fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Pongamos que hablo de Iglesias

Pablo Iglesias siempre busca el ticket donde se le ha perdido, no donde hay luz; lo contrario de lo que hace habitualmente la izquierda ilusoria. Y el ticket se ha perdido en Madrid, donde se ha enrocado una derecha extrema que está a punto de meter en el gobierno de la comunidad-Estado, como la llama Enric Juliana, a la extrema de derecha. Seguramente era más cómodo haber seguido peleando desde el consejo de ministros con el dúo Calvo/Calviño, pero ahora las barricadas están en donde están y no en donde quisiéramos que estuvieran. A ver si la izquierda ilusoria se entera de una vez que la historia no le ha concedido el privilegio de elegir enemigo ni campo de batalla.

Madrid es hoy otra vez el rompeolas de todas las Españas, allí se juega el partido del primer gobierno de coalición de izquierdas desde el Frente Popular. El escenario es muy claro: una derecha hipermovilizada electoralmente, los porcentajes de participación en los distritos conservadores rozan los límites del censo, y una izquierda que ha olvidado  a sus votantes reales, los barrios y los pueblos, y habla solo para los editorialistas de PRISA. Gabilondo, ese hombre triste que confunde ser moderado con ser modosito, y los herederos de Carmena que siguen obcecados en ser la versión roja de los naranjas.

Iglesias se empeñó en entrar en el gobierno cuando otros le pedíamos que se limitara a sostenerlo desde el congreso, él acertó y nos equivocamos los timoratos como yo. Ahí estaba entonces las barricada.  La izquierda ilusa lo acusó de “ambición de poder” en un acto fallido freudiano donde expresaban su propia impotencia ideológica. ¿Puede haber alguna izquierda que no tenga ambición de poder? Y, esa misma izquierda, como tiene menos cintura que una vespa, anda todavía intentando explicar la jugada de Madrid. Ahora balbucean esa estupidez de la tetosterona y tonterías por el estilo para intentar explicar cómo, alguien con tanta ambición de poder renuncia a la vicepresidencia del gobierno, para ser candidato al parlamento de una comunidad autónoma.

Resulta chocante ese empeño tozudo de Pablo Iglesias en no ser simpático. Desde luego no es una virtud y le acarrea muchos problemas en la comunicación, eso precisamente de lo que tanto sabe. Pero frente a esos inconvenientes, hay algo muy valioso detrás de ese pronto antipático: un insobornable compromiso con la verdad como categoría política. Y eso en estos momentos de nuevo asalto reaccionario a la razón, le otorga una ventaja comparativa con respecto a otros líderes de la izquierda. Y eso la gente lo percibe porque el populismo revolucionario no es decirle a la gente lo que quiere escuchar sino lo que necesita oír. Hoy hay hambre de verdad. Este compromiso materialista con la verdad resulta muy atractivo, me recuerda los ecos de la implacable dialéctica de un marxista en medio de una batalla ideológica con tigres de papel.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

7 Comentarios

7 Comments

  1. María Jesús Gutiérrez Rodríguez

    28 de marzo de 2021 21:15 at 21:15

    Miedo me da la que se está organizando ya a propósito del patrimonio de Iglesias y Montero; no van a soltar el «bocao» asique espero que se esfuercen para aclararlo y lo aireen a todos los vientos como hace la derecha.
    Qué acoso tan escandaloso contra Podemos.
    A ver si sale la izquierda tan melindrosa a votar que es lo que hace falta; qué pena no ser de Madrid para poder hacerlo yo.

  2. toymufadao

    28 de marzo de 2021 23:39 at 23:39

    No te preocupes, María, ya lo hacemos nosotros por ti

  3. joaquín archidona acedo

    29 de marzo de 2021 09:48 at 09:48

    Desde fuera, esperamos una reacción en masa contra el insoportable, miserable y ladrón facherío fascista de Madrid,,,, en la urnas,,, si sabiendo que está en vuestras manos y no lo haceis, tendreis pesadillas mucho tiempo y, por expansión en ESPAÑA ENTERA,,,, la derecha va a por todas, sobran más explicaciones.-

  4. Carlos Primero de los Míos

    29 de marzo de 2021 14:04 at 14:04

    Yo soy español, vaya por delante.
    El problema es que en Madrid hay muchos españoles que van a seguir votando a sus opresores, porque sinceramente, a los españoles nos falta un verano y una mayoría son (o somos) unos analfabetos políticos (y de lo otro) de primer grado. Es lo que hay…

  5. ESTRELL@

    29 de marzo de 2021 15:00 at 15:00

    Que el miedo no mate la esperanza y si vencen que no sea por no haber luchado.

  6. Víctor

    29 de marzo de 2021 20:55 at 20:55

    La experiencia me enseñó a no ayudar a quien no me pide ayuda. Allá cada cual con sus actos. Si los no pudientes no votan a quien sería lo natural, o se quedan en casa y no votan, alla ellos. Igual nada cambia, a no ser que vaya todo mal, muy,muy mal. Es poco el margen de cambio que la política puede hoy brindar, no aprovechar las oportunidades es de necios. Peor todavía,el rebaño no necesita de un líder, le basta con un perro. Le deseo lo mejor a Pablo Iglesias, al que admiro,pero,si no se dejan ayudar ni el ni yo pasaremos habré, Otros…. .

  7. mariano tomas Fuentes Alvaro

    30 de marzo de 2021 12:07 at 12:07

    Loa a los lideres y así nos va.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes