fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Para violencia, la vuestra

Para violencia, la vuestra

Es la era de la paz, de la no violencia. La era del diálogo y la palabra. O esto es lo que nos han contado. Por supuesto desde altos estamentos, se nos educa y programa para no ejercer violencia, se nos alecciona en la aversión a la violencia. La violencia es un tipo de interacción entre personas relacionada con la agresividad y el control entre individuos, negativa, propia de mentes obtusas y último recurso de seres sin argumento concreto. Ampliamente castigada, penal y socialmente, hemos aprendido que la violencia nunca se debe ejercer, bajo ningún concepto. Se nos enseñan herramientas de resolución de conflictos, paciencia, asunción, resignación, altas dosis de opiáceos receta mediante y alcohol por un tubo.

Hemos logrado desarrollar un sentimiento de asco y miedo profundos cuando vemos violencia explícita. Un rechazo natural, propio de las sociedades que viven largos periodos de paz entre guerras. Y consecuencia de largas campañas publicitarias que desde púlpitos, escaños, estilográficas y micrófonos se lanzan a la población y donde nos describen las maldades de la violencia. El truco es sencillo, nos incapacitan en el uso de la violencia, mientras el sistema, el gobierno, el poder, son los únicos legitimados para ejercerla.

Este año 2020, se han llegado a registrar siete asesinatos machistas en cinco días y uno de cada cinco asesinatos en España lo son por violencia machista. Un hombre ha asesinado a su mujer y a sus dos hijos en Úbeda. Un hombre ha apuñalado a su mujer y a su hijo en Alicante. Un hombre ha rociado con sosa cáustica a una mujer en Sant Feliu de Guíxols. Un hombre ha arrojado de un coche en marcha a su mujer embarazada en Sevilla. Un hombre le ha abierto la cabeza a una mujer con un plato en un bar en Valencia. Un hombre ha violado a su hija en Girona. Un hombre ha tenido secuestrada durante meses a una mujer en Alicante para violarla. Un hombre, ciberdepredador, ha violado a dos menores en Logroño. Un hombre ha quemado a su mujer y luego ha incendiado su piso en El Vendrell. Un hombre es interceptado por la policía cuando metía en el maletero del coche a su expareja maniatada en Trapagaran. Un hombre apuñala a una mujer delante de su hijo en plena calle en Eibar. Todos estos son titulares de casos de violencia registrados en este año. Violaciones, palizas, asesinatos, prostitución y trata de mujeres, violencia sicológica, amenazas, violencia institucional, acoso, pornografía infantil, violencia obstétrica…

La realidad es esta, la violencia es un acto execrable según quién la ejerce. La violencia está legitimada cuando la ejerce el sistema y está consentida cuando la ejercen los hombres. Y esta es una lección que hemos aprendido bien las mujeres. Educadas para la pasividad y la resignación, somos víctimas de las más terribles violencias sin que nadie ponga el grito en el cielo. La sociedad vuelve la cara ante esta realidad, se inhibe ante la violencia que recibe por parte del sistema y consiente, blanquea e incluso justifica la violencia que las mujeres recibimos por parte de los hombres. Este tipo de violencia no se cuestiona, no es terrible a los ojos de la sociedad y se normaliza. Cuando un tiro en la nuca o un secuestro son importantes dependiendo de la víctima, estamos ante una sociedad enferma y perfectamente machista. Una sociedad servil y bien aleccionada por el sistema. Que llegados a un punto, hace oídos sordos a los gritos de dolor de las mujeres pero mantiene los oídos bien abiertos a los gritos de protesta de las mujeres, siempre para cuestionarlos y criminalizarlos. Porque se nos niega hasta el derecho a la vehemencia, se nos niega el derecho a la respuesta, a la defensa, porque la violencia no es el camino. Pero las mujeres siempre somos víctimas de la violencia que con total libertad ejercen los hombres contra nosotras. La violencia es privilegio solo de hombres.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes