fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Rocío Carrasco: la diferencia entre contar y demostrar

Las mentiras de Antonio David Flores han podido ser creídas durante 20 años por la misma razón que la ultraderecha ha logrado asentar ciertas "verdades como puños" que son mentiras como castillos

Rocío Carrasco Antonio David Documental violencia machista

La docuserie de Telecinco ha finalizado, al menos la primera temporada en la que la hija de Rocío Jurado ha contado y documentado el terror machista que lleva sufriendo desde hace más de 20 años por el padre de sus dos hijos. El programa ha conseguido algo mucho más importante que buenos índices de audiencia y es marcar un antes y un después en el tratamiento de la violencia de género, levantar las alfombras del modus operandi de la prensa, señalar con el dedo acusador al poder judicial y explicar al gran público las enormes heridas invisibles que sufren las víctimas del terror machista.

En un país donde la prensa, y no solamente la rosa, vive de contar testimonios sin pruebas, la docuserie de Rocío Carrasco ha acompañado todo su relato de víctima de violencia de género con autos judiciales, denuncias, informes médicos y recortes de prensa e imágenes de televisión donde se prueba que Antonio David Flores ha ejercido una violencia criminal contra la madre de sus dos hijos que llevó a ésta a intentar quitarse la vida en agosto de 2019.

Rocío Carrasco no ha contado, ha demostrado. Con papeles, que es como se demuestran las acusaciones, ha retratado con detalle la violencia continuada que lleva sufriendo desde que planteó a su exmarido que quería poner fin a la relación de pareja. Pero la hija de Rocío Jurado ha demostrado mucho más que su condición de víctima. Ha puesto sobre la mesa que los medios de comunicación de este país, y no sólo la prensa rosa, pueden hundir la vida de una persona sin más pruebas que la declaración interesada de alguien.

Informar sin pruebas ocurre en la prensa rosa, pero ha ocurrido y ocurre también en la denominada prensa seria, que ha conseguido a base de titulares y denuncias falsas que gran parte de los españoles crean que Podemos ha sido financiado por Venezuela, que una asesora de Irene Montero ejerce de niñera de sus hijos a cargo del erario público o que el exministro de Sanidad, Salvador Illa, tuvo coronavirus y no guardó cuarentena tras la difusión de una falsa PCR por un tuitero vinculado a la ultraderecha.

Rocío Carrasco ha demostrado con pruebas irrebatibles lo fácil que es hundir la imagen de una persona a través de los medios de comunicación y el nivel de indolencia de un oficio que confunde relato con verdad. Lo que ha sufrido la hija de Rocío Jurado se podría haber frenado desde el primer momento. Sólo habría hecho falta que Antonio David Flores hubiese tenido que acreditar alguna de las muchas acusaciones falsas que ha vertido contra la madre de sus hijos.

La mentira que ha permitido que Antonio David Flores se pasee durante 20 años por infinidad de revistas y platós de televisión, con su consiguiente enriquecimiento económico, no es más que la explicación de por qué los medios de comunicación españoles son los que menos confianza generan entre los ciudadanos españoles de toda la UE, según el Eurobarómetro publicado en abril. Las mentiras de Antonio David Flores han podido ser creídas durante 20 años por la misma razón que la ultraderecha ha logrado asentar ciertas "verdades como puños" que son mentiras como castillos.

Lo que ha puesto en evidencia Rocío Carrasco en horario de máxima audiencia, además del horror sufrido y que el poder judicial es profundamente hostil contra las víctimas de violencia de género, es la diferencia entre contar y demostrar. Contar es lo que ha hecho Antonio David Flores durante veinte años y muchos periodistas españoles. Como Ana Rosa Quintana o Ana Terradillos, quienes han llegado a convertir en noticia los falsos informes elaborados por las cloacas del Estado, un aparato parapolicial, creado por el Ministerio del Interior del Gobierno de Mariano Rajoy, para espiar a Podemos y crear pruebas falsas que impidieran que los morados ganaran las elecciones como vaticinaban las encuestas en 2015. Demostrar es lo que ha hecho Rocío Carrasco, quien ha acompañado cada acusación con documentación oficial.

Los periodistas que han hundido la vida a Rocío Carrasco se van a seguir sentando en los platós de televisión. Sólo han necesitado perdón para ser absueltos, pero los cumpleaños, abrazos, amaneceres y días felices que Rocío Carrasco se ha perdido de sus hijos son irrecuperables.

Lo mismo que una abogada debe responder si actúa de mala fe en contra de su defendido, que un médico puede ser juzgado por negligencia profesional o que un camionero será multado si se salta las normas de tráfico, el derecho a la información está exigiendo a gritos una ley que ponga fin a la impunidad de mentir. Nos va la democracia en ello.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. ESTRELL@

    4 de junio de 2021 07:32 at 07:32

    gracias por el articulo:

    En ese país encontraron la gallina de los huevos de oro , el cotilleo nacional en tv y en la prensa, de los famosos.
    Efectivamente una ley para proteger a la gente de su ignorancia y de su morbosidad.
    Nunca me ha interesado conocer detalles de la vida de nadie, a no ser que esa misma persona quisiera contármelo.
    Creo que eso hace que la mirada hacia afuera mantiene a la gente distraída de sus preocupaciones y de las observaciones que deberían de hacer en sus propias vidas.
    cuando el poder económico se antepone a los principios vamos mal .
    Y cuando un burro sigue una linde… todos los demás van detrás.

  2. Josu Monreal

    5 de junio de 2021 12:28 at 12:28

    De Ana Rosa mejor no hablar, es una anciana que vive en el pasado, en mi opinión en una burbuja de corrupción donde se ha metido…y sé que ella no es así.

    De Rocío Flores, todo mi apoyo, la veo una mujer dulce, con sus defectos, pero su introversión la ha hecho meterse más y más en si misma, y por su silencio la han condenado, porque el otro, para mí un claro caso de psicópata, y lo digo porque conozco un caso similar, la ha machacado sin piedad en los medios, construyendo una historia paralela, con además a aquiescencia de una parte de su familia política…Estoy por ello emocionado por esta nueva entrega que llega en otoño para desenmascaralos, porque del otro, de su ex, no me ha sorprendido nada.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes