fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Non plus ultra

“Nos reímos del honor y luego nos sorprendemos de encontrar traidores entre nosotros". C. S. Lewis

El significado de esta locución es “no más allá”. Según la leyenda, Hércules la grabó en el estrecho de Gibraltar para indicar que no había tierra más allá. Que allí terminaba el mundo conocido. También suele utilizarse como expresión del perfeccionamiento máximo. Se debería contraponer al “plus ultra”, lema oficial de España que ha sido cooptado por el neofascismo. Ya no es España un imperio en dónde no se pone el sol. Nuestro orgullo está herido por los tunantes y ladrones que lo han mancillado.

Por ello, la composición del parlamento español es hoy la expresión más perfecta de la realidad política e histórica de nuestro país. Plurinacional. Multilingüístico. Polifacético en sus necesidades y aspiraciones. Ya no vale dar el pronóstico del tiempo para Madrid como el referente para España.

La operación del franquismo tardío ha llegado a su fin. Luego de la sucesión de elecciones que desembocaron en la voluntad plural de la ciudadanía, terminó en ser reconocida su diversidad. Lo requerido por Cataluña difiere de lo que callan los gallegos para su realización histórica y resarcimiento económico. El País Vasco ya no calla, cuando por medio de los mecanismos constitucionales y democráticos plantea sus necesidades, que no son las mismas que las que tiene la Región Murciana. Así cada autonomía.

La operación postfranquista y sus operadores en el modelo de la Transición está agotado. Sus contradicciones se fueron manifestando a lo largo de estos cuarenta y cinco años. La pertinaz corrupción del sistema clientelar y saqueador del franquismo se prorrogó una y otra vez. Los ejemplos ya resultan agraviantes. Baste con la intención de los Franco de apropiarse de bienes pertenecientes al patrimonio nacional. Toda una metáfora. Tal vez para ocultar sus vicios aludan a los símbolos de todos y cada uno de los españoles. Olvidan que con cada acto deshonesto corrompen la unidad de una España que dicen defender.

La concentración de la riqueza en nuestro país ha sido una constante que fue facilitada por los sucesivos representantes del modelo postfranquista. Sería imprescindible que se abriesen los archivos documentales de los años de la dictadura y los posteriores a la muerte del dictador. Es inasumible admitir las falacias con las que se han enriquecido aquellos que han defendido y defienden el modelo que prorrogó el statu quo del régimen con el apoyo de cargos judiciales, militares, económicos y políticos.

Tanto es así que, la verborragia de Inés Arrimadas, al calificar de izquierda del PSOE actual a quienes constituyeron una mayoría alternativa a la derecha postfranquista, sin quererlo, blanquea a un neosocialismo cómplice con el neofranquismo. El ejemplo más claro se cristalizó en la Gestora que derribó a Pedro Sánchez. Fueron los promotores de la Gran Coalición. Aún lo pretenden. Esos que siguen defendiendo a un ex jefe del Estado sospechado de delitos económicos graves. Esos que formalizan desde las estructuras del socialismo español, una defensa a ultranza del mantenimiento de la continuidad del statu quo postfranquista. Son los que nos llevan a considerar las razones por las que no se recuperó la Memoria Histórica de los asesinatos masivos cometidos por el franquismo. El por qué no se revisaron las camarillas económicas beneficiadas por el saqueo y que se mantuvieron inalterables en todos estos años. O qué razones se dieron para permitir que las estructuras policiales y parapoliciales de la dictadura prolongaran sus actividades hasta nuestros días.

Esas personas, o sus representantes, se sientan en puestos clave de todas las instituciones del Estado. Esas personas no admiten que el cambio originado en el votante se consolide en una legislatura social. Desean mantener los privilegios que los han enriquecido a costa de todas las personas honestas del país. Los que dicen defender el “plus ultra”. Pues al parecer a ellos, la mayoría plural y alternativa de los votantes españoles les está diciendo “non plus ultra”. Aunque aún haya mucho por hacer.

Recuerda que en ti está la fuente del poder cambiar las cosas. También la de permitir que regrese la oscuridad.

Ya sabes.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes