fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Un plan para blindar la vida en la Comunidad de Madrid

Un plan para blindar la vida en la Comunidad de Madrid

JESÚS SANTOS (coordinador general de Podemos Comunidad de Madrid)

Más vale prevenir que curar. El refranero podría servir de brújula en estos tiempos. Sin embargo, Isabel Díaz Ayuso y el PP han decidido hacer todo lo contrario y convertirse en el Gobierno del Desastre.

Es cierto que nadie podía prever la pandemia. Sin embargo, nadie podrá decir que, una vez pasada la primera ola de contagios, no sabía que el riesgo de los brotes era real y había que rastrearlos, que en septiembre comenzaban las clases, que había que medicalizar las residencias para evitar que se repitiera la tragedia de principios de año o que, con el fin de las vacaciones de agosto, decenas de miles de personas usarían el transporte público para ir a trabajar.

Tras 25 años de recortes, privatizaciones y corrupción, el PP se ha abonado a la inacción y a la improvisación como recetas. El Gobierno del Desastre no ha tomado ninguna decisión con previsión, y sólo ha actuado cuando la presión social y mediática le han obligado.

Para llegar a septiembre con los deberes hechos, las medidas deberían haberse puesto en marcha mínimo en junio. Pero no ha sido así y ahora toca correr, improvisar, lanzar fuegos artificiales para maquillar la chapuza mientras se piden rastreadores al Ejército o estados de alarma tras haber cargado contra esta figura en el pasado.

El Gobierno del Desastre del PP de Ayuso necesita una respuesta firme que ponga los medios públicos suficientes para derrotar al virus desde una perspectiva comunitaria. Esto es lo que, desde Podemos Comunidad de Madrid, hemos definido como el Plan para el Blindaje de la Vida, que hemos concretado en seis puntos.

En primer lugar, para blindar la vida proponemos multiplicar por diez los rastreadores. Esto es sentido común. Necesitamos personal suficiente para responder ante los rebrotes, tanto presentes como futuros.

En segundo lugar, consideramos necesario que la Atención Primaria funcione al 100% de su capacidad. Para ello, es imprescindible invertir en personal, medios e infraestructura para fortalecer la cercanía y la resiliencia de nuestra sanidad pública.

En tercer lugar, invertir para alcanzar la ratio de 15 alumnas y alumnos por aula. Mientras tanto, debemos apoyar la presión del sindicalismo y la comunidad educativa para que los anuncios hechos por el Gobierno autonómico se conviertan en realidad.

En cuarto lugar, hay que dar respuesta a los problemas de conciliación de todas las madrileñas y madrileños. Las consecuencias de la pandemia han colocado este debate encima de la mesa, pero la clave está en si tenemos la capacidad de darle respuesta. Para lograrlo, proponemos crear una empresa pública de cuidados como mejor herramienta democrática y feminista para garantizar la conciliación.

En quinto lugar, es urgente la medicalización inmediata de todas las residencias, tal como acreditan ya varias órdenes judiciales del TSJM. Esto es imprescindible para que nuestros mayores estén seguros y que, lo ocurrido hace unos meses, no se vuelva a repetir.

Y en sexto lugar, proponemos doblar la flota y el personal del transporte público en horas de mayor afluencia para evitar aglomeraciones. La respuesta dada hasta el momento, además de improvisada, ha sido insuficiente. Debemos poner todos los medios para garantizar la seguridad en el transporte público madrileño.

Ni son medidas revolucionarias, ni pedimos el cielo. Solo proponemos algo de sentido común: hacer lo necesario para prevenir y atender con rapidez los contagios. Ni más ni menos.

Aunque la respuesta a la pandemia es urgente, no podemos descuidar el medio plazo. La reconstrucción abrirá la disputa sobre qué modelo de región queremos construir.

Esto se presenta como una oportunidad para modernizar nuestra región en un sentido democrático, feminista y respetuoso con nuestro planeta. Para aprovecharla, será determinante la capacidad que tengamos de colocar en el debate público cuestiones tan importantes como la reindustrialización bajo coordenadas verdes y digitales, la revolución de los cuidados o el cumplimiento efectivo del derecho constitucional a la vivienda, entre otros tantos temas.

Si en lo inmediato nos jugamos la vida, a medio plazo nos jugamos el futuro. Nuestro partido debe prepararse para enfrentar estos retos, porque no podemos fallar.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes