fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Entrevistas

Mané Fernández: "Las personas trans somos la minoría olvidada"

El vicepresidente de la FELGTB llegó a España hace más de 30 años buscando la libertad que no tenía en Chile, su país natal

Mané Fernández (Santiago de Chile, 1963), hijo de migrantes asturianos, creció siendo considerado una niña lesbiana pero era un hombre trans. El ambiente conservador y reaccionario del Chile en el que creció fue la razón de que su infancia no fuera nada fácil. Con 22 años emigró a España, concretamente el 17 de Mayo de 1986, y exactamente 4 años después de su llegada a España la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Actualmente es el vicepresidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (FELGTB).

Tuviste una infancia muy dura. Háblanos un poco de ti. ¿Cómo fue crecer en un país como Chile siendo un niño transexual?

La verdad es que crecí sin saber lo que era la transexualidad, en aquella época si eras una mujer y te gustaba una mujer, eras lesbiana, y en mi cabeza el resumen que hacía de todo esto es que todas las lesbianas eran hombres. Tuve que pasar por muchos psicólogos y psiquiatras, hasta que un día con 15 o 16 años, un psiquiatra nos abrió la ventana y nos dio la luz de lo que podría estar pasando, y es que yo era un hombre transexual. Pero biológicamente, con el trasfondo de lo que estaba pasando en Chile, no podía ir diciéndolo, porque vivíamos un momento político difícil. 6 o 7 años antes había tenido lugar el golpe de Estado y este tipo de cosas no se hacían públicas, lógicamente, por las consecuencias que tendrían.

En aquel momento en Chile había una ofensiva muy fuerte contra todo lo que suponía ser homosexual o transexual, ¿no?

Era la época de la dictadura e iban con un discurso muy conservador. De hecho mi familia es muy conservadora, y en ese sentido los aplaudo, porque tuvieron el valor de tener una mente abierta con todo lo que pasaba en casa. No obstante, además de ser un tema tabú, también corría riesgo tu vida, ya que el hecho de que hubiera una denuncia, o algún tipo de manifestación afín a esa realidad o vivencia, ponía en peligro tu propia vida.

Por eso generalmente eran cosas que se mantenían en silencio y ocultadas. En mi familia lo podían saber mi padre y mi madre, pero mi hermano no, por si en un momento determinado él pudiera comentar algo que pudiera hacer que yo corriera peligro. Y lo que se decidió fue que terminara los estudios, una carrera, y me viniese a España. Soy hijo de españoles, y tengo la doble nacionalidad, así que en 1986 con 22 años decidí cruzar la frontera de la libertad. Dejaba atrás una dictadura, para venir a un país con más libertad.

¿Es más sencillo ser transexual en España?

En estos momentos sí, cuando llegué yo, no. En el 86 tampoco era el momento que podemos estar viviendo ahora, aunque ahora tampoco puedo decir que sea fácil, pero no es lo mismo. Yo llego en el 86 con una mirada y pensando que iba a respirar otro aire, pero la realidad me puso enfrente que las cosas no iban a ser tampoco fáciles. Me mantuve en silencio durante un tiempo aquí, hasta que llega un momento que decido hacer mi proceso sobre las conductas, la vestimenta y decido formarme… y comienzo a vivir un proceso de cambio que no fue fácil.

En Asturias mi familia vivía en un pueblo pequeño, y en los pueblos estas cosas se magnifican. Fue duro, pero lo tuve más fácil que otros, porque contaba con el apoyo incondicional de mi familia. Sé que se quedó mucha gente por el camino, y se quedaron gente que me apoyó y la gente buena, que sabía que era mi felicidad y que las cosas tenían que ser así.

Las personas transexuales han sido siempre las más discriminadas del colectivo LGTBI, ¿por qué crees que ha sido así históricamente?

Porque somos la minoría de la minoría. Aunque es cierto que hemos sido quienes hemos abierto la puerta a las reivindicaciones y a las manifestaciones. No podemos olvidar que tanto aquí en España como en 1969 en Stonewall, quienes se ponen a la cabecera de las manifestaciones son las mujeres transexuales. Las pancartas que vemos en la historia, las vemos cogidas por ellas y ellas son las que gritan y luchan por la libertad del colectivo. Nosotros somos la minoría de la minoría y la minoría menos conocida y más marginada; la minoría que no ha tenido derecho en ningún momento histórico respecto al movimiento LGTBI, somos la minoría olvidada, y siempre se ha reivindicado la ampliación de derechos dentro del colectivo, pero la T siempre ha sido la olvidada.

Nunca había momento para hablar de la T. También es verdad que desde hace unos años creemos que este es el momento, tenemos que hablar de la T y de los derechos no conseguidos respecto a la realidad transexual. ¿Por qué una minoría como la nuestra tiene un altísimo nivel de paro? Nos afecta directamente la exclusión social y creo que es tiempo de abordar todas estas cuestiones. Desde 1969, han sido ellas (las mujeres transexuales) las que han dado la cara, y la historia tiene que reconocerlas ahora.

En Asturias lleváis seis años esperando la aprobación de la Ley Integral Trans, a pesar de que gobierna el PSOE que ha sido siempre un gran aliado de las demandas del colectivo. ¿Qué explica esta tardanza?

Son muchas las cosas que explican esa tardanza, aunque la razón última tampoco la tenemos. Nosotros hemos hablado de una estrategia política, que a lo mejor, en esta última vez, cuando Podemos presenta el borrador hubo una equivocación y el resto de partidos no optó por ese borrador. No lo sé. Lo que sí sé es que el discurso TERF está aquí, entre muchas de las feministas socialistas de nuestra región. Tenemos aquí la Escuela Feminista Rosario Acuña, de la que Amelia Valcárcel es su alma máter. Y es de aquí de donde sale el discurso TERF. Nosotros muchas veces nos planteamos si será esta una de las razones de por qué no sale adelante la ley Trans en Asturias, porque uno de los pilares de esta ley, es la autodeterminación y despatologización de las personas trans.

Todo este discurso que se está produciendo y que ahora ha saltado de la manera que ha saltado a nivel nacional, nos hace pensar que muchas veces es voluntad política y voluntad de discurso. No nos podemos olvidar que, cuando IU expulsa al Partido Feminista, aquí hubo una declaración de una persona que tiene mucho poder institucional, Nuria Varela, directora del Instituto Asturiano de la Mujer, apoyando al Partido Feminista y diciendo que IU se ha equivocado. Eso abre la puerta para que pensemos por qué hay veces que aquí no se pueda hacer una ley con las características que tiene la ley trans. Son cosas que tienen mucho que ver.

Y a nivel nacional,  ¿Qué compromisos tiene el Gobierno de coalición con el movimiento trans?

Precisamente esta semana hemos tenido una reunión con la ministra de Igualdad, Irene Montero, para manifestarle desde nuestra federación, conjuntamente con Fundación Triángulo, nuestra preocupación respecto al discurso que está saliendo y la postura que está tomando cierto sector del PSOE. Yo creo que las declaraciones que ha hecho la ministra Irene Montero son claras y rotundas: es un compromiso del Gobierno. La aprobación de las leyes y la aprobación de la autodeterminación, la despatologización y el reconocimiento de todos los derechos trans.

Y ese compromiso no se puede romper. Creo que la ministra ha sido rotunda, que ha sido un buen momento, pero no creo que esta batalla haya terminado. El discurso va a seguir en el candelero, y van a seguir saliendo voces, voces institucionales, hablando sobre esto y negando la autodeterminación y despatologización de las personas transexuales. Cuando hablamos por cierto de autodeterminación, no es una autodeterminación per se, lógicamente entendemos que tiene que venir con las garantías jurídicas. Lo que nosotros decimos es que no tiene que venir con la aprobación de un tercero que apruebe o diga o diagnostique que yo soy Mané Fernández. Garantía jurídica, sí, pero no las que nos proponen ellos.

Y estos debates ya se están dando dentro del propio movimiento feminista y dentro del movimiento trans. ¿Son compatibles feminismo y trans? .¿Qué hay detrás de este debate que está teniendo lugar no sólo a nivel público, sino también a nivel institucional, como tú mismo apuntas?

Lógicamente son compatibles. Y no sólo eso, sino que son ramas del mismo árbol. No se entiende el feminismo sin el movimiento trans o LGTBI. A lo largo de la historia, el movimiento LGTBI, ha ido siempre de la mano del movimiento feminista. Nosotros somos una federación feminista, pero lógicamente no somos excluyentes, y no lo podemos ser. De hecho, el discurso se tiene que ampliar, con una visión a futuro. No podemos volver al discurso del pasado. Toda esta discusión que estamos teniendo ya se había resuelto. Todo lo que tenía que ver con la biología de los cuerpos dentro del feminismo ya se había resuelto.

Porque si vamos a volver a hablar de que la mujer es oprimida por su cuerpo y su biología específica, cuando eso ya había sido resuelto, mal vamos. Estamos retrocediendo y no podemos permitirnos ese retroceso porque nos jugamos mucho. El movimiento trans y el movimiento LGTB tienen que ir de la mano del movimiento feminista, porque sufrimos desde diferentes perspectivas la opresión. La sufrimos por parte de una sociedad machista que va marcando los cánones de cómo nos tenemos que comportar. Sobre esa base, tenemos que sentarnos, discutir, y unificar le discurso, pero nunca, nunca excluyendo.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA