fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Otegi parafrasea a Camacho a su salida de la cárcel hace 45 años: “Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar”

Detenciones, juicios y prisiones jalonan las trayectorias políticas de ambos líderes

Otegi parafrasea a Camacho a su salida de la cárcel hace 45 años: “Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar”
Arnaldo Otegi, coordinador general de EH Bildu; detrás, Marcelino Camacho, fundador y ex secretario general de Comisiones Obreras

El coordinador general de EH Bildu –la segunda fuerza política de la Comunidad Autónoma Vasca con 21 escaños, la cuarta de la Comunidad Foral de Navarra con siete escaños y que cuenta con cinco diputados y grupo propio en el Congreso–, Arnaldo Otegi, ha parafraseado este lunes al fundador y ex secretario general de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, cuando, a su salida de la madrileña cárcel de Carabanchel en diciembre de 1975, pronunció su ya legendaria frase “ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar”, en referencia a que él y los suyos no fueron domados ni doblados en vida del general Franco y tampoco serían domesticados tras la muerte de este en noviembre de 1975.

“Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar”, ha escrito Otegi en su perfil de Twitter tras publicarse que el Pleno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, por unanimidad, ha ordenado a la Audiencia Nacional repetir el juicio contra el coordinador general de EH Bildu y contra Arkaitz Rodríguez, Rafa Díez Usabiaga, Sonia Jacinto y Miren Zabaleta por el caso Bateragune, juicio que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo acabó anulando por injusto. El Supremo ha ordenado a la Audiencia Nacional repetir el juicio a pesar de que hasta la propia Audiencia Nacional rechazó de plano el pasado mes de octubre la pretensión de Vox –partido ultraderechista que este lunes no sólo ha celebrado la decisión del Supremo, sino que también ha vuelto a reclamar la ilegalización de EH Bildu– de repetir el juicio, y la rechazó por un lado porque no existe ninguna previsión legal sobre ello, por otro lado porque ni la sentencia de Estrasburgo ni la del propio Supremo del pasado mes de julio –que la aplica en España– ordenan hacerlo y por otro lado porque Otegi, Rodríguez, Díez Usabiaga, Jacinto y Zabaleta ya han cumplido las penas a las que fueron condenados.

Camacho nació en Soria en 1918, se afilió al PCE en 1935 y se unió como voluntario al Ejército republicano en 1936 para luchar en la Guerra Civil contra los golpistas de Franco. Detenciones, juicios, cárceles, fugas, campos de concentración, más fugas, más detenciones y un exilio después, en 1957 Camacho volvió a España –donde se convirtió en uno de los fundadores y principales impulsores del entonces clandestino sindicato Comisiones Obreras–, pero en 1967 volvió a ser encarcelado por sus actividades políticas y sindicales, esta vez en la cárcel de Carabanchel, ubicada en el barrio madrileño donde tenía su residencia y a cuyas puertas pronunció en diciembre de 1975 –recién liberado, con motivo del indulto real por la proclamación de Juan Carlos I como rey y jefe del Estado, y 16 meses antes de que los sindicatos fueran legalizados en abril de 1977– su “ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar”.

En pleno franquismo

Otegi nació en Gipuzkoa en 1958 –es decir en pleno franquismo, un año después del regreso a España de Camacho y un año antes de la fundación oficial de ETA– y también ha sido detenido, juzgado y encarcelado en varias ocasiones, la última de ellas en octubre de 2009, precisamente por la sentencia del caso Bateragune, cuyo juicio Estrasburgo acabaría anulando por injusto. El coordinador general de EH Bildu salió de prisión en marzo de 2016 –Rodríguez, Jacinto y Zabaleta lo habían hecho en octubre de 2015 y Díez Usabiaga lo haría en junio de 2017– “más independentista” que antes de ingresar en ella y con su condena cumplida, pero ahora el Tribunal Supremo ordena repetir su juicio.

ETA anunció el cese definitivo de su actividad armada en 2011 y anunciaría su disolución en 2018. Cuando Otegi, Rodríguez, Díez Usabiaga, Jacinto y Zabaleta fueron detenidos en 2009, estaban trabajando en el seno de la izquierda abertzale para facilitar precisamente el cese definitivo de la actividad armada de ETA, y así lo han acreditado diversas fuentes próximas a un proceso de paz que –más de una década después de aquellas cinco detenciones ya se sabe a ciencia cierta– ha llegado a buen puerto. Ahora, el Tribunal Supremo ha ordenado a la Audiencia Nacional repetir el juicio contra ellos, basándose en un insólito informe de la Fiscalía dictado el mismo día en que Otegi –histórico de una izquierda abertzale que no participó en los pactos del 78, en los que sin embargo sí participaron Camacho y los suyos– anunciaba públicamente que EH Bildu apoyaría en el Congreso el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado del Gobierno de coalición. La respuesta de Otegi al Supremo, la misma que la de Camacho al abandonar Carabanchel hace 45 años, en plena Transición del franquismo al régimen del 78: “Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes