fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

TV y redes

Millán Astray no es un “monstruo sanguinario” pero Pepa Flores es “prosoviética”: críticas a ‘El Mundo’ por el título de dos perfiles

El primero lo ha elaborado Jorge Bustos, y el segundo Luis Alemany

Quizá no haya sido el mejor día para juntar los dos titulares. Sobre todo si se tiene en cuenta que pocas personas pinchan dentro de los textos, y que ambos están incluídos en el servicio premium del diario. ‘El Mundo’ ha elaborado hoy dos perfiles de personajes históricos por distintas razones: José Millán-Astray y Pepa Flores. El primero ha sido elaborado por Jorge Bustos, jefe de Opinión de el medio. El segundo por Luis Alemany.

El titular elegido para encabezar el perfil de Millán Astray en la web es “Ni monstruo sanguinario ni enemigo de la inteligencia”. “No era un hombre dado a la corrección, ni por cierto a la política, ni por tanto a la corrección política; pero ni fue el monstruo sanguinario que fabuló Arturo Barea ni el enemigo testosterónico de la inteligencia que propagan los tergiversadores del episodio de Salamanca”, escribe Bustos, que dentro titula la pieza como “tullido, exaltado y kamikaze a plazos”. “No merece una hagiografía, pero tampoco una concienzuda operación de amnesia por decreto. Que por otra parte resulta ineficaz, si no contraproducente”, continúa el autor.

El de Alemany es mucho más corto, y además de indagar más en los aspectos personales de Flores y en su relación con personas como Antonio Gades, se pregunta qué tipo de comunismo profesó y que razones le llevaron a identificarse con ese sistema de ideas.

“Hay una variación de este tema que todavía no hemos tocado: la del comunista por desquite vital. La foto de Pepa Flores con el puño al alto en un acto del Partido Comunista de los Pueblos de España, muy seria y en claroscuro, es un ejemplo perfecto. Flores parece decir: sé que queréis que sea Marisol para siempre, que sea guapita y graciosa y dócil, y por eso mismo voy a ser lo contrario. Voy a ser una comunista prosoviética en 1984, en la época de Chernenko. Y después, me iré a Vitoria, a una fiesta de Herri Batasuna”, se lee en la semblanza.

A muchos usuarios, la conjunción de los dos trabajos en un mismo día no les ha sentado demasiado bien.

 

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes