fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

“Quienes más empeño ponen en negar la existencia de la lucha de clases suelen ser los que van ganando la batalla”

Diez preguntas a Silvia Gambarte.

“Quienes más empeño ponen en negar la existencia de la lucha de clases suelen ser los que van ganando la batalla”
Silvia Gambarte

La abogada laboralista Silvia Gambarte (Lerín, Navarra; 1979) es letrada del Turno de Oficio Laboral del Colegio de Abogados de Madrid y columnista de ‘Berria’, el único diario publicado íntegramente en euskera, y en su perfil de Twitter se presenta como “una navarra perdida en Madrid”. Y advierte: “Es importante que comencemos de nuevo a pensar en colectivo y que demos más importancia al nosotros que al yo, porque la única manera de defender nuestros servicios públicos y nuestros derechos es desde el nosotros”.

1. ¿Cómo explicarías de forma sencilla en qué consiste el derecho laboral?

Es la rama del ordenamiento jurídico que regula las relaciones laborales. Gracias al derecho laboral, empresas y trabajadores saben cuáles son sus derechos y sus obligaciones. En muchas ocasiones, es la herramienta que protege a los trabajadores frente a las imposiciones contrarias a derecho del empleador, pero es necesario que el trabajador haga valer sus derechos, porque uno de los problemas que vivimos actualmente es que los empleadores recortan derechos de manera arbitraria y los trabajadores no hacen nada, quizá debido a la situación que toca vivir a muchas personas o al miedo que nos meten.

2. Si te digo “toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad, es una historia de luchas de clases”, ¿qué me respondes?

Que es una gran verdad. La lucha de clases existió, existe y existirá. Llámalo como quieras: lucha entre burguesía y proletariado, explotadores y explotados, los de arriba y los de abajo, opresores y oprimidos…, pero, pese a los distintos nombres que queramos ponerle, sigue siendo lo mismo. Quienes más empeño ponen en negar la existencia de la lucha de clases suelen ser los que van ganando la batalla, que está claro que no es la clase trabajadora.

3. ¿Por qué hay que derogar reformas laborales como la de 2012?

Hay que derogar las reformas laborales porque han supuesto un recorte de derechos para las personas trabajadoras. Uno de los aspectos importantes de la reforma de 2012, y que supuso una pérdida importante para los trabajadores, fue, en caso de despido improcedente, la eliminación de los salarios de tramitación, que son los salarios devengados desde el momento del despido hasta la sentencia. Otro aspecto importante que habría que derogar sería la reducción de la indemnización por despido improcedente, que tendría que volver a ser de 45 días por año con un límite de 42 mensualidades, muy lejos de los 33 días por año con un límite de 24 mensualidades que tenemos en la actualidad. La derogación del reforma laboral de 2012 debería ser un primer paso, pero no deberíamos quedarnos ahí sino derogar también la reforma laboral del año 2010.

4. ¿Cuál es el juicio que más satisfacción te ha producido ganar?

El juicio que más ilusión te hace es siempre el último ganas, por simple que sea. No hay juicios más o menos importantes, porque para todas las personas que deciden reivindicar sus derechos su asunto es el más importante, y así hay que tratarlo.

5. Eres muy activa en Twitter. ¿Sirven para algo las redes sociales?

Claro que sirven. Sirven para que la gente manifieste su opinión, para tejer redes sociales y para informarnos al margen de lo que nos quieren vender los medios de comunicación de masas. En mi ámbito también sirven para informar a la gente sobre cuáles son sus derechos, para que puedan hacerlos valer. Es cierto que últimamente veo un cierto desánimo en relación con las redes sociales y leo que mucha gente dice que no sirven para nada, pero no debemos dejarlas y debemos seguir ahí porque si las dejamos nosotros, las van a tomar los defensores de la postverdad, antes llamada mentira.

6. Además de cómo abogada laboralista, en tu perfil de Twitter te defines como “una navarra perdida en Madrid”. ¿Qué tiene Navarra que no tenga Madrid?

Navarra tiene mis raíces, mi familia, mis amigas… Navarra me permite no olvidar de dónde vengo: una familia de clase trabajadora de Lerín, un pueblo de Tierra Estella. Tiene la tranquilidad que le falta a Madrid y es un lugar donde puedes acudir a parar, coger aire y respirar, algo que nos hace mucha falta a quienes vivimos en la capital.

7. ¿Y qué tiene Madrid que no tenga Navarra?

Madrid tiene bullicio, una vida social y cultural muy activa. Esta ciudad tiene la capacidad de que los que no somos de aquí nos sintamos como una madrileña más. También tiene muchas más oportunidades de trabajo que otros sitios, sobre todo en determinados sectores, como el que yo desempeño.

8. Además de abogada laboralista, eres columnista del diario ‘Berria’. ¿Cómo ves el panorama de los medios de comunicación?

Complicado. Los medios grandes siguen condicionando día a día la opinión de mucha gente, y ya sabemos en qué sentido la condicionan. Es necesario que los medios den una información veraz y que sea el propio lector, oyente o telespectador el que se forje su propia opinión. Es necesario que los medios no se dediquen a defender los intereses de los poderosos y a blanquear el fascismo como vemos que ocurre en la actualidad.

9. Tengo que preguntarte cómo ves a la izquierda en este momento de especial trascendencia y que parece apuntar hacia un cambio de ciclo…

Las personas de izquierdas estamos como siempre, intentando ver quién es más de izquierdas de todos y mientras tanto, la derecha, de manera callada, nos va comiendo espacio día tras día. Si, en vez de estar constantemente buscando las diferencias que tenemos, nos centráramos más en ver las cosas que tenemos en común, nos iría mucho mejor. Eso sí, tampoco debemos consentir que bajo el paraguas de la izquierda se recorten derechos a la mayoría de la población o se hagan reformas para beneficiar a quienes más tienen.

10. ¿Qué está en juego en las autonómicas del 4M en la Comunidad de Madrid?

Está en juego poder echar a la ultraderecha y a la derecha ultra. Nos jugamos nuestros servicios públicos: la sanidad pública, que, lejos de estar protegida por quienes nos gobiernan, cada día sufre un nuevo ataque; la educación pública, que ha permitido que los hijos de los trabajadores podamos acceder a una educación que nuestros padres ni imaginaron; la televisión pública de Madrid, que no gusta demasiado al Gobierno de Ayuso y que en anteriores etapas ya fue atacada. Está en juego nuestra libertad, pero en el buen sentido de la palabra, no como la entiende Ayuso. El 4M vamos a saber si los madrileños quieren seguir con el modelo de despilfarro de dinero público en beneficio de unos pocos, de recortes de servicios públicos, de fomento de la desigualdad… o si quieren cambiar a un modelo que haga lo contrario de lo que llevamos padeciendo tantos años en Madrid.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes