión de la pandemia.

10. En 2016 publicaste el libro ‘Tócala otra vez, Bach. Todo lo que necesitas saber de música para ligar’. ¿De verdad está todo ahí?

Está todo lo que le vi hacer durante años a Albertito Ruiz–Gallardón, que se me arrimó socialmente cuando yo estaba en la tele, en el cenit de mi popularidad. Gallardón, que es sobrino-bisnieto de Isaac Albéniz, es un esnob musical y con eso impresiona a las chicas. El libro es una denuncia de esa manera de entender la música que Gallardón o el periodista Rubén Amón encarnan como nadie. Además del libro, os recomiendo también un artículo que publiqué en mi blog del ‘Huff’ en 2014 y se convirtió en viral: Alberto Glenn-Gallardón. Hice con Gallardón lo que mi abuelo Rafael hacía con Pedro Mourlane Michelena. Este tipo, compañero falangista de tertulia de mi abuelo, era el rey del postureo intelectual en la época preguerra civil. Mi abuelo, que tenía un humor muy socarrón, siempre le tomaba el pelo diciendo: “Mourlane, con el trabajo que le está costando aparentar una cultura que no tiene, bien podría haberse construido una de verdad”.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA