fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

¿Para qué sirve tener rey durante el coronavirus?

Felipe VI lleva semanas desaparecido en plena pandemia de coronavirus, incapaz de colaborar en su gestión y acorralado por los escándalos de corrupción de la monarquía

U.H.- El coronavirus ha puesto a la ciudadanía y a las instituciones al límite. El virus ha obligado a trabajadores, empresarios, ONG y gobiernos a dar lo mejor de sí mismos para frenar cuanto antes la emergencia sanitaria y hacer frente a las consecuencias sociales y económicas del COVID-19. Pero, en medio de todo este esfuerzo, llama la atención la nula actividad del rey, incapaz de realizar aportación alguna en esta crisis y acorralado por los escándalos de corrupción de la monarquía. Su aportación hasta el momento se ha limitado a salir en dos fotografías y hacer un discurso como el del día de Navidad.

La desconexión entre Felipe VI y la realidad del país quedó clara desde un principio. El jefe del Estado tardó cuatro días en emitir un primer mensaje tras la declaración del estado de alarma y el inicio del confinamiento. 96 horas en las que fue incapaz de articular palabra y en la que ni siquiera los perfiles de la Casa del Rey en las redes sociales publicaron mensajes. En medio de la mayor crisis sanitaria y social de las últimas décadas, muchos ciudadanos, asombrados, se preguntaron: “¿Para qué sirve el rey?”.

Cuando, finalmente, Felipe VI se dirigió a la ciudadanía, lo hizo con un discurso vacío de contenido y en el que obvió deliberadamente toda referencia a los presuntos delitos cometidos por Juan Carlos I, que días atrás le habían forzado a anunciar  la retirada de la asignación económica de la que disfrutaba el rey emérito y a prometer que, cuando su padre, renunciará a parte de su herencia. El discurso fue respondido con una sonora cacerolada por la ciudadanía, que se pregunta por el verdadero papel de la monarquía.

El descontento con la institución parece notable, aunque organismos públicos como el CIS hayan evitado preguntar por el rey y su familia desde 2015, cuando registraron una nota del 4,3 –tres puntos menos que dos décadas atrás-. La crisis del coronavirus parece haber agudizado el cuestionamiento de la monarquía por inútil. Tanto es así que, en los días posteriores, el rey comenzó una serie de reuniones de las que informó en sus redes sociales.

Sin embargo, estos encuentros sirven, simplemente, para que autoridades o empresarios trasladen información al rey. El jefe del Estado sigue sin tener ninguna aportación concreta que realizar en esta crisis, y ha evitado cualquier aparición posterior en los medios. Mientras el Gobierno de Coalición se afana en contener el virus y aprobar medidas sociales, y la ciudadanía se esfuerza por cumplir con el confinamiento y mantener las actividades esenciales, el monarca ha optado por permanecer al margen de la realidad.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA