fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

El Megáfono

Pablo Neruda y los comunistas

¿Tanto miedo tiene el ser humano del cambio? ¿Tan grande es ese temor que le lleva a defender ideales contradictorios y contraproducentes? Ese temor que nos lleva a defender una minoría que nunca abogará por nuestros intereses. Esa minoría a la que no pertenecemos

Pablo Neruda poema los comunistas
Por Mateo Canchado.

"Los comunistas". Así titulaba el vate Pablo Neruda su poema en defensa del ideal comunista. Al igual que el pensador alemán, Karl Marx, Neruda se convirtió en un poeta materialista, otorgando a cada palabra un peso materializado.

Como afirma su amigo y compañero Gabrielle Morelli, Neruda frecuentemente llenaba su vajilla de cubiertos ennegrecidos por el paso del tiempo. Nadie comprendía este afán por útiles al abismo de la oxidación, no obstante, el chileno siempre correspondía con una respuesta: “Aunque estén feos o sucios, ahí está la mano del hombre”.

Tras afiliarse al Partido Comunista Chileno, su lírica política atravesó una transición que siguió en movimiento hasta el día de su muerte. Fue en esos primeros compases cuando expresó su sincero sentimiento hacia los “comunistas”.

“Hacen una buena familia, tienen el pellejo curtido y el corazón templado. Por todas partes reciben palos...”

¿Tanto miedo tiene el ser humano del cambio? ¿Tan grande es ese temor que le lleva a defender ideales contradictorios y contraproducentes? Ese temor que nos lleva a defender una minoría que nunca abogará por nuestros intereses. Esa minoría a la que no pertenecemos. Un mero invento para dividir al pueblo.

“Todo lucha por cambiar, menos los viejos sistemas...”

Mientras, nos convertimos en cómplices de un genocidio ideológico y del empobrecimiento de la población, incluidos nosotros mismos. Como bien decía Edmundo Burke, “para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada”.

“Vivan los criminales de varios grados... viva el perro que ladra y que muerde... viva todo el mundo menos los comunistas”, sigue el poema.

Es curioso, lejos de conspiraciones, que 75 años más tarde, el mundo y la situación política en la que nos vemos envueltos puedan ser descritos con este mismo poema. La tinta no se oxida.

“Criminales de varios grados”, desde un rey adueñándose del dinero de sus súbditos, hasta un obrero acabando con la vida de su compañera por ser querida como una posesión.

“Tenemos libertad... ¡qué grande es la libertad! Ellos no la respetan, no la conocen”

“Que grande es la libertad”, diría un empresario, mientras contempla extrañado un pueblo aclamando la suya propia.  “Los cálculos habían fallado”, dijo Neruda, “los pueblos se organizaban...”

Nos organizamos.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes