fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Marruecos y el Sahara Occidental están en guerra

Estamos en guerra. Las constantes violaciones del Alto al fuego, pero sobre todo la impunidad de las violaciones de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sahara Occidental por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes, ante la pasividad (por no decir connivencia) de la ONU y su misión desplegada sobre el terreno, han colmado la paciencia del pueblo saharaui.

Era una guerra anunciada como consecuencia de un cumulo de violaciones del alto al fuego provocadas por Marruecos, el descarado pillaje de los recursos naturales por cielo, mar y sobre todo por tierra a través del detonante de la nueva guerra, la brecha ilegal del Guerguerat.

La represión, torturas, encarcelamientos y acoso a los activistas en territorios ocupados ha hecho estallar un status quo que solo beneficia a la fuerza de ocupación marroquí.

Tras veintinueve años de espera de un referéndum, estamos viviendo una guerra que quisimos evitar. Fueron casi tres décadas de respiración contenida, con la esperanza de que la Comunidad Internacional ponga en valor el dialogo, pero sobre todo lo principios y valores, la democracia y el derecho de los pueblos a la autodeterminación como es el caso de la excolonia española, el Sahara Occidental.

En el Sahara Occidental, España pudo y puede jugar un papel fundamental en la resolución del conflicto como potencia administradora, que lo sigue siendo, aunque quiera limpiarse las manos y seguir mirando para otro lado.

Después de cuarenta y cinco años de la venta del Sahara Occidental, España tiene la oportunidad de condenar y anular los vergonzosos Acuerdos Tripartitos de Madrid como gesto y medida necesaria para ser un interlocutor valido en la escena del conflicto. Un día antes del fatídico aniversario de los Acuerdos de Madrid, el 13 de noviembre, se rompe el alto al fuego unilateralmente por Marruecos al atacar a los civiles saharauis que se encontraban concentrados para manifestarse en protesta por la brecha ilegal en Guerguerat. Esta brecha es un punto por el que Marruecos comete el pillaje de los recursos naturales saharauis burlando las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La irrupción del ejército marroquí en la zona de Guerguerat es una flagrante agresión contra el pueblo saharaui y una violación clara y deliberada del Acuerdo del alto al fuego firmado por Marruecos y el Frente Polisario en 1991 bajo los auspicios de la ONU.

Las autoridades de la Republica Árabe Saharaui Democrática notificaron a la ONU, a su secretario general, Antonio Gutiérrez y al Consejo de seguridad la gravedad de la situación, así como los movimientos que Marruecos y su ejército estaban llevando a cabo en la zona, pero no hubo respuesta de la ONU ni por parte de su misión sobre el terreno, la MINURSO.

La inoperancia de la ONU obliga al Frente Polisario y al ejército saharaui a responder en legítima defensa puesto que no se trata solo de la brecha ilegal de Guerguerat, se trata de una larga ocupación militar ilegal perpetrada por Marruecos contra un indefenso pueblo que sigue reivindicando su derecho a la libertad. El pueblo saharaui también reclama a España que asuma sus responsabilidades políticas y jurídicas  en la descolonización de su excolonia, pero no hay gestos encaminados en esa dirección por parte  del gobierno español. La falta de voluntad del Estado español lo aleja cada vez mas de poder desempeñar incluso el rol de mediador.

A estas alturas del conflicto lo que queda claro es que el pueblo saharaui y su legítimo representante, el Frente Polisario, no volverán a retomar un Acuerdo de Paz que contemple un alto al fuego sin las debidas garantías como ha expresado el gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática en un comunicado con fecha 18 de noviembre. La guerra ha comenzado y esta vez en la mesa de negociaciones entre el Frente Polisario y Marruecos habrá mucho que dirimir.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes