fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Deporte

Raúl Martín Presa, el presidente pirómano al que no quiere el rayismo

Raúl Martín Presa no es un presidente muy querido por su afición. Y eso que no tenía difícil mejorar a su antecesora: la inolvidable, no necesariamente para bien, Teresa Rivero. Sí, la esposa de Ruíz Mateos.

Se hizo con la práctica totalidad accionarial del club en medio de una crisis absoluta. El ex abogado de la otrora poderosa familia dueña de Rumasa, Joaquín Yvancos, ha declarado que lo hizo por 600 euros y pico y nunca los llegó a depositar ante notario. Y que fue el elegido, básicamente, porque era cercano a la familia y al OPUS DEI. Presa niega tal vinculación.

Raúl Martín Presa no es ningún magnate. Cuando entró con la vitola del salvador del club, con apenas 36 años, figuraba en los consejos de administración de algunas empresas del sector de las artes gráficas. Se supone que con su patrimonio podía afrontar la enorme deuda que arrastraba la entidad. Se calcula que no terminará de pagarla hasta 2035.

Uno de los periodistas más expertos en la actualidad de la franja, Carlos Sánchez Blas, ha valorado en alguna ocasión la situación deportiva del club como milagrosa. A Presa le ha acompañado la suerte a nivel futbolístico. El primer año en Primera se salvó gracias al inolvidable 'tamudazo¡. Después, encadenó una de las etapas más gloriosas del club, con Paco Jémez paseando valentía, toque y calidad con un presupuesto exiguo y una plantilla obligada cada año a reinventarse. El otro artífice de esos éxitos, el director deportivo Felipe Miñambres, acabó harto. Como tantos otros.

Es difícil entender a Presa. Así lo reconocía en LUH! otro rayista ilustre, el presentador Quique Peinado. Por a o por b, al rayito le han acompañado en los últimos años más incendios extradeportivos que informaciones relacionadas con el verde. Por poner sólo algunos ejemplos: la ocurrencia del Rayo Oklahoma, el enfrentamiento con un emblema del club como Michel en los juzgados o la idea de obligar a los abonados a pagar 50 euros más si querían asistir a los partidos del femenino. “Somos un club que defiende la igualdad entre hombres y mujeres. Y eso hay que hacerlo con derechos, pero también con deberes. Por eso hemos creado un abono exclusivo para el Rayo femenino”, señaló en la rueda de prensa.

Natalia Pablos, probablemente la jugadora más importante de la historia del equipo (marcó 350 goles con la franja y formó parte del histórico conjunto que ganó tres ligas), le ha acusado en más de una ocasión de querer acabar con la sección. Si no es así lo disimula muy bien. “Si en general el fútbol femenino ha ido creciendo, en el Rayo yo creo que ha sido todo lo contrario. El presidente [Raúl Martín Presa] no hace nada para que el equipo femenino sea un proyecto fiable y tenga progresión. Si no tratas bien a las jugadoras, se te van a ir a otros clubes y se irán también las niñas, que dejarán de pagar sus cuotas”, comentaba la recientemente retirada Alicia Gómez, histórica capitana. 

Paco Jémez, el último técnico (para muchos, pese a su poco exitosa segunda etapa, el mejor entrenador de su historia), se ha ido también sin pena ni gloria en medio de una tensa relación con su jefe. “Estuvimos sin hablar 5-6 meses”, reconoció, mordiéndose, en un gesto poco habitual, la lengua.

A Presa el aficionado medio le relacionará con el sonado escándalo de Román Zozulya. Primero, le intentó fichar frente a la oposición unánime del sentir de su afición. Después, cuando el ucraniano visitó Vallecas con el Albacete, suscribió el relato de la Liga de Javier Tebas, considerando a la institución, al jugador y a su persona como “víctimas” de la situación. En una de las ruedas de prensa posteriores, reprodujo, sin cantarlo, el cántico de una buena parte de la grada: “Román Zozulya, un puto nazi, lolololololo”

Ahora, también, será el responsable de aceptar que la casa de apuestas William Hill patrocine las camisetas de un barrio afectadísimo por la lacra. Enseguida ha surgido un eslogan alternativo para la empresa. “Vallekas, dónde odian las apuestas”.



Martín Presa no parece querer dejar de ser un presidente pirómano. Mientras no se vaya del club, alrededor del minuto 24 (en homenaje al año de la fundación, hace 96 años) se seguirá escuchando un cántico que se sabe hasta el utillero del rival. Dice así: “No queremos ver como hundes al Rayo. Escucha al aficionado, Presa márchate”. Y el Estadio, situado en la Albufera, se llena de bufandas con la cara del presidente y unas orejas de Mickey Mouse.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA