fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

La Librería

Un ciego con una pistola – Chester Himes

Un ciego con una pistola – Chester Himes

“Toda violencia desorganizada es como un ciego con una pistola”

Verano de 1960. Harlem a punto de ebullición. El calor enloquece. Un mormón con 12 mujeres y 26 hijos esconde tres cadáveres en el sótano de una antigua funeraria. Ataúd Johnson y Sepulturero Jones investigan el caso. Dos policías negros tratan de imponer orden aplicando la ley blanca en el barrio más negro de Nueva York.

Pero en 'Un ciego con una pistola', como en toda buena novela negra, lo importante no es resolver el crimen, sino entender las relaciones de poder que lo posibilitan. Entender la ciudad. Y en el convulso Harlem de los años sesenta la pugna por liderar la comunidad negra lo determina todo. Musulmanes negros, predicadores que venden entradas al cielo, Black Panthersy seguidores del 'Jesús negro' coexisten en el territorio delimitado por 110thstreet al sur, el río Hudson al oeste y  155thstreet al norte.

Chester Himes creció en Jefferson City (Missouri) bajo el yugo de las leyes Jim Crow. Recuerda cómo un día en la escuela a su hermano Joseph le explotó un barril de pólvora que le dejó ciego. Le llevaron de urgencia al hospital, un hospital blanco, en el que se negaron a atenderle. “Mi padre suplicó y lloró. Mi madre buscaba en su bolso un pañuelo para limpiar sus lágrimas pero yo deseaba que fuera una pistola”. Ese día nació su conciencia racial.

Durante su adolescencia trabajó de botones en un hotel, hasta que una caída de doce metros por el hueco del ascensor le estropeó la columna vertebral. Con la pensión de invalidez se matriculó en  la Universidad Estatal de Ohio y se compró un abrigo de mapache de 300 dolares, una pipa de caña larga, un traje y un Ford T Roadster. Su padre le enseñó que no hay nada que odie más un blanco que un negro con un buen coche y tomó nota. Con sus nuevas adquisiciones Chester estaba comprando un nuevo estatus social que le daría acceso a un lugar al que los negros solo entraban para fregar los platos: los colegios mayores de la universidad. No duró mucho su etapa como colegial, a los pocos meses fue expulsado por sacarse un porcentaje llevando a estudiantes blancos a burdeles del extrarradio.

A partir de entonces, Himes, tanteó con el juego y con delitos menores. A los 19 años fue arrestado y condenado a veinte años de cárcel por robo a mano armada. Cumplió siete, y entre rejas, inspirado por Dashiell Hammett, comenzó a escribir. Comprendió que el odio era el lenguaje común entre los oprimidos y los opresores y pensó el significado de ser negro en el Harlem de los años sesenta. Sin victimismos. Sin compasión. Se ganó tanto el desprecio de los progres blancos como el de la burguesía negra con “cara de África y corazón de Wall Street”. Chester Himes es droga dura. Pasen y lean.

* Un ciego con una pistola (Chester Himes)

* Editorial: RBA

* Nota: 8

*PVP: 9,95€

* Número de páginas: 283

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA