fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

‘Not all men’, pero sí a todas las mujeres

¿Qué mujer no ha sufrido una agresión machista a lo largo de su vida? Puede parecer aventurado contestar que todas. Increíble, exagerado, capcioso. Estas son las reacciones que suscita esta pregunta. Nunca se debate o analiza. El o la interlocutora siempre tienden a poner en duda la cruda realidad que asoma ante esta pregunta. Bien porque la realidad es demasiado dura y pone en evidencia la pésima calidad de la sociedad en la que convivimos, o bien por interés personal o justificación de esta violencia. El foco del cuestionamiento siempre es para la mujer o el colectivo que alberga. Pero la realidad es tozuda e inclemente. Ninguna, ninguna mujer se libra del ataque machista, bien por omisión o comisión, desde la poco original agresión verbal ‘zorra’ hasta el asesinato o violación. Es más, las mujeres tenemos la obligación de demostrar con datos, informes forenses, vídeos o audios, notarios o medios oficiales que avalen la veracidad de las agresiones que sufrimos. Nuestra palabra, situación física, realidad económica o social no son suficientes para un sistema que adolece de heteropatriarcado, ni para sus valedores.

Recientemente, el Ministerio de Igualdad ha lanzado datos de la macroencuesta que realiza cada cuatro años con el fin de recabar datos sobre la incidencia de la violencia machista en la mujer. Extraigo algunos datos que se han quedado grabados con dolor en mi conciencia femenina, para deleite de la absurda masa que ya los habrá olvidado. El 35,2% de las mujeres residentes en el Estado español han sufrido violencia física o sexual solo por el hecho de serlo, esto es, de ser hombres no habrían sufrido este tipo de violencia. Que ya os veo gritar al cielo declamando “a nosotros también nos dan palizas en la calle”. 453.000 mujeres han reconocido haber sufrido violación. Casi la totalidad de las mujeres que han sufrido violencia sexual la han recibido por parte de un hombre, en la mitad de los casos por parte de un familiar, amigo o conocido.

En total, el 57,3% de mujeres españolas han sufrido algún tipo de violencia machista, esto supone que 11.688.411 mujeres, más de la mitad de las mujeres españolas, han sido víctimas de violencia machista.

Coincidiendo con estos datos, la Fiscalía lanza los suyos y declara en su memoria anual, con motivo de la apertura del Año Judicial, que en 2019 se interpusieron 168.057 denuncias por violencia de género y que solo se incoaron, se inició proceso, en siete causas por denuncia falsa. En el caso de que todas estas denuncias recibieran una sentencia condenatoria, el porcentaje final sería del 0,01%. Así y según la Fiscalía, se produce un 0,01% de denuncias falsas por violencia de género. Que un órgano como la Fiscalía haga hincapié en este dato no es gratuito. Es una respuesta a la creencia artera y machista que acusa a las mujeres de esta práctica, la de utilizar denuncias falsas contra los hombres, en un desesperado intento de criminalizar a las mujeres. Creencia que curiosamente muchas personas abrazan con gusto.

Lástima que estos estudios sobre el comportamiento de la población que ejerce violencia machista vayan a ser pasto del olvido en poco menos que un clic de ratón. Tal vez por la inmediatez de la información, por la rapidez de consumo de noticias o por la insultante falta de interés que genera el hecho de que más de la mitad de las mujeres españolas sean víctimas de sus congéneres hombres. O, sin duda alguna, por los tiempos convulsos que nos ha tocado vivir, con la pandemia que nos asola como excusa para perpetrar una guerra fría entre clases. Y como ocurre en todos los oscuros momentos históricos, la mujer queda relegada a un segundo plano y sus derechos y libertades son vulnerados de camino a barrios no confinados donde servir a las clases altas.

Y entre medidas antipobres, perdón, anticovid, y con una crisis económica que incrementará, sobre todas las pobrezas, la pobreza femenina, no olvidamos venerar a seres como Sánchez Dragó o Pablo Motos, que desde sus altares mediáticos y respaldados por el sistema y sus compadres, siguen midiéndose sus cerebros de entrepierna, a ver quién hace el blanqueo más ingenioso de una agresión machista, incluso algún que otro alegato a favor de la pederastia. Esto no lo olvidamos, no. Que no se nos olvide alimentar a quien nos parasita y devora desde sus altares.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA