fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

El Megáfono

Pablo Máximo Décimo Meridio Iglesias

Ni el mismísimo Garri Kímovich Kaspárov hubiese sido capaz de prever este enroque, visionarios de la talla de Tony Cantó -ironía on- todavía están buscando por que zona de la escuadra ha entrado el esférico, los politólogos del país mirándose entre las piernas atónitos cómo es posible que se les haya encajado semejante porra sin enterarse de nada, magistral, enorme, brutal la jugada del mejor aprendiz de Julio Anguita.

Mientras en cualquier país del extranjero dimiten por una multa de tráfico, dentro de las fronteras españolas era impensable a día de hoy que un político bajara su estatus, sometiera su nivel de vida y arriesgara lo conseguido para derrocar al gobierno de una sociópata capaz de decir en prime time “si te llaman fascista, estas en el lado correcto de la historia”.

Ya conociendo los resultados de las elecciones catalanas, se podía pensar que las réplicas de la hecatombe naranja tras los resultados del 14 de febrero con casi total seguridad llegarían a Madrid, han tardado más de lo esperado, cosa que ha propiciado que el revés del maestro del moño pillara a contrapié tanto a la carcunda como a los pulsa teclas del régimen del 78.

Murcia se adelantaba, el transfuguismo de los que venían a regenerar la política paralizaban una moción de censura, pero el PSOE de nuevo mostró la patita, dejaba ver de nuevo que sus socios favoritos eran los mismos que en plena pandemia mundial permitían a Isabel Diaz Ayuso dejar morir a más de 7.000 personas en residencias geriátricas, los mismos que permitían tener cerradas más de 3.000 camas hospitalarias cerradas mientras con dinero público se engordaban cuentas bancarias de empresarios multimillonarios construyendo un hangar mal llamado “Hospital de Emergencias Isabel Zendal”, triplicando además el coste de lo presupuestado inicialmente, los mismos que pactan con quienes niegan la violencia de género, los mismos que pactan con el odio, y eso había que frenarlo fuese de la manera que fuese.

Que Pablo quitaba el sueño a Pedro , no es una opinión mía, es un hecho, son declaraciones realizadas por el propio presidente del gobierno en televisión, pero no es solo a Pedro Sánchez a quien quita el sueño, la ministra de Defensa ha arremetido contra su socio de gobierno en demasiadas ocasiones, la misma ministra que a día de hoy sigue manteniendo los privilegios a quienes sueñan con fusilar a 26 millones de españoles, García Page decía “el peaje de pactar con los abertzales es muy doloroso”, aun así y con todo, el ex vicepresidente segundo del Gobierno y ex ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha mantenido la compostura en todo momento, a seguido al frente, eso sí, sin dejar de mantener su seña de identidad, cuando ha tenido que decir que no se fiaba de alguien, no dudaba en hacerlo.

Ahora todos aquellos que decían que tocar moqueta era su única razón de ser no saben ni que decir, no saben ni que escribir, no saben ni como reaccionar ante un movimiento jamás esperado de un político en un país que nos tiene acostumbrado a ver como desfilan de cargo en cargo durante décadas, como se reparten despachos, e incluso como cambian de color sin pena ni gloria, véase de nuevo Tony Cantó, Juan Carlos Girauta, o cualquier vocero sin oficio ni beneficio que no sea escupir odio desde que se levantan hasta que se acuestan.

Solo una persona ha sido capaz de poner de acuerdo en este país al Partido Nacionalista Vasco con Ezquerra Republicana pasando por Bildu para sacar adelante unos presupuesto generales del estado, solo una persona ha sido capaz de subirse al atril del Congreso de los Diputados y señalar al cuarto poder, solo una persona ha sido capaz de poner nombre y apellidos a quienes desde la sombra, y utilizando al poder mediático, hacen política, esa persona le pese a quien le pese, se llama Pablo Iglesias Turión.

El púgil de Vallekas, con calzón morado, vuelve al ring, para poner orden, aparta el ego al que nos tiene acostumbrada la izquierda ofreciéndose de nuevo a negociar con quien fuera su compañero, con quien fuera su amigo, eso no lo hace cualquier persona que se encuentra casi en lo más alto del poder, pero conoce las necesidades de Madrid, sabe de sobra en la situación que se encuentra la capital, y quien no juega no gana.

Cual gladiador en la arena del circo romano se enfrenta ahora a quien piensa que es emperadora y que pretende imponer un Cuarto Reich, cualquiera conservaría su puesto ya conquistado en lugar de jugarse el todo por el todo, cualquiera conservaría su cómodo puesto azul en la sede del pueblo, pero ha preferido bajar al lodo, ha preferido demostrar que sigue teniendo los pies en la tierra, ha preferido ver que ocurre abajo y poner orden en donde parece que se está perdiendo la esencia, a preferido demostrar que representa al pueblo.

Ahora, a conquistar Madrid, demostró una vez que se podía, que no sea no por no intentarlo que Sí Se Puede volver a conseguir.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. Capitán Trueno

    17 de marzo de 2021 10:57 at 10:57

    Buen y acertado panegírico, que queda empañado por las múltiples faltas de ortografía en su exposición.

  2. Mohicano

    18 de marzo de 2021 18:48 at 18:48

    Hoy por hoy es el único político que ha renunciado de facto (no podría hacerlo aunque quisiera, que no quiere) utilizar una puerta giratoria cuando lo jubilen de la política.
    Coincido con Capitán Trueno en lo de las múltiples faltas de ortografía, por Zeus.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes