fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Un informe alertó de que el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sahara que hizo Trump amenaza “la integridad territorial de España”

‘Marruecos, el Estrecho de Gibraltar y la amenaza militar sobre España’ está editado por el Instituto de Seguridad y Cultura y fechado el pasado mes de abril.

Un informe alertó de que el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sahara que hizo Trump amenaza “la integridad territorial de España”
Donald Trump

El informe ‘Marruecos, el Estrecho de Gibraltar y la amenaza militar sobre España’ –editado por el Instituto de Seguridad y Cultura, fechado el pasado mes de abril y elaborado por Guillem Colom, doctor en Seguridad Internacional; Guillermo Pulido, doctorando en Estudios Estratégicos, y Mario Guillamó, graduado en Ciencias Políticas y de la Administración– alertó de que el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental, que hizo el anterior presidente de Estados Unidos, Donald Trump –del Partido Republicano–, y al menos por el momento mantiene el actual, Joe Biden –del Partido Demócrata–, amenaza “la integridad territorial de España”.

El informe, que pasó bastante desapercibido cuando fue publicado, cobra fuerza después de que Marruecos haya permitido a miles de marroquíes –muchos de ellos, menores de edad– atravesar sin ningún problema su frontera con España por Ceuta, días después de advertir a España de que su acogida al político saharaui Brahim Ghali –secretario general del Frente Polisario y presidente de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática)–, quien desde el pasado 20 de abril está ingresado en un hospital de Logroño para ser tratado de covid, tendría “consecuencias”, pues las buenas relaciones entre ambos Estados son “una responsabilidad compartida” que requiere “el compromiso permanente de salvaguardar la confianza mutua, una cooperación fructífera y la salvaguarda de los intereses estratégicos de dos países”.

Trump manifestó el pasado 10 de diciembre, como casi siempre vía Twitter, que reconocía la soberanía del Reino de Marruecos sobre el Sahara Occidental y que Estados Unidos abriría un consulado en el Sahara. La declaración presidencial de Trump podría haber sido revertida por Biden, pero ni lo ha sido ni, probablemente, lo será, y es que según diversas fuentes el secretario de Estado [ministro de Exteriores] estadounidense, Tony Blinken, anunció el pasado 30 de abril a su homólogo marroquí, Nasser Bourita, que Biden no revertirá, al menos por el momento, la declaración presidencial de Trump, es decir el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental.

Poco después de la declaración presidencial de Trump, el presidente del Gobierno marroquí, Saadeddine Othmani, expresaba su intención de situar Ceuta y Melilla en la agenda exterior de Marruecos, según destaca el informe del Instituto de Seguridad y Cultura, que insiste en “dos aspectos clave”: por un lado, “el proceso de rearme marroquí y las mejoras en sus capacidades militares como producto de su competencia con Argelia”; por otro lado, esa “posible redirección de su atención a Ceuta y Melilla tras lograr el reconocimiento de su soberanía sobre el Sahara Occidental”. “Combinados, ambos elementos podrían incrementar los riesgos en la región del Estrecho de Gibraltar y la amenaza militar sobre España”, advierte el documento, que también se refiere a “la posible presencia de militares estadounidenses en suelo del Sahara Occidental en las próximas maniobras Africa Lion 2021”, que junto con el mantenimiento de la declaración presidencial de Trump por parte de Biden “puede ser el paso definitivo para el reconocimiento de la soberanía marroquí” sobre el Sahara Occidental.

El informe destaca que “el reconocimiento estadounidense de la «marroquinidad del Sahara Occidental» no se realiza en el vacío” y que con este “espaldarazo político” dado a Marruecos por Trump “el esquema político y las relaciones existentes en el Magreb-Sahel y el África Subsahariana, entre sí y para con el exterior, pueden cambiar”, en el sentido de que el reconocimiento “socaba el poder excolonial y de facto de Francia (y España, en menor medida) como una potencia económica y política en la región”. “Esta oportunidad puede ser rentabilizada por Marruecos hasta el punto de conseguir su siguiente meta después de la reclamación territorial: alzarse como potencia regional. La condición de aliado preferente de Estados Unidos perfila su imagen de Estado mediador y ejemplar para el resto de los países africanos en materia contraterrorista, diplomática y económica. La obtención de una posición central de Marruecos en el escenario norafricano desplazaría a otros países europeos con intereses continentales, como España, Francia o Italia”, insiste el documento, que advierte de que “Marruecos se puede convertir en una punta de lanza de la estrategia estadounidense en el norte de África”.

El informe recuerda asimismo que “una parte de la mentalidad y cultura estratégica marroquí tiene como ensoñación seguir una agenda de expansión territorial acorde con el viejo concepto del «Gran Marruecos»”, lo que “implica controlar las plazas de Ceuta y Melilla”, y destaca que Othmani ha asegurado que España viene apoyando la postura de Marruecos sobre el Sahara a cambio de que Marruecos no le plantee problemas sobre Ceuta y Melilla –y viceversa–, por lo que si la soberanía marroquí sobre el Sahara quedara oficialmente reconocida, “entrarían en las discusiones bilaterales”.

“El reconocimiento estadounidense de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental plantea un desafío para la seguridad nacional en una doble vertiente: por un lado, el conflicto entre Marruecos y Argelia podría alcanzar altos niveles de hostilidad, con efectos que se proyectarían por toda la región del Estrecho de Gibraltar. Por otro lado, el rearme marroquí y la consolidación de su control sobre el Sahara Occidental podría, a más largo plazo, significar un desafío para la integridad territorial de España”, concluye documento del Instituto de Seguridad y Cultura.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. Agustín Montes C.

    18 de mayo de 2021 17:47 at 17:47

    Para ese maldito país, crear conflictos, desastres y beligerancia fuera de sus fronteras es la manera perfecta de asegurarse una red de clientes para su industria armamentística y, de paso, para garantizar su supremacía militar, haciendo de la guerra y la muerte sin sentido un negocio muy lucrativo.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes