fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Sociedad

"Nos decían que nuestros padres se habían puesto malos, la ambulancia no venía y a las pocas horas estaban muertos"

Más de 6.000 personas, el 80% de los fallecidos por coronavirus, ha fallecido en residencias de ancianos en la Comunidad de Madrid

Repunte residencias ancianos Madrid

De las casi 8.700 personas que han fallecido en Madrid por coronavirus, el 80%, más de 6.000, han sido ancianos que vivían en residencias acogidas al acuerdo marco de la administración autonómica, que es quien establece las condiciones sanitarias, asistenciales y de ratio que deben tener los alojamientos para mayores. En el resto de España, los fallecidos en residencias supone el 30% del total.

La madre de Mari Luz, de la residencia Montehermoso de la Casa de Campo, murió sin que a su hija le informaran de nada. Hasta que en un día se lo dijeron todo de golpe: “Nos decían que nuestros padres se habían puesto malos, la ambulancia no venía y a las pocas horas estaban muertos”.

“Un día llamaron diciendo que había 4 ancianos enfermos para llevar al Clínico y que sólo cogían al más joven, así que el resto murió en soledad, sin atención”, afirma Rosana Castillo, cuya madre falleció también en la residencia de Montehermoso.

Nadie de la residencia llamó a los familiares para darle información de la situación. Alertados por las noticias que aparecían en los medios, los hijos de los residentes se organizaron a través de un grupo de Whatsapp. En Montehermoso, el primer fin de semana de marzo murieron 14 personas, aunque en una llamada que hicieron, los responsables de la residencia sólo admitieron que había 70 infectados y dos muertos.

Ante la falta de información, Rosana Castillo cuenta que los familiares se fueron organizando para escribir a las Consejerías de Sanidad y Políticas Sociales. “Empezamos a decirles que había muchos fallecidos y que, por favor, nos dijeran cómo está la residencia de nuestros padres”. Para 130 residentes, sólo había un médico de 8 a 15 horas y una enfermera por turno.

Llamada de socorro

El 18 de marzo, alertados, deciden lanzar una “llamada de socorro” al consejero de Sanidad a través de un correo electrónico y “jamás nos contestó”. El día 25 del mismo mes, ante la inacción de Sanidad y “angustiados”, los familiares escriben a una asesora de Alberto Reyero, consejero de Políticas Sociales, y son informados de que hay 32 trabajadores de baja.

“Imagínate cómo estaría la residencia”, relata por teléfono Rosana, quien se va a personar en la denuncia que el Defensor del Paciente puso ante la Fiscalía y que en estos momentos está instruyendo en el Juzgado Número 51 de Madrid, en el que la titular es Carmen Rodríguez Medel.

La madre de Rosalía falleció sola en la residencia. “No sé qué tratamiento le pusieron ni nada, si es que le pusieron algo. Sólo me dijeron que los equipos paliativos no fueron porque no tenían equipos de protección”, explica con pesar.

La abuela de Silvia dio positivo pero fue asintomática, gracias a lo que es una de las supervivientes de la residencia concertada Vitalia de Leganés, donde murieron 96 ancianos y llegó a dimitir el equipo médico al completo. “Cuando empezó todo no teníamos información ninguna, sólo veíamos por los informativos que estaban muriendo abuelillos”, dice Silvia, quien apunta que su familia lo ha vivido con “mucha desesperación”.

25 residencias públicas de 475

Las residencias de ancianos de la Comunidad de Madrid están privatizadas en un 94%, sólo 25 de las 473 que existen son públicas y acumulan un largo historial de denuncias. En manos de fondos buitres, la diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Carol Alonso, indica que sólo en 2019 recibieron 170 denuncias por comida en mal estado, falta de personal y hacinamiento.

“El modelo es construir residencias mastodónticas con muchos residentes por centro para hacerlo aún más rentable”, apostilla la diputada. Alonso relata que su grupo parlamentario recibió multitud de llamadas de familiares pidiendo “socorro” y se queja que los medios de comunicación tardaron mucho tiempo en hacerse eco.

La residencia Vitalia de Leganés donde han fallecido 96 ancianos, considerada el símbolo del modelo privatizador que el PP ha instalado en la Comunidad de Madrid, obtuvo un millón de euros de beneficios el año pasado y gran parte de ese dinero es público, porque está concertada y recibe fondos de la Consejería de Políticas Sociales.

Rosalía Castillo espera que se haga justicia y no se explica “cómo hemos podido llegar a esto”. La residencia de su madre sólo fue inspeccionada por teléfono, ni dio información a los familiares y en muchos casos ni cogían el teléfono ni respondían correos electrónicos. Una de las pocas llamadas que recibió Rosalía fue para decirle que había sólo 14 fallecidos. La realidad es que murieron 50 personas, entre ellas su madre, sin saber en qué circunstancias.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA