fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Los jóvenes que derribaron un gigantón de Felipe VI el 12-O en Pamplona: “Fue una acción completamente simbólica, sólo hicimos una crítica política”

Los doce chavales, de entre 18 y 32 años, tendrán que empezar a declarar este martes ante la Audiencia Nacional por un presunto delito contra la Corona por haber participado en una performance.

Los jóvenes que derribaron un gigantón de Felipe VI el 12-O en Pamplona: “Fue una acción completamente simbólica, sólo hicimos una crítica política”
A un lado, la performance del pasado 12-O en la Plaza del Castillo de Iruña-Pamplona; al otro, el Palacio de Justicia de Navarra

Doce jóvenes de entre 18 y 32 años de edad empezarán a declarar este martes ante la Audiencia Nacional por un presunto delito contra la Corona, y tendrán que hacerlo por haber participado en una performance. Los 12 chavales participaron el pasado 12-O –Fiesta Nacional de España, en conmemoración de la primera llegada de Cristóbal Colón al continente americano– en la Plaza del Castillo de Iruña-Pamplona en un simbólico acto de protesta –con el lema ‘Nada que celebrar’–, en el que primero echaron dos cuerdas a sendos gigantones de cartón piedra –una del actual jefe del Estado, Felipe VI, y la otra de Colón– y después, mientras los asistentes al acto entonaban ‘L’Estaca’ –el tema del cantautor Lluís Llach que acabó convirtiéndose en un himno de la lucha antifranquista; “segur que tomba, tomba, tomba i ens podrem alliberar…”– tiraron de ellas hasta derribar ambas estatuas y con ellas, simbólicamente, el régimen. El acto lo posibilitó la colaboración de Sortu –partido que forma parte de EH Bildu junto a Eusko Alkartasuna, Alternatiba y personas independientes– con Mujeres del Maíz –comunidad nicaragüense–, Africa United –comunidad africana–, Compartiendo Raíces –comunidad ecuatoriana– y Munata –comunidad boliviana–.

Nadie denunció el acto –que transcurrió sin incidentes–, pero un atestado de Policía Nacional y Guardia Civil hizo que los jóvenes –a quienes ningún agente pidió identificarse durante el acto– fueran llamados a declarar primero en comisaría –donde prefirieron no hacerlo– y ahora ante la Audiencia Nacional, donde sí lo harán. Tampoco existe petición fiscal, así que la de este martes es una declaración previa tras la que la Audiencia Nacional decidirá si archiva o no este caso al que no le ha faltado una campaña política y mediática a cargo de la carpetovetónica derecha navarra y sus medios de comunicación afines. “No decapitamos a nadie, fue una acción completamente simbólica y todo haría incluso gracia si no tuviéramos que ir a declarar ante la Audiencia Nacional, y es que haber llegado a este punto ya nos parece escandaloso”, ha manifestado a LUH, consultada por este diario, Lur Albizu, una de los 12 jóvenes. “Vamos tranquilas porque sólo hicimos una crítica política, enmarcada en la libertad de expresión, y no tenemos nada que esconder, pero también estamos escandalizadas por tener que pasar este mal trago, y es que hay ejemplos recientes de lo que puede pasar por criticar la figura de la monarquía”, ha añadido.

Los 12 jóvenes empezarán a declarar en la mañana de este martes –y lo harán durante el resto de esta semana– ante la Audiencia Nacional, aunque lo harán de forma telemática desde el Palacio de Justicia de Navarra. Coincidiendo con el comienzo de la declaración de los jóvenes, se celebrarán sendas concentraciones de apoyo a los chavales, una frente a la Audiencia Nacional, en Madrid, y la otra frente al Palacio de Justicia de Navarra, en Iruña. Y eso es algo que Albizu ha querido agradecer: “La solidaridad de tantos colectivos, partidos y sindicatos y el apoyo de muchísima gente”.

El TEDH (Tribunal Europeo de Derechos Humanos), más conocido como Tribunal de Estrasburgo, falló en marzo de 2018 contra el Estado español al establecer –por unanimidad de los siete magistrados de su Sala Tercera– que la quema de un retrato de gran tamaño del jefe del Estado llevada a cabo en septiembre de 2007 en Girona –acto simbólico por el que dos jóvenes fueron condenados a penas de cárcel– se enmarcó en la libertad de expresión y en “un debate sobre cuestiones de interés público, como la independencia de Cataluña, la forma monárquica del Estado y la crítica al rey en tanto que símbolo de la nación española”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. SANTIAGO zamora

    9 de febrero de 2021 08:08 at 08:08

    Lo de «chavales» sobra. Ciudadanos ejerciendo un derecho. Menos paternalismo, please.

  2. AbuJavi

    9 de febrero de 2021 10:39 at 10:39

    Estos jueces, en lugar de investigar a fondo las cloacas y ka corrupción de la derecha, se dedican a perder el tiempo machacando a estos muchachos. Como se nota la herencia del T.O.P. del que proceden. ¿A cuantos de los que acosan a un vicepresidente y una ministra del gobierno han llamado a declarar?

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes