fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Telecinco y Eduardo Dato

Ayer, 8 de marzo, con motivo del centenario del atentado que costó la vida al Presidente de Gobierno Eduardo Dato, Telecinco dedicó varios minutos de su informativo a lanzar ditirambos de la figura del político conservador, contando incluso con la presencia de María Pilar Espinosa de los Monteros y Sanz Tovar, actual duquesa de Dato.

Además de la exageración evidente que supone decir que la base de toda la legislación laboral y de Seguridad Social es Eduardo Dato (con evidente olvido de figuras tan importantes como Segismundo Moret, José Canalejas, Gumersindo Azcárate o el mismo conde de Romanones, creador del retiro obrero como primer seguro social obligatorio) el reportaje obviaba, también, las facetas más oscuras del personaje.

Si la Ley de Accidentes de 1900 o el Ministerio de Trabajo de 1920 pueden figurar en su haber, en su debe habrá que hacer constar también la traición a su jefe de partido, Antonio Maura, en 1913, no teniendo inconveniente en escindir el Partido Conservador entre “idóneos” (los que le siguieron) y “mauristas”.

En ese debe, habría que situar, también, las maniobras de Dato para provocar el adelanto de la huelga general de agosto de 1917. El balance oficial de la provocación fue de 71 muertos, 156 heridos y 2000 detenidos. No está mal para un “reformador social”.

Por último, al hablar de Eduardo Dato Iradier, es imprescindible referirse al giro hacia la represión de su último Gobierno a partir del nombramiento del general Martínez Anido como Gobernador Civil de Barcelona en noviembre de 1920. Ello supuso el apoyo y financiación de bandas de pistoleros al servicio de la patronal y la utilización por los cuerpos de policía de la llamada “ley de fugas”, que suponía el asesinato a sangre fría de los presos con la excusa de que habían intentado fugarse.

Menos de un mes antes del atentado, en febrero de 1921, Julián Besteiro, diputado socialista, preguntaba al Gobierno: “¿Puede haber un hombre de gobierno, sea de las opiniones políticas y sociales que sea, que piense que para acabar con la actuación de unas bandas terroristas hay que dejar que actúen otras bandas terroristas? (…) Es preciso que el Gobierno diga claramente si las doctrinas, las declaraciones del señor Martínez Anido, los actos realizados por la fuerza pública, de los cuales, naturalmente, es responsable inmediato su jefe, el sr. Martínez Anido, son autorizados, compartidos, sancionados con la aprobación del Gobierno, o no?”. La contestación de Bugallal, Ministro de Gobernación de Dato, no dejó lugar a dudas: el Gobierno estaba al lado del Sr. Martínez Anido. “Y nada más”.

No es raro que Pedro Mateu, uno de los tres anarquistas autores del atentado, declarara al ser detenido: “Yo no disparé contra Dato, a quien ni siquiera yo conocía, sino contra un presidente que autorizó la más cruel y sanguinaria de las leyes: la Ley de Fugas”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. Topo Gigio

    9 de marzo de 2021 19:52 at 19:52

    Ya sabemos las fuentes de las que bebió Felipe Gal natural, para combatir el terrorismo. Terrorismo de Estado.

  2. J7

    10 de marzo de 2021 00:03 at 00:03

    En efecto, Topo G. FelipeX abjuró de Marx, P.Iglesias Posse, Besteiro y del sursum corda para bailar al ritmo que le marcaban sus financiadores.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes