fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Internacional

Raúl Chicaiza, exagente de Inteligencia en Ecuador, implica al Gobierno de Lenín Moreno en extorsiones

El exagente de Policía ha denunciado en una rueda de prensa virtual que sufrió presiones, chantajes y promesas económicas de miembros del Gobierno de Moreno para implicar a Correa en el ‘Caso Balda’

Raúl Chicaiza extorsiones
El ‘caso Balda’

Es uno de los casos más flagrantes de persecución política en Ecuador, según lo definen miembros del anterior Gobierno, desde Rafael Correa a Raúl Chicaiza.

Los sucesos acontecieron en octubre de 2012, cuando Fernando Balda, opositor del Gobierno correísta y con vínculos con el expresidente colombiano, Álvaro Uribe, fue secuestrado durante una hora en la ciudad de Bogotá, Colombia.

Desde entonces, se conformó todo un aparataje internacional –político, judicial y periodístico– para implicar a Rafael Correa y a otras personalidades del ámbito público en el delito.

“Si tuviéramos una Justicia transparente, una Fiscalía transparente, tendríamos acceso a qué hacía Fernando Balda en Colombia. Pero yo, como agente de Inteligencia que estuvo a cargo del caso [...], debo manifestar que el señor Balda y la señora esposa, Vanesa, se dedicaban a vender equipos de tecnología para interceptación de celulares desde Colombia para el Ecuador. Todas estas pruebas las presentamos ante la justicia, pero parece que no les interesa”, afirmaba Chicaiza en la rueda de prensa, añadiendo poco después que a lo largo de la presente semana iría mostrando con diferentes recursos las pruebas que tenía en su poder.

Los secuestradores fueron juzgados en Colombia, confesando que recibían orden del Gobierno Nacional –encabezado por Correa– y de la Secretaría de Inteligencia. Chicaiza, tras un proceso judicial con cabos sueltos, cumplió condena por los acontecimientos.

“La justicia colombiana debería decir por qué esto amerita que sea un secuestro. Deben decir donde está el requerimiento. ¿Fue económico, político, social? Dentro de la policía mundial hay normas y protocolos para saber si fue un secuestro, un paseo millonario o una situación para llamar la atención y sacar beneficios a largo tiempo, como lo está haciendo Balda en Ecuador”, profería el exagente de inteligencia, en soslayada referencia a la candidatura de Balda a la Asamblea Nacional tras declinar su deseo de presentarse a presidente.

Chicaiza abre dudas sobre el procedimiento

Chicaiza, que actualmente se encuentra residiendo en Argentina debido a la petición de asilo que tramitó por las amenazas sobre su persona, asegura que dicho “pseudocaso” es otra pieza más en el puzle del robo del Estado de Derecho en Ecuador.

Según narró en la conferencia, habría sufrido presiones para confesar que recibía órdenes de Rafael Correa respecto al secuestro, todo ello orquestado desde las altas esferas del Gobierno de Moreno.

“Me reunía clandestinamente con Lenín Moreno para armar el montaje de su caso”, afirmaba, “nos sacaban de los centros de reclusión social intempestivamente con el fin de presionar y que se involucre con nuestro testimonio anticipado a altos mandos jerárquicos y, desde el Ejecutivo, al economista Rafael Correa”.

Raúl Chicaiza sostiene que el caso es político, y que fue utilizado tanto por el exministro del Interior, José Serrano, como por el exasesor presidencial, Santiago Cuesta Caputi, con la presión del exfiscal, Paúl Pérez Reina, para conseguir proscribir a Correa.

Rafael Correa, por su parte, siempre ha defendido su inocencia ante este hecho, tachándolo de un “claro caso de persecución política” en lo que parece ser el entramado de lawfare y presiones que asola actualmente al país latinoamericano.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. VicenteN

    1 de septiembre de 2020 20:21 at 20:21

    Chicaiza sigue sin contar todo lo del supuesto «secuestro» del mentiroso contumaz Fernando Balda. Se dedicaba a vender armas también en Colombia y siempre ha tenido buenas relaciones con el expresidente de Colombia, Uribe. Otro corrupto, y al menos, ocultador de los asesinatos habituales contra campesinos, cuando no cómplice directo de muchos de los asesinos paramilitares.
    La prensa española siempre olvida, en las cuestiones de América Latina, lo principal que tiene que ver con España.
    Los jueces españoles de la Audiencia Nacional, Félix Alfonso Guevara Marcos, Carolina Rius Alarcó y Carlos Fraile Coloma dictaminaron la entrega, extradición, desde España, a la más que evidente In»justicia» ecuatoriana, perseguidora política en estos tiempos de Moreno, de Pablo Romero Quezada que fue jefe de SENAIN (Secretaria Nac de Inteligencia) de Ecuador. Estos tres jueces sabían más que de sobra lo que ocurría en Ecuador y la falsedad de los testimonios, ahora perfectamente corroborada por el mismo testigo Chicaiza desde su exilio y sabían también lo muy corruptos y cobardes que son muchos jueces ecuatorianos. ¿Dió también el visto bueno, a la extradición, el gobierno español en febrero de este año? ¿Por qué motivos si se sabía que era un perseguido político y se le pedía la extradición para involucrar y perseguir al expresidente Rafael Correa y para impedirle presentarse a las elecciones del 2021 como vicepresidente?
    ¿Una vergüenza más para la «justicia» española. ¡Cuánto tienen que aprender de la europea! Una pregunta final: ¿Acaso la embajada USA tenía interés y los jueces de la Audiencia le hacen caso? (No sería la primera vez.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes