fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Sociedad

Marisa, Leticia y Silvia: tres mujeres con derecho al Ingreso Mínimo Vital

Se estima que unas 850.000 familias y 2,3 millones de personas sean perceptoras de esta nueva prestación que supone una revolución social en España

Marisa tiene 45 años y vive sola con su hijo de 9 años en un pueblo de la provincia de Sevilla. Hasta que llegó el confinamiento, trabajaba limpiando casas y escaleras y ganaba alrededor de unos 700 euros mensuales en la economía informal, pero desde que se decretó el estado de alarma subsiste gracias a la caridad, a su madre, a asociaciones benéficas y a los servicios sociales que le han dado un par de cheques de 60 euros  para canjearlo por fruta, carne, pescado y productos de higiene en el supermercado. “Todo lo que no me dan en las colas”, apostilla.

Separada y con un menor a su cargo que tiene autismo, sin lugar a dudas, Marisa será una de las familias beneficiarias del Ingreso Mínimo Vital (IMV) que se aprobará en el Consejo de Ministros extraordinario de este viernes. Por encima, probablemente recibirá alrededor de 650 euros mensuales, al tener un hijo menor con discapacidad.

La medida ha sido muy debatida dentro del Gobierno de coalición. Pablo Iglesias reconoció en una entrevista que había tenido que "meter prisa" para que se aprobara y sirviera a paliar los efectos sociales de la pandemia. El Ingreso Mínimo Vital, una de las propuestas estrella que llevaba Unidas Podemos en su programa electoral para luchar contra el empobrecimiento de la sociedad española tras la crisis de 2008, se convierte ahora en el bote salvavidas al que se podrán agarrar las personas sin recursos.

La prestación, salvo que haya alguna modificación una vez publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), irá desde los 462 euros a los 1100 euros y tiene como objetivo paliar la pobreza y permitir un itinerario de inclusión laboral para los ciudadanos que la reciban. Es el caso de Leticia, también de 45 años y vecina del barrio madrileño de Tetuán, que afirma que “no quiero vivir toda la vida con una ayuda, pero es que ahora mismo no tengo nada y es imposible que me llamen de ningún trabajo”, cuenta.

Revolución social 

Leticia y su marido, también sin ingresos, serán una de las primeras familias que solicitarán esta prestación que se prevé, según el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que alcance a 850.000 familias y a 2,3 millones de personas, lo que supondrá una auténtica revolución social para el Estado del Bienestar español.

A quienes acusan de vagos a los potenciales perceptores del IMV, Leticia tiene algo que decirles: “Me gustaría que se vieran en nuestra situación, que vieran cómo es subsistir con trabajos precarios y cómo vivirían ellos con el COVID y sin ningún tipo de ingresos”.

Silvia, de 70 años, vive sola en Barcelona y cobra una pensión no contributiva de poco más de 390 euros. Nunca cotizó porque sufrió la discriminación para acceder al mercado laboral por ser mujer transexual, ganándose la vida en la economía informal y en el mundo de la noche. Con lo que gana, admite que el mes se le hace muy “cuesta arriba” y reconoce que los servicios sociales muchos meses le pagan los suministros básicos porque, de lo contrario, “sería imposible comer”.

Compatible con otras ayudas

A la espera de que se apruebe el IMV, Silvia está convencida de que podrá compaginar su pensión no contributiva con la nueva prestación. “Eso es lo que he escuchado en la tele”, reconoce.

Una de las novedades de esta nueva prestación es que será compatible con las rentas mínimas de las comunidades autónomas, con pensiones no contributivas y con empleos de baja intensidad, por lo que, de facto, el Ingreso Mínimo Vital se convertirá en un complemento salarial para garantizar que todas las familias tengan una vida digna o lo más cerca posible de la dignidad.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA