fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Perfil

Los políticos españoles que apoyan la estrategia golpista de Trump

Que Vox es la extensión política de la doctrina Trump en España es de sobra conocido, sin embargo, otros adalides del conservadurismo han mostrado su beneplácito con las cuestionables estrategias del magnate estadounidense

Políticos españoles apoyo Trump

Es un hecho: Trump quiere ‘hacer trampas’ para asegurarse, independientemente del mandato de las urnas, obtener la presidencia de los Estados Unidos. Así lo ha demostrado cuando hace unas horas se ha autoproclamado ganador de los comicios, pretendiendo no contabilizar el voto por correo que augura la victoria demócrata, queriéndolo impugnar ante el Tribunal Supremo controlado por magistrados conservadores.

Múltiples paralelismos pueden dilucidarse. Desde la Bolivia de Jeanine Áñez a la España de las decenas de sentencias archivadas contra la pata morada del Gobierno de coalición, la judicialización de la política es un hecho probado, aunque su coste sea la propia democracia.

Fuerzas políticas como Vox se han posicionado completamente a favor de estas estratagemas, participando activamente de la campaña republicana, así como el modus operandi de varios líderes del PP respecto a su gestión política llevan a establecer paralelismos más que peligrosos. Pero, ¿quiénes son las figuras más relevantes y por qué?

Rafael Bajardí, asesor de Abascal y mano derecha de Steve Bannon

Es el asesor más apreciado por el líder ultraderechista, quizá por su pasado como consejero de confianza en materia de Defensa de José María Aznar, siendo protagónico su papel en la guerra de Irak. Su nombre solo copa titulares que tienen que ver con sus buenas relaciones con líderes conservadores del Partido Republicano. Donald Trump y Steve Bannon son sus referentes, llegando a posicionarse como su persona de confianza en Europa.

Previa a la ruptura del tándem Trump-Bannon, el ideólogo conocido como el ‘Darth Vader’ de la formación verde mantuvo múltiples reuniones en el interior de la Casa Blanca. Conocido por sus declaraciones abiertamente racistas, sus encuentros estaban protagonizados por terroristas como Eliott Abrams, cabecilla de una guerrilla contra el gobierno sandinista en Nicaragua condenado a prisión.

Entre sus peripecias en ámbito nacional destaca que fue el negociador principal del pacto de investidura del actual Gobierno de Andalucía por parte de Vox.

Santiago Abascal, el ‘azote’ ultraconservador con fuertes contactos

“Sea cual sea el desenlace de las elecciones americanas, de nuevo podemos constatar la ignorancia y la manipulación de medios, politólogos, encuestadores y opinadores. Otra vez han quedado sus mentiras al descubierto. Trump puede sentirse ganador, por seguir en pie contra todos”, esta ha sido la sentencia que ha proferido Santiago Abascal en apoyo a su homólogo estadounidense.

Aplaudía, además, la represión que el inquilino de la Casa Blanca orquestaba en contra de militantes antifascistas que se organizaron contra los asesinatos racistas que la policía estadounidense protagoniza. “¡Bien por Trump! En España el PSOE los sienta en el Consejo de Ministros y el CNI”, reafirmaba también en su cuenta de Twitter.

Tal es la buena afinidad entre los dos líderes reaccionarios que el propio Donald Trump le cedía un local en el Rockefeller Center, lugar privilegiado de la capital neoyorkina, para celebrar un acto que tenía como objetivo “fortalecer las relaciones” entre las dos corporaciones políticas.

Asimismo, las similitudes de los discursos de ambos cabecillas han llevado a trasladar, incluso, al Parlamento las polémicas respecto al tratamiento de la pandemia. En la fracasada moción de censura, llegaron a denominar el COVID-19 como “virus chino”, uno de sus principales caballos de batalla.

 Mariano Rajoy, el expresidente que le regaló hasta un jamón

Pero no todas las relaciones del republicano se basan en la vertiente más reaccionaria del espectro derechista. Durante su mandato, Mariano Rajoy fue el impulsor de estrechar los vínculos con la corporación gubernamental del magnate.

Es más, el propio Trump, en pleno auge del ‘procés’ con la cuestionada aplicación del Artículo 155, alentaba al expresidente a que España “siguiera unida”, mostrándole abiertamente su apoyo frente a los hechos acontecidos y la brutal represión sufrida en Catalunya durante la jornada del 1 de octubre de 2017.

De esta manera, la Administración Trump se erigía como el principal socio de gobierno de Mariano Rajoy.

Esperanza Aguirre, quien considera a Iglesias más machista que Trump

Las simpatías que la expresidenta de la Comunidad de Madrid sostiene pasan también por el dirigente. Se atrevía, incluso, a mencionar que Donald Trump era menos machista que Pablo Iglesias en una entrevista para 13TV.

De hecho, tras la victoria de Trump, la edil popular celebraba su ingreso en la Casa Blanca porque rebajaría las medidas fiscales a las grandes empresas. "Parece que van a bajar el impuesto de sociedades, que hará un plan de infraestructuras enorme, y así podrán hacerse un hueco a las empresas españolas”, aseguraba.

Varias fueron las polémicas que rodearon a la candidata a la alcaldía de Madrid en la anterior legislatura. En un pleno del Ayuntamiento, donde se lamentaban de la política anti-inmigración abanderada por el republicano, Aguirre salía en su defensa y argumentaba, en una escrupulosa literalidad, que "comparar a Trump con Hitler me parece totalmente rechazable".

Isabel Díaz Ayuso, la ‘Trump’ madrileña

El lenguaje popular asevera que las comparaciones son odiosas, sin embargo, en el caso de la gestión de Isabel Díaz Ayuso respecto a la pandemia se vuelven obligatorias.

Múltiple es la literatura que se encuentra refiriéndola como la “Trump” madrileña, y no está exenta de razón. La presidenta de la Comunidad se ha establecido como el icono de la formación azul que defiende la radicalización de la fuerza conservadora. Tanto es así, que las medidas adoptadas durante la última oleada de contagios estuvieron plagadas de mentiras y polémicas.

Declaraciones racistas, confinamientos selectivos con un claro corte de clase, ningún auspicio de colaboración política con otras fuerzas, ataques directos contra el Ejecutivo estatal o la no admisión de errores en su gestión provoca serias dificultades para no establecer similitudes.

 Pablo Casado y sus equidistancias

A modo de colofón final, se encuentra un tibio Pablo Casado. Su papel, equidistante y dubitativo, no se ha modificado en cuanto a defensa de la doctrina Trump refiere. El líder del Partido Popular no encontró impedimento moral ni político para defender sistemáticamente la gestión al frente de la casa consistorial en Washington.

Siguiendo la estela de su predecesor, Mariano Rajoy, y de la ‘marquesa’ madrileña, Esperanza Aguirre, el papel de Casado se ha centrado en defender, bajo cualquier coste, las relaciones internacionales con Estados Unidos como principal socio comercial.

La economía por encima de cualquier cuestión social, es lo que comparten sendos líderes derechistas. El propio Casado afirmaba en ARV su pretensión de ser el "socio prioritario de Estados Unidos dentro de la Unión Europea”, llegando a negar los tintes totalitarios del Gobierno estadounidense.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes