fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Cultura

Víctor Erice, el cineasta que nos enseñó el Sur

A sus 80 años recién cumplidos, y con sólo tres largometrajes en solitario en su haber – El espíritu de la colmena, El Sur, El sol del membrillo -, Víctor Erice es un director de tesis doctoral. Militante del PCE clandestino, vivió la España franquista desde una perspectiva muy particular, la escuela de cine contestatario. La Escuela Oficial de Cinematografía (EOC) era por aquel entonces un "nido de rojos" desde donde se combatía el cine de propaganda impulsado por el régimen, y Bardem, Berlanga o Carlos Saura vagaban por sus pasillos. Erice llega a la escuela tras terminar sus estudios en Ciencias Políticas y Derecho y puede que por ello su visión del cine estuviera tamizada por un realismo crítico, que incorporaba un elemento de reflexión a su producción artística.

Heredero de la cotidianidad sincera del neorrealismo italiano, de la épica y del uso de planos generales del western norteamericano, y de la sobria puesta en escena del cine japonés, su escueta filmografía deja, paradójicamente, un inmenso legado. “Fundamentalmente para mí el cine es un medio de conocimiento de las cosas. Trato, a través del cine, de comprender un poco mejor el mundo donde vivo, a los demás y a mí mismo. A través de una película trato de descubrir algo que no sé, que no conozco antes de hacerla. Por eso para mí el cine, las películas son en cierto modo una aventura interior”, señalaba el propio Erice durante una conferencia en el Lincoln Center de Nueva York en 1995.

La mirada cinematográfica de Erice se caracteriza por la importancia del paisaje interior. Los caminos, las alamedas, los campos yermos de Castilla, sirven a sus personajes para establecer un diálogo interior con sus propias encrucijadas y soledades. Esto es especialmente relevante en el caso de las mujeres y los niños que protagonizan sus películas. Tal y como señala el profesor Luis Deltell, “las mujeres de Erice se acercan a los balcones, a los cristales, no a ser vistas ni a escudriñar a sus conciudadanos, sino a observarse a ellas mismas, a buscar en su interior”1.

El peligro de hacer cine con niños es no darles su propia voz, pero Erice se acerca a ellos desde un profundo respeto al mundo mágico de la infancia, sin trazas de paternalismo, permitiéndoles ser guías del proceso creativo. Cuenta Icíar Bollaín, que interpreta a Estrella en El Sur, en una entrevista en Otra Vuelta de Tuerka2, que el cineasta permitía vivir la grabación de la película a las niñas como si fuera un juego, creando un espacio de intimidad para ellas y protegiéndolas del ruido del rodaje.

El director vasco, seleccionó a Ana Torrent, para coprotagonizar El espíritu de la colmena tras una breve conversación que mantuvieron en el patio del colegio: "¿Sabes quién es Frankenstein?", le preguntó Erice. "Sí, pero todavía no me lo han presentado", le contestó Ana. Esa respuesta, que revelaba una mirada de la infancia que aún no diferencia el mundo imaginado del mundo real, se ajustaba perfectamente a una película que se mueve en la dialéctica entre verdad y ficción. Por ello en el filme Frankenstein – el miliciano fugitivo – sólo puede ser convocado por una niña que aún conserva intacta la capacidad de entender que todo lo que es, significa.

El sur es una referencia permanente en el cine y la literatura: El alegato en forma de poema de Mario Benedetti, El sur también existe, al que luego pondría música Joan Manuel Serrat; el sur en las novelas de aventuras de Melville; la reflexión de Montalbán sobre la posibilidad o imposibilidad del sur en Los mares del Sur; la propuesta eliotiana de contemplar la vida desde otras latitudes: "Leer hasta entrada la noche y en invierno viajar hacia el sur"; el lamento del poeta italiano Salvatore Quasimodo: "Pero ya nadie me llevará al sur..."; Sur, la película que dirigió Pino Solanas en honor a todos los que dijeron NO y mantuvieron la dignidad en el Cono Sur frente a una opresión diseñada en despachos del norte; la propuesta de una nueva cartografía del pintor uruguayo Joaquín Torres García: "Nuestro norte, es el sur"; el tango Vuelvo al sur con la voz de Astor Piazzolla...

Pero, ¿qué simboliza la metáfora de el sur para Víctor Erice? En su película inacabada, el sur nunca llega a aparecer como realidad, sino únicamente como memoria y deseo. El rodaje, interrumpido por parte del productor Elías Querejeta, no permitió finalizar una historia que se cerraba con el viaje de Estrella a ese sur imaginado para conocer la vida que no pudo ser de su padre. Tal y como cuenta el propio Erice en una entrevista3, el filme terminaría con Estrella hojeando en el tren de vuelta a casa un ejemplar de En los mares del sur de Melville e iniciando un viaje a un sur aún más remoto, al sur del sur, mientras se escucha la voz en off de Fernán Gómez: "Hay en el mundo unas islas que ejercen sobre los viajeros una irresistible y misteriosa fascinación. Pocos son los hombres que las abandonan después de haberlas conocido; la mayoría dejan que sus cabellos se vuelvan blancos en los mismos lugares donde desembarcaron; hasta el día de su muerte, a la sombra de las palmeras, bajo los vientos alisios, acarician el sueño de un regreso al país natal que jamás cumplirán. Esas islas son las islas del Sur. Cuentan que en ellas estuvo en tiempos el Paraíso."

1     DETELL ESCOLAR, Luis; “Víctor Erice en la Escuela Oficial de Cinematografía. Elogio de la incomunicación”, Área Abierta (Universidad Complutense de Madrid), julio de 2016. Leer aquí.

2     OTRA VUELTA DE TUERKA, Público TV, noviembre de 2014. Ver aquí.

3     VERSIÓN ESPAÑOLA. Entrevista a Víctor Erice. RTVE. 2011. Ver aquí.

Comparte esta noticia

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA

Click para comentar

Queremos garantizar que los debates y comentarios que se generen en nuestras noticias sean de la calidad que cada una de vosotras y vosotros merece. Por ello, tan solo nuestras socias y socios tienen la posibilidad de interactuar de esta forma, ÚNETE AQUÍ y colabora con la información que no rinde tributo a intereses privados ni poderes económicos.

Si tan solo quieres leer los comentarios,
PUEDES REGISTRARTE COMO USUARIO/A

QUEREMOS SER UN DIARIO DIGITAL SIN INGRESOS POR PUBLICIDAD.

Las noticias que lees cada día en los medios no son gratis, alguien las paga.

En LA ÚLTIMA HORA! queremos ser independientes, solo queremos depender de ti.

HAZTE SOCIO AHORA