fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Más Madrid debe una explicación a las personas LGTBI

La transversalidad es defender el bien común, no cambiar cromos con el PP

PP, Más Madrid y Ciudadanos han unido sus votos en el Ayuntamiento de la capital para otorgarle la medalla de honor de la ciudad a las exalcaldesas Ana Botella y Manuela Carmena. La votación ha tenido lugar en un pleno extraordinario y urgente, ya que los tres grupos políticos acordaron votar esta propuesta una vez celebradas las elecciones autonómicas, sabedores de que la votación hubiese tenido coste electoral de haberse celebrado antes de los comicios del 4M.

A todas luces, la decisión se parece mucho al típico cambio de cromos que la vieja política pactaba de puertas para adentro y escenificaban como un pacto entre caballeros que finamente llaman “lealtad institucional” o “cortesía parlamentaria”. Es decir, tú votas al mío, yo voto al tuyo. Ande yo caliente, ríase la gente.

Para quienes no sepan quién es Ana Botella, bastaría contar que vendió casi 2.000 viviendas sociales, propiedad de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid, a fondos buitres, hecho probado por el que fue condenada por el Tribunal Supremo y cuya devolución de las viviendas al Ayuntamiento está pendiente de que los actuales gobernantes capitalinos pidan la ejecución de la sentencia. La operación especulativa motivó que casi 2.000 familias de bajos ingresos fueran desahuciadas.

La exalcaldesa de Madrid, figura mítica del aznarismo, sin el que no puede entenderse el nacimiento y sustento ideológico del que se nutre Vox, será recordada también por los siglos de los siglos porque, mientras la ciudad lloraba a las víctimas mortales del Madrid Arena, se fue a un spa a Portugal con su marido, José María Aznar, para quitarse del medio de su responsabilidad política en el accidente producido en un edificio municipal.

Ahora que se celebra el décimo aniversario del 15-M, basta recordar aquellos días para saber que Ana Botella se convirtió en unos de los símbolos por su oposición frontal a la acampada de Sol en la que ideológicamente tomó forma algunas de las demandas de los indignados. Igual a Más Madrid se le ha olvidado, a pesar de que sus líderes se reclaman herederos del 15M, pero la exalcaldesa que recibirá los honores institucionales del Ayuntamiento, gracias al pacto de PP, Más Madrid y Ciudadanos, llegó a precintar un banco de alimentos levantado con las manos de activistas del 15-M para paliar las necesidades alimenticias de los vecinos de Madrid que llamaban a los servicios sociales municipales y les decían vuelva usted mañana.

Siendo graves todos estos hechos, que ya de por sí justifican que Más Madrid no hubiese cambiado cromos con el PP para lavar la imagen de la exalcaldesa, Ana Botella trabajó abierta y descarnadamente en contra del matrimonio igualitario, llegando a comparar el amor entre personas del mismo sexo con peras y manzanas. A la historia del absurdo y el ridículo de la homofobia pasará una frase pronunciada en 2004, durante los días en los que las personas LGTBI soportaban insultos y descalificaciones a diario por parte de los líderes del PP y de la jerarquía de la Iglesia Católica: “Una manzana y una pera no pueden dar dos manzanas”.

En 2014, ya como alcaldesa de Madrid, prohibió la megafonía del Orgullo LGTB en los escenarios de Plaza del Rey, Plaza de Chueca, Vázquez de Mella o Plaza de Colón. Todo esto mientras viajaba a ferias de turismo internacional para promocionar Madrid como destino turístico gayfriendly. La animadversión contra los actos del Orgullo LGTB obligaron a los organizadores del evento a convocar una rueda de prensa para denunciar las trabas de la administración de Ana Botella.

Más Madrid, formación política que tiene entre su electorado a una parte importante del colectivo LGTB de la capital, debe explicar por qué ha votado a favor de honrar institucionalmente a la exalcaldesa que incluso amenazó con expulsar el Orgullo de Chueca y que pasará a la historia por trabajar en contra de la igualdad del colectivo LGTB.

El acuerdo de Más Madrid con PP y Ciudadanos, al que el PSOE ha votado en contra, no es un “pacto transversal de ciudad”, que es el argumento que usa el partido de Iñigo Errejón para justificar sus otros acuerdos con el PP en el Ayuntamiento de la capital, que han servido para que Almeida se venda como moderado mientras que Ayuso se erige como portavoz de la ultraderecha en su oposición al Gobierno de España, sino un engaño a un colectivo con el que Más Madrid ha estado haciendo actos electorales en Chueca hace sólo una semana. No puede ser que la transversalidad se confunda con los viejos trucos de la vieja política. La transversalidad es defender el bien común, no cambiar cromos con el PP. 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

6 Comentarios

6 Comments

  1. Josu Monreal

    11 de mayo de 2021 01:33 at 01:33

    Una medalla para Manuela Carmena, una señora que estuvo afiliada al PCE casi dos décadas y el otro día habló pestes de IU. Una mujer que por su ambición rompió el bloque progresista, y con ello robó
    a l@s madrileñas la esperanza de un consistorio de izquierdas.

    Y que decir de la señora Botella, que vendió a fondos buitre miles de viviendas sociales, para gente necesitada.

    Esto es lo que hace Errejón por su ambición, le da igual venderse al diablo, si con ello consigue algo a cambio.

  2. ESTRELL@

    11 de mayo de 2021 07:59 at 07:59

    gracias , muy buen articulo: claro y conciso.
    Y totalmente de acuerdo con los comentarios.
    Pero no esperéis ninguna disculpa, mas bien lo contrario.
    Es que eso es de risa pero me dan ganas de llorar.

  3. Pintaius

    11 de mayo de 2021 10:20 at 10:20

    En la película Pactar con el diablo, Al Pacino, en su papel de diablo, afirma al final de la historia que la vanidad es, sin duda, su pecado favorito.

    Cuando todos los medios de comunicación/persuasión te dicen continuamente que sin ti Ahora Madrid no hubiera ganado nada, que eres la estrella de la candidatura, que eres alcaldesa porque tú lo vales, es posible que te lo termines creyendo.

    Lo mismo pasa con el muchacho. «Si te desmarcas del Podemos de Pablo Iglesias serás el rey del mambo a la izquierda del PsoE». Halagos por aquí, entrevistas afables por allá, palmaditas en la espalda por acullá.

    Y luego el Poder se cobra sus favores, claro, y votas a favor de la Operación Chamartín o le concedes una medalla a la alcaldesa más inepta que ha tenido Madrid en esta simulación de democracia que tenemos.

    Íñigo Errejón, su Más Madrid y su Más País nunca podrán proclamar que jamás se equivocarán de bando.

  4. Carlos Primero de los Míos

    11 de mayo de 2021 16:12 at 16:12

    Los madrileños acaban de dar 24 diputados a Más Madrid y solo 10 a Unidas Podemos, amén de un montonazo a los tinglados de derechas, lo que hace que en mi cabeza retumbe una pregunta: ¿Merecen algo los madrileños?
    La respuesta que no me gustaría oir es NO, pero la oigo y además la certifico. Que les den… (a mí incluido, por no haber vivido en otro lado medianamente decente)

  5. Horacio Roldán García

    11 de mayo de 2021 23:42 at 23:42

    Raúl te sigo, te seguimos. Si alguien quiere aprender periodismo que te lea a pesar de tu juventud.

  6. marcelino Benito Rodriguez

    12 de mayo de 2021 11:34 at 11:34

    Vaya futuro nos espera a los madrileños, gobernando los del PP y como oposición(con el apoyo de la mayoría de los medios de comunicación) los Progres Pijos.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes